Pluna podría llegar al equilibrio financiero a partir de junio de 2008

Para 2008 la empresa tiene tres objetivos: reducir las pérdidas, abrir nuevas rutas para desarrollar un hub (centro de distribución) regional y lograr una operación confiable, dijo su gerente general, Matías Campiani en entrevista con El País.

También se quiere lograr un nuevo manejo de las tarifas. «En el mismo avión vamos a tener tarifas más caras y más baratas de lo que tenemos hoy. Lo que queremos es que en el mix, el promedio nos dé más de lo que tenemos ahora», afirmó.

«A la gente que puede pagar más, tratar de cobrarle más. El ejecutivo que tiene que ir por el día a Buenos Aires, y que la única forma que tiene es el avión porque sino se pierde seis horas, puede pagar más. Pero el que se va un fin de semana a Buenos Aires, no está dispuesto a pagar más. (Queremos) manejar cada vuelo para llenar las clases bajas y subir las clases altas a medida que se va llenando», explicó el gerente de Pluna.

Campiani -que además es la cara visible del grupo Leadgate, propietario del 75% de Pluna-, sostuvo que los costos se mantuvieron constantes en 2007 respecto a 2006. Eso se dio pese a que «nuestro costo más importante, que es el combustible (representa el 35% del gasto total), aumentó 30% en 2007. Hemos hecho un gran trabajo de reducción (real) de costos», afirmó.

Pese a eso, la aerolínea sigue dando pérdidas aunque menores a las que tenía antes que Leadgate asumiera la gestión en julio. «Cuando asumimos (Pluna) llegó a perder entre U$S 5 millones y U$S 4 millones por mes. Lo bajamos a U$S 3 millones y ahora estamos en U$S 1,5 millones», dijo Campiani.

Para alcanzar el equilibrio financiero la empresa precisa contar con los nuevos aviones Bombardier CRJ-900 NextGen. «Para cuando entren los primeros cuatro nos tendría que acercar muchísimo al equilibrio», sostuvo Campiani.

El primero de los aviones llegará el 15 de marzo y los siguientes en abril, mayo y junio. El quinto avión será entregado en noviembre, el sexto en diciembre y el último en enero de 2009. En una segunda etapa se podrían incorporar otros ocho.

«Los aviones nuevos son mucho más eficientes. No tendremos prácticamente costos de mantenimiento por un año y además son entre un 30% y 40% más baratos en combustible que los (Boeing) 737 que tenemos hoy y que serán vendidos», adelantó Campiani.

METAS. El gerente general de Pluna explicó que son tres los objetivos trazados para 2008 y que «el primero es dejar de perder dinero».

«Para eso necesitamos que los aviones vuelen ocho horas por día en vez de las cuatro que vuelan hoy, aumentar la cantidad de asientos ocupados por kilómetro volado, incrementar la oferta, disminuir los costos de distribución, negociar con proveedores clave y reducir gastos generales de un 30% sobre ventas a un 18%», enumeró.

La segunda meta es que la aerolínea conecte pasajeros de ciudades del interior de Argentina con otras de Brasil y viceversa o con Montevideo para hacer vuelos internacionales, lo que se denomina un hub.

«Para que un hub funcione tiene que haber tiempos muy cortos de espera entre avión y avión», afirmó. «Vamos a incorporar nuevas rutas, aumentar participación de ventas directas por la web y el call center, mejorar la puntualidad y regularidad, implementar el centro de control operativo que serán los responsables del vuelo en las 72 horas previas», agregó.

El tercer objetivo para este año es lograr una «operación confiable» y mejorar los niveles de puntualidad respecto al resto de las aerolíneas.