Precios saltaron en agosto pero el BCU dice que alcanzará meta

Pese a la suba, el presidente del Banco Central, Walter Cancela, dijo que «la trayectoria» de la inflación está dentro del rango previsto y consideró que no debe tomarse como un hecho que el registro cerrará encima del rango de entre 4,5% y 6,5%. «Los datos del IPC son muy variables en el corto plazo», dijo el funcionario y agregó que el dato de agosto «no fue una sorpresa».

Señaló que hubo una incidencia fuerte en el servicio doméstico -al darse el mes pasado el ajuste anual-, subió el gas, los alimentos y verduras a lo que se sumó el incremento de combustible. Esto se revertirá en parte por la baja decidida la semana pasada.

Cancela dijo que se sigue con una política menos expansiva de la que se preveía luego del primer trimestre y no aventuró cambios. Sostuvo que esa decisión obedeció a que se preveían presiones inflacionarias altas para esta época del año.

rubros. Lo que motivó que la inflación del mes pasado fuera tan alta, fue el alza de 3,06% en promedio de los precios del rubro muebles, enseres y cuidados de la casa, explicado principalmente por el aumento en el costo del servicio doméstico.

Ese hecho estuvo asociado en parte a la suba del salario mínimo nacional dispuesta por el gobierno en julio, pero que comenzó a repercutir en los sueldos al mes siguiente.

También registraron subas de precios mensuales los rubros enseñanza (+1,07%), vivienda (+0,91%), transporte y comunicaciones (+0,85%), y alimentos y bebidas (+0,77%). Este último, por su alta ponderación en el índice, tuvo una mayor incidencia en el aumento general.

Esas alzas, más que neutralizaron la baja de precios (deflación) registrada en vestimenta y calzados (-1,06%). Esto estuvo asociado a los descensos en los precios como consecuencia de la liquidación de temporada.

En tanto, la inflación subyacente -que mide la variación de los precios excluyendo los históricamente más volátiles (tarifas, carne, frutas y verduras), fue de 0,67% en agosto. La evolución de la inflación subyacente se ha alineado al IPC general, en los últimos meses.

La inflación para los hogares de menores ingresos de Montevideo fue de 0,28% en agosto y 6,37% en los últimos doce meses.

EVALUACIÓN. Fuentes técnicas del BCU y del Ministerio de Economía dijeron a El País que la inflación subyacente -excluyendo elementos volátiles- se mantiene cerca del techo del rango y aludieron al efecto del incremento en los ajustes generados por los Consejos de Salarios.

En el Central se destacó que este año creció el número de categorías salariales y se postergó más la definición de los ajustes. Por ello éstos tuvieron incidencia en agosto y también la tendrán en septiembre. Por lo bajo técnicos del equipo económico reconocen que «está complicado» llegar aunque no se dan por vencidos. De los cuatro meses que restan se prevé que octubre y noviembre se mantendrá la tendencia de bajos índices inflacionarios.

El analista de Tea Deloitte & Touche, Horacio Morero, consideró que tras el dato de agosto es casi un hecho que en 2006 no se vuelva a cumplir la meta de inflación.

Sería la segunda vez consecutiva que el BCU no lograría que los precios se ubiquen dentro del rango, dado que en el año 2005 la inflación fue de 4,9% cuando el rango iba de 5% a 7%. Morero dijo que además del efecto reputacional puede haber un efecto sobre las negociaciones salariales que toman en cuenta el comportamiento de la inflación.

Para el ex director de la OPP y analista independiente, Javier de Haedo, no se debe dar trascendencia al IPC sino que debe tomarse en cuenta la evolución subyacente de los precios.

De Haedo mostró preocupación porque el BCU pueda adoptar una política restrictiva o incidir en la baja del dólar para contribuir a la baja en la inflación.

El BCU extendió en junio el rango de inflación de 4,5% y 6,5% por 18 meses hasta fin de 2007. El año que viene se contará con la incidencia en los precios que tendrá la reforma tributaria que el Ministerio de Economía estima en al menos 0,7%.