Prescripción de obligaciones tributarias

VISTO: lo dispuesto por el artículo 38° del Código Tributario con respecto a la prescripción de las obligaciones tributarias.-

RESULTANDO: que existe una situación de incertidumbre con respecto a la interpretación de la mencionada norma legal.-

CONSIDERANDO: I) que existe un vacío en la regulación de la prescripción por el Código Tributario, con respecto a los efectos de su alegación en la vía administrativa, una vez cumplidos los supuestos del artículo 38° citado.-

II) que la aplicación por analogía de la solución dada por el artículo 152° de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, permite integrar dicho vacío eliminando así la incertidumbre con respecto al sentido de la Ley, tanto para la Administración como para los administrados.-

ATENTO: a lo expuesto.-

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

DECRETA:

ARTÍCULO 1°.- La Dirección General Impositiva podrá declarar de oficio la prescripción del derecho al cobro de los tributos, sanciones e intereses cuando se configuren los supuestos previstos por el articulo 38° del Decreto-Ley Nº 14.306, de 29 de noviembre de 1974.- *

Dicha declaración deberá ser realizada por la Dirección General Impositiva cuando se configuren los mismos supuestos constitutivos de la prescripción, en caso de ser invocada en vía administrativa por el contribuyente.-

ARTÍCULO 2°.- Comuníquese, publíquese, etc..- 

*   Decreto Ley 14306 – Artículo 38. (Prescripción).-

I)

El derecho al cobro de los tributos prescribirá a los cinco años contados a partir de la terminación del año civil en que se produjo el hecho gravado; para los impuestos de carácter anual que gravan ingresos o utilidades se entenderá que el hecho gravado se produce al cierre del ejercicio económico.

El término de prescripción se ampliará a diez años cuando el contribuyente o responsable haya incurrido en defraudación, no cumpla con las obligaciones de inscribirse de denunciar el acaecimiento del hecho generador, de presentar las declaraciones, y, en los casos en que el tributo se determina por el organismo recaudador, cuando éste no tuvo conocimiento del hecho.

II)

El derecho al cobro de las sanciones e intereses tendrá el mismo término de prescripción que en cada caso corresponda al tributo respectivo, salvo en el caso de las sanciones por contravención y por instigación pública a no pagar los tributos, en los que el término será siempre de cinco años.

Estos términos se computarán para las sanciones por defraudación, por contravención y por instigación pública a no pagar los tributos, a partir de la terminación del año civil en que se cometieron las infracciones; para los recargos e intereses, desde la terminación del año civil en que se generaron.