Posición estratégica de Paysandú convoca a los inversores en biodiesel.

Hasta ahora dos empresas argentinas han manifestado formalmente su interés en instalar plantas de biodiesel en Paysandú, a efectos de la mezcla con gasoil a partir de 2009, pero también apuntando a la exportacion de este producto a mercados internacionales.
Indisur S.A., que tiene plantas en Resistencia, Chaco, fue la primera en mantener contactos con la Intendencia Departamental en procura de obtener la autorización para instalar la planta, y sigue desarrollando gestiones para obtener la declaratoria de interés nacional a efectos de obtener concesiones que abaraten la instalación y el funcionamiento. La aspiración de la empresa es lograr la autorización para el traslado de la primera planta hasta Paysandú, ante las dificultades existentes en la Argentina para operar en esta área y a la vez considerar que es viable encarar un emprendimiento de estas características ante la decisión del gobierno uruguayo, plasmada en ley, de mezclar biodiesel obligatoriamente en un 2 por ciento con gasoil desde 2009.
Más recientemente, representantes de la industria química Quasar también mantuvieron una entrevista con autoridades municipales y directores de Ancap, aprovechando su visita a Paysandú la semana anterior, con la idea de llevar adelante un ambicioso proyecto que en su fase total involucra unos 50 millones de dólares, y que comprende no solo la mezcla del biodiesel con el gasoil en Paysandú, sino también aprovechar su posición estratégica para la exportación del producto.
Tampoco se descarta que pueda plantearse en breve un proyecto de origen local, constituido por asociaciones de produc- tores, desde que de acuerdo a lo manifestado por las autoridades nacionales hay espacio para que los privados participen activamente, con Ancap como comprador del biocarburante en volúmenes crecientes.