Podrían pedir esencialidad para el transporte de leche

ENTENDIENDO que no se puede cortar ninguno de los procesos de la cadena productiva del sector lácteo, la Asociación Nacional de Productores de Leche (Anpl), solicitará al gobierno que decrete como esencial el servicio de transporte lechero, si el sindicato sigue adelante con las medidas gremiales.

El presidente de la Anpl, Carlos Torterolo indicó a Ultimas Noticias que si los trabajadores comienzan con paros que perjudiquen la actividad, especialmente en la etapa del ordeñe en los tambos, se elevará el petitorio al Poder Ejecutivo.

A su vez, fuentes del sector indicaron que la Sociedad de Productores de Leche de Florida, en una reunión de aniversario de la agremiación, aprovechó la presencia de los ministros Danilo Astori y José Mujica -Economía y Ganadería, respectivamente- para intercambiar palabras de manera informal sobre esta eventualidad.

El presidente de la sociedad productora de Florida, Héctor Javiel indicó a este matutino que la cadena productiva debe funcionar los 365 días al año, por lo que la posibilidad que los trabajadores del transporte realicen medidas como las anunciadas, colocaría a los tamberos en una situación grave.

Fuentes sindicales informaron a Ultimas Noticias que si bien las agremiaciones de trabajadores no mantuvieron contactos formales con el Poder Ejecutivo, hubo algún llamado telefónico para intentar generar ámbitos de negociación que destraben el conflicto, que posiblemente comiencen a desarrollarse el lunes. También obraba en poder de estas fuentes, la información sobre el pedido de esencialidad del servicio para el transporte lácteo. «Están haciendo lo mismo que la otra vez; gritando para la tribuna y generando una nueva alarma mediática sobre un posible volcado de leche, que si se produce no va a ser por responsabilidad de los trabajadores», afirmaron.

Por su parte, la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (Ftil), ya tiene aprobada la realización de medidas complementarias a las de los transportistas, que serán desarrolladas a nivel nacional, si el conflicto no se soluciona.

El Plenario de la Ftil, había aprobado el 13 de diciembre del año pasado -ya con el diferendo instaurado entre los involucrados del transporte lechero- «el más firme apoyo» a los empleados y «estar dispuestos a realizar las acciones que se estimen pertinentes, inclusive la movilización del conjunto de la Federación, en caso que la situación lo amerite».

Los trabajadores del transporte definieron la realización de paros parciales y coordinados, de carácter sorpresivo, a partir de la semana que viene si no se instala nuevamente el diálogo con los empresarios.