Prefacio Memoria Anual 2001

La situación argentina se agrava día a día: a la renuncia de dos presidentes se suma la incertidumbre acerca del apoyo popular del tercero elegido, a pesar de contar con respaldo parlamentario ya que los últimos incidentes indican que los propios parlamentarios y hasta el sistema judicial han caído en el descrédito por parte de la población. La devaluación en este país se ha ubicado en torno al 100% en el mercado libre.

El mayor impacto negativo para Uruguay proviene por el lado de la actividad. Un nuevo año de recesión e incertidumbre en Argentina sin duda tiene un efecto negativo en la actividad uruguaya.

Sin embargo, la crisis argentina también trae fuga de capitales, algunos de los cuales vienen a nuestro país y esto actúa en sentido favorable para la actividad local, aunque más no sea por la ganancia de intermediación que queda en el país. Ello se puede ver contrarrestado por el efecto negativo sobre algunos bancos locales con fuerte presencia en Argentina.

Como hecho adicional, los fuertes porcentajes de endeudamiento público, la rigidez del gasto estatal a la baja en un contexto recesivo influido fuertemente por esta crisis argentina hacen peligrar el mantenimiento de la calificación de grado de inversión alcanzada por el país

Mientras en Uruguay se continúa debatiendo sobre cosas obvias, el mundo va por otro camino y a otras velocidades. Ya no se debería discutir más que hay que reducir drásticamente el gasto del Estado y tratar de funcionar con mayor eficiencia de manera de llegar a la frontera de posibilidades del país.

Así, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios considera que es imperioso:

En cuanto a la política comercial

La Cámara entiende que la estrategia comercial óptima de un país de las dimensiones de Uruguay es la apertura unilateral.

Se advierte con preocupación que muchas veces se pierde de vista el carácter de largo plazo y de asignadora de recursos de la política comercial y se la pretende utilizar para cubrir necesidades de corto plazo. Se entiende que es crucial no desviar o perder en las urgencias del momento, la estrategia de largo plazo que comenzó en setiembre de 1974 y que fue exitosamente ensayada en el país desde su independencia hasta 1931 prácticamente sin interrupciones: abrir la economía al mundo.

El país tiene aún mucho para avanzar en términos de inserción en el mundo, ya sea directamente como sería la iniciativa de un tratado bilateral con México, Estados Unidos, etc., o a través de una integración regional más amplia y eficiente a través del Mercosur con regiones como el ALCA o la Unión Europea.

En cuanto a los Gastos del Estado

  • Reformar el Estado suprimiendo en algunos casos y redimensionando en otros, estructuras estatales de la administración central, intendencias y empresas públicas, reduciendo sus tamaños y por ende la consiguiente presión fiscal
  • Proceder a privatizaciones, asociaciones con empresas privadas, concesiones de obra para no prolongar el receso y con él, una elevada tasa de desempleo.
  • Racionalizar y concentrar en un solo organismo todas las oficinas que apoyan el comercio exterior y la inversión.
  • Establecer horario de oficina para los funcionarios públicos y exigir su estricto cumplimiento.

Tributos

  • Generalizar el IVA y reducir su tasa.
  • Establecer un mayor IRP a todos los profesionales
  • Eliminar transferencias encubiertas en los tributos.
  • Eliminar el COFIS
  • Reducir el aporte jubilatorio patronal gradualmente hasta su eliminación en forma pareja para todos los sectores.

Funcionamiento

  • Eliminar los monopolios estatales y llevar a las empresas del Estado a funcionar en la órbita del Derecho Privado sin transferencias del resto del sector público.
  • Atar los créditos del BROU a exigencias de gestión y reconversión.
  • Otorgar las declaratorias de interés nacional y turístico en función del cumplimiento de objetivos de gestión, de inversión, de empleo o de exportación si es el caso.
  • Reducir los integrantes de los directorios de los Entes, dejando sólo uno o tres Director(es)/ Gerente(s) profesional(es) elegido(s) por concurso y con rotación no simultánea.
  • Establecer un reordenamiento del escalafón en el sector público, racionalizando, la pirámide salarial para que el salario corresponda al puesto o cargo que se desempeña en valores de mercado.

Todas estas propuestas apuntan en la misma dirección y dan un sentido de moralidad al gasto y de justicia a la tributación.

Perder esta oportunidad sería un error histórico sólo comparable al que se cometió en 1931 cuando el país cerró su economía y comenzó una senda de intervencionismo estatal y proteccionismo comercial que le costó décadas en términos de bienestar perdido.