Preocupa al gobierno la baja de reservas de agua

Tanto el vicepresidente de UTE, Pedro De Aurrecoechea como el director de Energía, Ramón Méndez, dijeron a El País que «hay preocupación» por la situación actual, aunque señalaron que todavía no se está en una «etapa crítica».

Méndez explicó que «el problema más grave es Río Negro, las reservas siguen bajando y estamos llegando a niveles preocupantes».

El director de Energía dijo que la situación «todavía no es crítica, pero la lluvia está siendo menor de la prevista».

Respecto a las medidas, Méndez dijo que en pocos días saldrá el decreto que penaliza con multas a los organismos del Estado que no ahorren energía de acuerdo a los márgenes previstos junto con cada repartición pública.

Recordó que si bien está vigente un Plan de Ahorro que pide a los privados en forma voluntaria que ahorren, en caso de no mejorar la situación se podría pasar a una segunda etapa en la que se los premie con el fondo generado por las multas al Estado (en caso de que los organismos no cumplan las metas).

En esa segunda etapa se podría pasar a medidas como reducir iluminación de vidrieras y fachadas de edificios, tal como se hizo en 2006.

Explicó que en unas semanas o un mes se verá si mejora el panorama de lluvias o no y si son necesarias más medidas.

«Durante 15 años estuvimos con un parque generador estable, sin agregar nuevas centrales. Ahora tenemos 300 Mw más de Punta del Tigre, se está instalando el parque eólico, hay generación en base a biomasa y Botnia suministra 30 Mw a la red. Si no tuviéramos este respaldo ya estaríamos en alerta roja», afirmó Méndez.

En los últimos días se está importando energía desde Argentina, pero «porque no están con los aires acondicionados a full del verano, ni llegó el invierno. Sabemos que en el invierno no vamos a contar con Argentina, que está en una situación muy complicada», agregó el jerarca.

La posibilidad de importar energía desde Brasil tampoco aparece viable.

«Hay plan B, C y D (antes de recurrir a los cortes programados)», dijo De Aurrecoechea.

De todas maneras, no quiso detallar cuales son esos planes, pero afirmó que «a cada hipótesis hay una respuesta».

SALTO GRANDE. El presidente de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Enrique Topolansky dijo ayer que esa represa solo tiene dos turbinas (de las 12) en funcionamiento durante el día y que a veces en la noche se detiene por completo el funcionamiento de la represa durante cuatro horas para recuperar el nivel del lago.

Topolansky señaló en radio Carve que si la represa trabajara a pleno, en dos semanas el lago estaría nuevamente en niveles bajos.