Preocupa la violencia contra locales partidarios

En Montevideo, dos comités del Encuentro Progresista fueron atacados con bombas de alquitrán. Uno de ellos pertenece a la Lista 99 Mil y está ubicado en Rivera y La Gaceta y el otro está en Rivera y Tiburcio Gómez y pertenece al MPP.

«Los daños no fueron mayores y tampoco hubo heridos. La policía está investigando, hemos enviado a la policía técnica y también a la de investigaciones para ver si alguien vio algo en esa zona», dijo el ministro del Interior.

Además, hubo ataques en el interior del país. «Anoche en San Carlos prendieron fuego unas cartelerías de Larrañaga. En síntesis, vi con preocupación que hubo un aumento de la violencia contra los baluartes políticos, por lo que en la reunión del miércoles con los representantes de los partidos vamos a poner un acento muy fuerte en esto».

Para el ministro del Interior no se puede decir que la campaña en general es violenta y dijo que en 1999 el clima era peor.

«Son gente desubicada, que no ha entendido lo que es la democracia. Pero, por otra parte, este fin de semana se hizo una caravana muy grande del Encuentro Progresista en la que no hubo incidentes. En la rambla reparten listas los distintos partidos, uno al lado del otro, no hay problemas; en el Centro tampoco. Y estos quedan amparados en las sombras, porque siempre lo hacen en la noche», sostuvo.

Borrelli dijo que un mensaje de tolerancia de los partidos políticos en conjunto, puede ayudar para calmar los ánimos. Incluso, manejó la posibilidad de una conferencia de prensa de los cuatro sectores con representación parlamentaria junto a él.

Además de estos ataques, se registró un atentado contra un local de Jorge Larrañaga en San Carlos y otro contra un auto del Partido Intransigente que dirige el ex director de Aduanas, Víctor Lissidini.