Por “respeto” a los uruguayos prohíben marcha de argentinos

Esta decisión es por respeto a la ciudadanía de Fray Bentos, que se ha visto perjudicada por el corte de los puentes pero que ha mantenido siempre una actitud cívica ejemplar”, dijo ayer el presidente Tabaré Vázquez al momento de fundamentar su determinación de prohibir cualquier tipo de asamblea o manifestación de ambientalistas argentinos en Fray Bentos.El mandatario consideró que estas asambleas y manifestaciones constituyen una “provocación” a los ciudadanos de Fray Bentos que el gobierno “no va a permitir”, confiaron a El Observador participantes del encuentro.“Pueden circular por donde quieran pero no manifestarse”, sentenció Vázquez ante sus ministros en la reunión de gabinete, en la residencia presidencial de la avenida Suárez.El presidente y el Ejecutivo expresaron así la escasa “paciencia” que les queda respecto a las manifestaciones de activistas argentinos en territorio uruguayo, confiaron las fuentes consultadas.La decisión del presidente fue recibida como “un volver a la dictadura” por los miembros de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, aseguró el activista José Pouler, y con “indiferencia” por los trabajadores de Fray Bentos afectados por el corte del puente, comentó Ibar Villalba, ex transportista que trabajaba en el puente.En diálogo con El Observador, ambos expresaron con todas las letras el clima hostil que se vive en la frontera. Los fraybentinos afectados por el bloqueo ya no aguantan más y amenazan a los piqueteros con entregarles un “mártir”, “si es lo que quieren” (ver entrevista en esta página).Mientras, los argentinos responden que no tienen miedo, que seguirán cruzando el puente para manifestarse en Uruguay, y que si son agredidos responderán de la misma forma.Respecto a la legalidad de la medida adoptada por el gobierno, que se basa en una ley del año 1897, algunos expresaron sus dudas. El constitucionalista y decano de Derecho en la Universidad Católica, Martín Risso, indicó a El Observador que es “extraordinariamente discutible su constitucionalidad”. Explicó que esta norma fue modificada por sucesivas reformas y, por tanto “es dudosa la vigencia de la mayoría de su contenido”.La decisión de Vázquez encuentra un antecedente cercano en el anterior gobierno de Jorge Battle. En enero de 2002 y enero de 2003 prohibió a Fucvam y al Pit-Cnt marchar hasta Punta del Este. Los detuvo con la policía varios kilómetros antes.Violencia. El domingo pasado, de noche, cuando unos 50 activistas argentinos iban hacia el puente de Fray Bentos para volver a Gualeguaychú, unas 15 personas, que perdieron su trabajo por el bloqueo del paso fronterizo, rodearon los vehículos, comenzaron a insultarlos y a invitarlos a pelear.“La Policía nos detuvo, nos encerró y nos entregó a estas personas”, denunció Pouler.Cuando los argentinos se bajaron a pelar intervino la Policía y evitó las agresiones de ambas partes. “Vamos a seguir yendo cuantas veces sea necesario, no tenemos miedo ni verguenza de lo que hacemos, pero si me agreden yo no me quedo quieto, voy a responder”, advirtió el activista.Pouler aseguró que una próxima movilización en Fray Bentos no está definida aún, pero que “es muy posible” que se concrete antes de fin de mes.La ministra del Interior, Daisy Tourné, aseguró que la Policía uruguaya “supo respaldar y preservar los derechos” de los argentinos.Tras anunciar la prohibición de nuevas manifestaciones o asambleas en Fray Bentos por parte de los activistas de Gualeguayhcú, Tourné advirtió que “el particular estado de ánimo” de los fraybentinos “es justificado”.“Lo de ayer fue un síntoma de un estado de cansancio y autorizar en Fray Bentos otra actividad sería justificar una provocación. El respeto con que se ha movido la gente de Fray Bentos está llegando a su límite y merece una respuesta por parte del gobierno”, sentenció.La ministra explicó que la ley vigente obliga a quien quiera realizar una manifestación en Uruguay a solicitar autorización, la que puede ser denegada. La ley de 1897 establece que para reuniones que se hacen de día se debe dar aviso y para las que se realizan de noche hay que pedir autorización.