Plan de Emergencia alcanzará sólo a quienes vivan en la ‘indigencia’

A 48 horas del inicio de las inscripciones para el Plan de Asistencia Nacional a la Emergencia Social (Panes), las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (MDS) dejaron en claro ayer miércoles que el público destinatario de esa ayuda es solamente el que se encuentra en situación de indigencia y aseguraron que la propuesta no debe ser considerada como un seguro extra de desempleo.

En lo que pareció ser un intento por no generar falsas expectativas en los potenciales destinatarios del Panes, jerarcas del MDS expusieron durante casi una hora ante un nutrido grupo de periodistas cuáles son las condiciones que deben reunir los posibles beneficiarios.

En ese sentido, indicaron que si bien mañana viernes se inician las inscripciones para el Panes en las oficinas del Banco de Previsión Social (BPS), llegado el momento será el MDS quien tomará la decisión y asumirá la responsabilidad.

Mañana viernes en las oficinas del BPS de todo el país comienzan las inscripciones para el Panes, una de las iniciativas centrales del gobierno del presidente Tabaré Vázquez. La inscripción se complementará con la visita de estudiantes universitarios a aquellos lugares en los que no hay locales del organismo previsional cerca de las zonas de residencia.

En ambos casos, además, los casi 300 estudiantes universitarios realizarán una entrevista con los habitantes de esos hogares, para ver si cubren determinadas condiciones establecidas en un formulario que son imprescindibles para acceder a los beneficios del Panes. Accederán al Panes quienes vivan en «indigencia», condición que quedará definida a partir de una serie de condiciones (ver nota aparte).

RESPONSABLE. A media mañana de ayer viernes, las autoridades del MDS convocaron a una conferencia de prensa en el edificio que desde la semana pasada ocupa esa secretaría de Estado, ubicado en Río Branco y Uruguay.

La ministra Marina Arismendi contó que mañana viernes se abren las inscripciones para el Panes en las oficinas del BPS y que luego se evaluará las condiciones de vida de la persona para ver si pueden ser beneficiados.

«Las condiciones de vida en que la familia vive son determinantes a la hora de evaluar si ese hogar va a ingresar al Plan de Emergencia», dijo Arismendi «Una persona puede ganar $1.300 (…) y (vive) sola, tiene un hogar donde seguir viviendo desde las épocas en que trabajaba (…), no es idéntica a una persona que tiene ese ingreso pero viven 10 en una pieza, o que están en un asentamiento o sin donde dormir. No es lo mismo un hogar donde uno o dos adultos haya terminado la educación, que constituye un apoyo para que sus hijos concurran, que aquellos en los cuales durante generaciones se viene abandonando la educación», explicó la ministra.

Arismendi explicó que cuando una persona se anota ante el BPS «lo que hace es aspirar» al Panes. El organismo, agregó, pasa los nombrse al MDS, que hace «la verificación» a través de visitas de estudiantes universitarios.

«Los responsables de determinar quién está en condiciones de ser protagonista del Plan de Emergencia y quién no, es el MDS», agregó.

VERIFICAR. A su turno, la viceministra Ana Olivera dijo que el Panes está destinado a los 40 mil hogares que viven en situación de pobreza «crítica» o «extrema», que no están en condiciones de «cubrir sus mínimas necesidades».

«Recibimos todos los días llamadas telefónicas que nos dicen ‘me quedé sin trabajo ayer, ¿entro en el Plan de Emergencia?’. No es un plan dirigido a los desocupados en general, es un plan en los cuales su ingreso está en la indigencia y no solamente son los ingresos, sino las condiciones de vivienda, de salud (…), de otras capacidades», explicó.

Al igual que Arismendi, Olivera explicó que después de la inscripción en el BPS, el MDS verificará si puede acceder al plan.

«Seremos nosotros los que pongamos la cara para explicar aquel que consideramos que no debe estar incluido en el Plan de Emergencia», aseguró.

En tanto, la directora de Coordinación del Panes, Berta Sanseverino, dijo que el plan, además del ingreso ciudadano, incluye aportes alimentarios, educativos y relevamientos de personas en situación de calle, que según sostuvo, en el caso de los niños son 5 mil.

A su vez, Leonor Soria, directora de Coordinación Territorial del MDS, informó que en los próximos días, las autoridades y estudiantes universitarios comenzarán una gira por el país para comprobar la situación en la que viven los potenciales beneficiarios del plan. Agregó que esa actividad será coordinada con el Ejército, que facilitará sus instalaciones y permitirá que quienes lleven adelante las tareas duerman en regimientos militares.

La prensa no accederá

Cuando en los próximos días las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (MDS) y estudiantes universitarios concurran a los hogares más carenciados para ver en qué condiciones viven sus habitantes para evaluar si se incorporan al Plan de Asistencia Nacional a la Emergencia Social (Panes), los periodistas estarán impedidos de concurrir.

Así lo explicó ayer la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, dirigiéndose a un nutrido grupo de periodistas: «no les vamos a avisar». Pero, adelantó que cuando finalice cada jornada, se hará saber a los medios «dónde» estuvieron.

«Eso es porque nosotros no queremos. Acá hay un derecho a la privacidad muy fuerte (…) no puede haber una invasión a la vida de la gente, que esté haciendo la entrevista el estudiante y haya cámaras y haya periodistas. Tiene que ser con el mayor de los respetos y la mayor de las dignidades del hogar en el que estamos conversando», dijo Arismendi.

Apuntes

Las inscripciones para el Plan de Asistencia Nacional de Emergencia Social (Panes) comienzan mañana viernes en las oficinas del Banco de Previsión Social (BPS) en todo el país. Posteriormente se realizarán entrevistas domiciliarias.

Los destinatarios son jefes y jefas de hogar «en condición de pobreza crítica», es decir «que no logran cubrir las necesidades mínimas de alimentación». Se estima que llegará a 40 mil personas.

Los beneficiarios del Panes serán aquellos que se encuentren en situación de «indigencia». Se considera que están en esa condición quienes «no pueden cubrir de manera satisfactoria la alimentación diaria» y por eso se incluyen a aquellos «cuyos ingresos están por debajo del valor promedio de la Canasta Básica Alimentaria y a aquellos comprendidos debajo del valor mínimo de la Línea de Pobreza». Eso abarca a quienes forman parte del último quintil de ingresos. Se estableció que deben tener ingresos menores a los $ 1.363.

El Panes está compuesto por siete programas: Alimentario Nacional, Emergencia Sanitaria, Ingreso ciudadano, Educación en contextos críticos, Trabajo transitorio, Asentamientos precarios y pensiones, Alojamiento de personas en situación de calle.