Plan de EEUU reactivará la economía en varias etapas.

El plan de estímulo aprobado por el Congreso posiblemente sacuda la economía de Estados Unidos (EEUU) en olas sucesivas: un alivio a consumidores, empresas y estados escasos de dinero, y luego gastos en carreteras, empresas de servicio público y el transporte público a fin de crear empleos. Si bien tomará tiempo para que el plan obre su efecto, y es probable que el desempleo siga aumentando durante meses, la medida empezará a reanimar el crecimiento económico en Estados Unidos para fines del año, dijeron varios economistas.
“La actividad económica comienza a incrementarse en el tercer trimestre de 2009, pero el mayor efecto del proyecto de estímulo tiene lugar en el 2010”, dijo el economista Ray Fair, profesor de la Universidad de Yale, que ha modelado en su página web los efectos del proyecto.

Fair y otros economistas dicen que los primeros indicios de que el plan está surtiendo efecto deben de notarse en el gasto del consumidor y las ventas al por menor, dos elementos cuyo descenso ellos esperan cese a mediados del año. El próximo signo puede que surja en la inversión empresarial, según las compañías cobran más confianza en un aumento de las ventas. El indicio final del éxito sería un viraje hacia arriba en un mercado laboral que ha perdido 3,6 millones de empleos desde el comienzo de la recesión en diciembre del 2007.

Esperanza. “La esperanza es que, con el estímulo, dejemos de perder empleos para fines de este año”, dijo Josh Bivens, miembro del Economic Policy Institute, grupo de investigaciones de Washington alineado con los sindicatos de trabajadores.

El plan contiene una reducción de impuestos para individuos y familias este año y el siguiente. Los trabajadores verán el alivio en una menor retención de impuestos sobre la renta personal en sus cheques salariales. “Podemos cambiar esas tablas de retención muy rápidamente para que la gente vea de inmediato que entra más dinero en sus cuentas bancarias”, dijo ayer Christina Romer, presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, en una entrevista con Bloomberg Television.

Método nuevo. Muchos economistas argumentan que tal método, ausente en los programas de estímulo anteriores, será más efectivo en lo que a aumentar la demanda se refiere, porque los consumidores se sentirán menos inclinados a ahorrar el dinero o a usarlo para saldar deudas.

Algunos economistas argumentan que las reducciones temporales de impuestos apenas estimulan el crecimiento económico porque los consumidores solo alteran sus hábitos de gasto a partir de cambios de ingreso que consideran permanentes. Para conseguir que gasten más, dice el argumento, hay que bajar las tasas de impuestos de una vez por todas.

El plan también contiene partidas de dinero para los estados, la mayoría de los cuales tienen déficits de presupuesto. (Bloomberg)