Preparan medidas para mejorar clima de negocios

 Según varios empresarios consultados por El Observador, los conflictos laborales “son difíciles de explicar” y la “andanada de paros y ocupaciones” pueden retraer a aquéllos, del país como del exterior, que quieran emprender inversiones. De todos modos reconocen el buen manejo de la macroeconomía, del equipo encabezado por el ministro Danilo Astori.

En el gobierno se reconoce que se puede mejorar el clima de negocios, pero también se señala que “si hay problemas, no han sido obstáculo para las inversiones” que crecieron 35% en el primer semestre, dijo una fuente del Ministerio de Economía (MEF) a El Observador.

Dentro de las mejoras que se necesitan, las fuentes del MEF dijeron que se trabaja para tener “más contralor de la ejecución de proyectos” que se amparan en la ley de inversiones. En ese sentido, se explicó que anteriormente la ley de inversiones se utilizaba para promover proyectos en el sector de bienes tranzables, y que ahora el gobierno procurará “extender el beneficio” hacia otros sectores generadores de empleo como los servicios de exportación o la infraestructura.

Entre los proyectos que se apuntala está la reciente creación de una Oficina de Atención al Sector Privado, la que se prevé presentar en público antes de fin de año, dijeron fuentes oficiales.

Los informantes señalaron que la unidad se encargará de “transparentar todos los sistemas de incentivos”, “informar sobre posibilidades de inversión”, “agilizar trámites” y “respaldar la creación de instituciones articuladoras de actividades productivas”. Una de las primeras acciones será elaborar un plan de reingeniería de los procesos de registro para la apertura de empresas.

En dos meses deberá estar pronto un estudio del proceso para crear una empresa y luego se harán propuestas para disminuir los días que lleva comenzar un negocio. Esa revisión se hará por tipo de sociedad, porque los tiempos son distintos a la hora de crear una SRL (Sociedad de Responsabilidad Limitada) o una SA (Sociedad Anómina), ejemplificaron las fuentes.

Otras reformas para mejorar el clima de negocios tienen que ver con proyectos de ley presentados al Parlamento y que tienen distinto grado de avance (ver claves).


Dudas. Pese a los números que exhibe el gobierno, los empresarios tienen dudas sobre que el escenario sea propicio para invertir, aunque también hay matices. Para el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi, “el clima de negocios se ha deteriorado en los últimos meses, porque es muy difícil explicar en Uruguay y mucho más hacia fuera, que la propiedad privada no es tan privada porque cualquiera ocupa” el lugar de trabajo.

En ese sentido, el tesorero de la Unión de Exportadores, Edmundo Macchi, señaló que hay “una andanada de paros y ocupaciones que puede en algún caso asustar a inversores del exterior y locales”.

De todas maneras, Macchi se mostró optimista porque dijo que espera que luego de los acuerdos en los Consejos de Salarios “haya tranquilidad por 18 o 24 meses”, que es la duración de la mayoría de los acuerdos alcanzados.

Fuentes del gobierno dijeron que el clima de negocios “es bastante más” que los conflictos laborales. Se trata de generar “reglas de juego y dar señales que favorezcan la inversión, más que un tema de búsqueda de rentabilidad u oportunidad”.

Los empresarios tienen a veces una “visión de corto plazo” en cuanto al conflicto, cuando se debe buscar “una visión más de largo plazo, de paz laboral”, agregaron.

El directivo de la Cámara de Comercio y Servicios, Horacio Castells, cree que hay algún inconveniente por la “conflictividad laboral más alta de lo que venía siendo y eso perjudica”.

Pero, según Castells, no es allí donde está el mayor problema sino en la presión tributaria. En ese contexto dijo que “Uruguay no es competitivo porque el costo para las empresas es alto”. Castells indicó que con la reforma tributaria “se solucionan algunas injusticias”, pero no se bajará la presión impositiva.

Distinta es la visión del presidente de la Asociación de Micro y Pequeñas Empresas, Ricardo Posada, quien afirmó que tras “el Congreso del PIT-CNT (que culminó ayer) la conflictividad va a bajar” y que hay que apuntar a lograr “la paz social”.

En el manejo macroeconómico todos coinciden en que es bueno, salvo un matiz al que apunta Macchi y es a que el tipo de cambio está bajo y no ayuda a las exportaciones.

 
POR FABIÁN TISCORNIA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR