Preocupación patronal por ajuste en salario mínimo

Las delegaciones de empresarios y trabajadores analizarán el aumento del salario mínimo en la próxima reunión del consejo superior, el jueves 11 de mayo. Allí también se estudiará la pauta salarial difundida por el gobierno, que establece la firma de convenios por 18 meses con tres ajustes semestrales donde se toman en cuenta dos conceptos: inflación esperada y recuperación salarial.

TEMOR. «Es un aumento importante en el salario mínimo. Hay empresas que tal vez se vean en aprietos para pagarlo», dijo a El País el negociador de la Cámara de Comercio, Julio Guevara. Explicó que si el trabajador tiene un salario de 3.000 pesos nominal, «la empresa en realidad paga arriba de 4.500 pesos contando aportes patronales y otros gastos».

«En empresas chicas del interior hoy puede haber trabajadores que cobran menos de 3.000 pesos. Sin quererlo y buscando el bien, tal vez se logre el objetivo contrario: (aumento del) desempleo o el informalismo», comentó Guevara, que aclaró que aún no existe una opinión institucional de la Cámara de Comercio.

El experto recordó que en la anterior ronda de los consejos de salarios hubo muchos sectores «residuales» -como empresas importadoras, mayoristas, de venta de productos veterinarios o agroquímicos- donde sólo se determinó el porcentaje de aumento general y no un salario mínimo por categoría.

Sin embargo, el dirigente sindical Milton Castellanos aclaró que «menos del 10% de los sectores caen en ese bolsón residual» y dijo que la amplia mayoría de los acuerdos de 2005 incluyen salarios mínimos mayores a los 3.000 pesos.

«Hay que preguntar cuáles son los sectores que se verán afectados en el interior. Además de las oficinas públicas, la gente allí trabaja en almacenes, ferreterías, gomerías u otros comercios pequeños. Si hay gente que cobra menos de 3.000 pesos es que hoy se están violando los acuerdos salariales existentes», indicó.

En enero de 2005 el gobierno anterior llevó el salario mínimo de 1.310 a 2.050 pesos. En julio pasó a 2.500 pesos y en enero de 2006 a 2.617 pesos.

Cuando la administración de Tabaré Vázquez llegue a la mitad de su mandato, en julio de 2007, los trabajadores del sector privado habrán recibido por concepto de recuperación salarial entre 6,6% y 9,7% de ajuste aproximado en los consejos de salarios, dependiendo del sector. Así, se habrá recuperado casi la mitad del salario perdido durante el gobierno de Jorge Batlle, estimado en cerca de 20%.

En el período julio 2005 a junio 2006, se otorgó entre 3% y 4% de recuperación en la mayoría de los subgrupos.

Los nuevos convenios que se firmarán a mediados de año deberán incluir una recuperación salarial de entre 3,5% y 5,5%, según la pauta que el Ejecutivo difundió.