Preparan medidas para frenar caída del dólar y beneficiar a exportadores

El equipo económico resolvió dejar de lado su actitud pasiva respecto al comportamiento del dólar y ahora se sumergió en la búsqueda de alternativas dirigidas a frenar la baja de la divisa que ayer continuó cayendo y acumula una disminución de casi 12% en el año, dijeron ayer a El Observador varias fuentes oficiales.
Según las fuentes consultadas, el Poder Ejecutivo espera que el Banco Central (BCU) intervenga a fin de evitar un riesgo que se asoma en un futuro muy cercano, según análisis de algunos técnicos del gobierno: que en diciembre y enero la divisa se ubique por debajo de los $ 20, como consecuencia de los dólares que ingresarán a la plaza por la temporada veraniega, los que serán vendidos por las empresas para pagar aguinaldos y los obtenidos por la zafra lanera.

Los informantes señalaron que “el Poder Ejecutivo” está pensando “en una mayor intervención del BCU en el mercado –sin violentar la autonomía de la entidad monetaria– para subir un poco el dólar”, aprovechando que “la inflación se encuentra por debajo de las metas establecidas para este año” por el Poder Ejecutivo, de entre 5,5% y 7,5%. En este sentido, dijeron que el incremento de los precios que podría producirse “no sería considerable” y no afectaría los objetivos del BCU.


Ayuda a exportadores. Los informantes dijeron que la decisión del Ministerio de Economía de contener la ininterrumpida caída del tipo de cambio –que se verifica desde comienzos del año pasado– irá acompañada de otras medidas tendentes a paliar los efectos negativos que sobre las empresas está produciendo la inflación en dólares.

Las fuentes agregaron que esas medidas serán anunciadas por el ministro de Economía, Danilo Astori, en el marco del Día de los Exportadores, durante la celebración que se llevará a cabo el 3 de noviembre próximo.

Empresarios consultados ayer por el El Observador indicaron que “es evidente” que el gobierno no acudirá a la celebración “con las manos vacías”, producto del “nerviosismo” que impera en el sector exportador. También indicaron que “es lógica” la actitud proactiva que comenzaría a mostrar el equipo económico, porque “son conscientes” de que si el dólar se coloca por debajo de los $ 20 en el verano “el panorama se tornará desastroso para la actividad productiva”.

Entre las medidas que serán anunciadas por Astori figuran algunas de tipo crediticio con el objetivo de dar oxígeno financiero.

Una de ellas referirá que el Banco República comience a conceder créditos a las empresas a tasa preferencial mediante licitaciones por un monto objetivo de US$ 50 millones, cuya iniciativa fue aprobada ayer por su Directorio según informó a El Observador el presidente de esa entidad estatal, Fernando Calloia.

A través de ese sistema se dará prioridad a los proyectos de inversión en el interior del país y a los emprendimientos que generen nuevos puestos de trabajo y que promuevan la modernización y/o ampliación de unidades productivas. En el caso de firmas exportadoras se procurará financiar sobre todo las inversiones que apunten a incrementar el valor agregado.

Por otra parte, las fuentes confirmaron ayer que en el equipo económico existen opiniones encontradas respecto a la estrategia que debería aplicarse para corregir el comportamiento del tipo de cambio, tal como informó El Observador el jueves 24.

Al respecto, radio El Espectador consignó ayer que el subsecretario de Economía, Mario Bergara, y el jefe de la Asesoría Macroeconómica y Financiera de esa Secretaría de Estado, Fernando Lorenzo, aspiran a que el tipo de cambio sea más alto en contraposición a la postura de Astori, que según la publicación “se ha mostrado más inclinado a la política de control de la inflación”.