Planteos irreconciliables entre Pit-Cnt y cámaras empresariales.

El lunes 14, el presidente José Mujica recibirá a la central sindical para analizar el tema.”Si los empresarios siguen con planteos como los que hicieron el lunes, nosotros vamos a pelear al Parlamento para que se incluyan los puntos que han quedado en el camino, todos ellos temas muy gruesos”, afirmó ayer a El País el coordinador del Pit-Cnt, Juan Castillo.El lunes 7, en la única reunión de trabajo que hasta ahora tuvieron las partes, los empresarios pusieron sobre la mesa una serie de cambios a la ley de negociación colectiva que para los trabajadores sería “volver al tiempo que no había derechos”.Las cámaras empresariales entienden que las sugerencias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para modificar la ley les permite plantear “todos los temas en que hay preocupación”, dijo una fuente empresarial. Por eso, presentaron propuestas que “atienden los principales problemas laborales”.Entre ellas, está que las ocupaciones de lugares de trabajo no pueden interpretarse como una extensión del derecho de huelga, la libertad de los no huelguistas a trabajar, y el libre acceso a las empresas de sus dueños durante un conflicto, entre otros puntos.El Pit-Cnt rechaza de plano la propuesta de los empresarios y amenazaron con presentarse al Parlamento e imponer todo su poderío político para incrementar sus beneficios en la ley de negociación colectiva.En tal sentido, Castillo aseguró que impulsarán tres medidas legales “contundentes”: fijar en la ley que la ocupación es parte del derecho de huelga, que los patrones están obligados a justificar fehacientemente los despidos, y que los créditos laborales tengan prioridad absoluta tras el cierre o quiebre de una empresa.”Impulsaremos que quede establecido en la ley de negociación colectiva un artículo que exprese claramente que la ocupación de los lugares de trabajo es una extensión del derecho de huelga”, dijo Castillo.Por otro lado, intentarán que se aplique el convenio 158 de la OIT, que fue refrendado por Uruguay, y que obliga a que los despidos de los trabajadores deban ser con causal justificada por parte del empleador. “No es yo despido porque es mi empresa, tienen que manejar argumentos. De lo contrario, se le puede atribuir por parte del sindicato que es un despido abusivo”, explicó Castillo.La central sindical prefiere no cambiar nada. “No se debería modificar la ley, se debería dejar como está. En todo caso, como una señal, podríamos admitir el borrador que presentó el Poder Ejecutivo”, dijo el coordinador del Pit-Cnt.La estrategia sindical apunta a alcanzar un acuerdo sin llegar a los ámbitos de OIT. De hecho los sindicalistas no quieren que se modifique la normativa por lo que se sumaron a la propuesta que hizo el gobierno.En ese sentido, el presidente Mujica confirmó ayer que recibirá a la central sindical el lunes 7, a la hora 16.30.”Vamos a discutir con el presidente el escenario completo de la negociación colectiva”, lo que incluye su aplicación en el ámbito público y privado, aseveró ayer Castillo.El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, y las cámaras empresariales preparan un viaje a Ginebra ante la eventualidad de que surja sorpresivamente en la OIT la discusión por la ley de negociación colectiva de Uruguay.Cuando el lunes 14 Brenta se suba al avión que lo llevará a la cumbre de OIT en Ginebra, se topará con una delegación empresarial. Los empleadores no perderán pisada en el ataque a la ley de negociación colectiva.Las cámaras de Industrias y Comercio tienen resuelto ocupar todos los espacios internacionales para hacer oír su voz. Por ello un delegado empresarial participará de la sesión del Consejo de Administración de la OIT la próxima semana.La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) tiene un puesto permanente en ese organismo.Brenta participará de la sesión como lo hacen todos los ministros de Trabajo, dos veces por año.Hasta el momento, el caso uruguayo no figura en la agenda del Consejo de Administración de la OIT y tampoco estuvo en la última reunión del Comité de Libertad Sindical que se reunió en la primera semana de noviembre.Sin embargo, el tema de las modificaciones a la ley de negociación colectiva podría surgir en cualquier momento durante la reunión; ante esa posibilidad los empresarios envían un delegado.Fuentes de la Cámara de Industrias (CIU) señalaron que el debate de los empresarios es con el gobierno y no con el Pit-Cnt. “Son el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo los que tienen poder de decisión sobre la ley, por tanto apuntamos a ellos”, dijo a El País un dirigente de la CIU.