Poder de compra del 40% más rico está por debajo del nivel de 1998. Consumo.

El crecimiento económico de los últimos ocho años, en un contexto de mejora de los indicadores sociales y de las condiciones en el mercado laboral, permitió que un amplio número de uruguayos recuperara su nivel de ingresos anterior a la crisis de 2002 e incluso de la recesión iniciada en 1999.

Sin embargo, no todos disfrutaron ese mayor nivel de consumo. Un análisis de la evolución del ingreso por estrato económico realizado por El Observador muestra que esa mejora en el poder de compra se vio concentrada en los sectores de menores ingresos, y que el 40% más rico de la población todavía en 2011 no había recuperado la capacidad de consumo que tenía en 1998.

El estudio fue elaborado utilizando los microdatos de la encuesta continua de hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con valores actualizados a precios de 2011, de modo de eliminar el efecto inflacionario y comparar el poder de compra a cada momento.

Los quintiles de ingresos se obtienen ordenando los hogares desde el que gana menos al que gana más y agrupándolos en cinco divisiones iguales. El primer quintil corresponde al 20% de los hogares que ganan menos, mientras que el último hace referencia al 20% más rico de la población.

Según el estudio, el primer quintil recuperó con creces su poder de compra de 1998 y el año pasado en promedio podía consumir 9,1% más bienes y servicios que 13 años atrás. Una situación similar sucedió con el segundo quintil de hogares, que registró un aumento de 8% en términos reales en sus ingresos líquidos.

Aunque en menor medida, el tercer quintil también tuvo una mejora en su capacidad de consumo. El aumento de 4,5% que tuvo lugar desde 1998 fue significativamente más moderado que el registrado para el 40% más pobre de la población.

Una historia diferente es la de los hogares de mayores ingresos, que todavía no recuperaron la capacidad de consumo que disponían antes de la recesión económica que se inició en 1999.

El 20% más rico de los hogares tiene un ingreso 8,4% más bajo que hace 13 años. El cuarto quintil, por su parte, muestra una baja de 0,1% en su poder de compra.

La caída en la capacidad de consumo del 40% más rico de la población se registró durante la recesión y posterior crisis económica. Entre 2005 y 2011, los ingresos del quintil de mayores ingresos crecieron 22,1% y los del cuarto quintil aumentaron 37,4% en términos reales.

Los quintiles
¿Qué se necesita para formar parte del 20% más rico de los hogares uruguayos? En 2011 la respuesta era generar más de $ 44.209 líquidos por mes entre todos los ingresos del hogar. El límite que separa al cuarto quintil del tercero y diferencia al grupo de población que mejoró su nivel de ingresos reales en los últimos 13 años del que perdió capacidad de consumo, es de $ 29.433 por mes. En promedio, el 20% de los hogares más ricos en Uruguay percibe $ 73.492, mensuales. En tanto, el 20% más pobre de los hogares uruguayos vive con menos de $ 8.960 mensuales en promedio, según el estudio realizado por El Observador. Esa diferencia se fue reduciendo en la última década, y entre 1998 y 2011 la diferencia de ingresos entre el 20% más rico y el 20% más pobre se redujo de 9,8 veces a 8,2 veces.

La evolución de los ingresos de los últimos 13 años llevó a que el porcentaje de hogares uruguayos que percibe más de $ 60 mil mensuales -o el equivalente a ese valor a precios de 2011- cayera de 12% en 1998 a 10% en el último año. Por otra parte, hubo un aumento en el número de hogares que mantiene un nivel de consumo equivalente a más de $ 20 mil, desde 58% de los hogares antes de la recesión hasta 61% en 2011.

 Fuente: EL OBSERVADOR  ECONOMIA 26/09/2012 Página 13