Presentan hoy Presupuesto con alza de 35,6% para los ministerios

El Presupuesto –que será presentado hoy en la reunión de los acuerdos ministeriales con negociaciones pendientes en la educación– marcará para la Administración Central (ministerios más Presidencia de la República) un incremento global de 35,6% en términos reales al final del período, respecto a lo ejecutado en 2004, según dijeron ayer a El Observador fuentes oficiales en base a números que falta afinar.

El proyecto de ley presupuestal estará sujeto a la aprobación del Consejo de Ministros, aunque no se descarta que hoy mismo sea firmado por el presidente de la República y los titulares de cada una de las carteras. De ser así, la iniciativa será remitida de inmediato al Parlamento, a dos días de que venza el plazo constitucional y más allá de que el gobierno se tomará “más horas” para buscar “fórmulas alternativas” que le permitan cumplir con el compromiso que asumió para que la enseñanza reciba al final del período el 4,5% del Producto Bruto Interno (PBI), dijeron las fuentes.

Los informantes agregaron que esas “fórmulas alternativas” implicarán “transferir recursos” para la educación que inicialmente estaban asignados a otras dependencias del Estado.


La educación en la mira. En esta línea, se informó que el ministro de Educación y Cultura, Jorge Brovetto, acudirá al acuerdo ministerial de hoy con un presupuesto para la enseñanza que “difiere” del diseñado por el Ministerio de Economía (MEF) y que implicará “defender” partidas “esenciales” para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República.

Por otra parte, la fuentes confirmaron que en el encuentro ministerial se buscará llegar a un acuerdo para incluir en el Presupuesto una “cláusula gatillo” que permita, en el transcurso del quinquenio, asignarle recursos adicionales a la enseñanza para que pueda llegar al 4,5% del PBI al final del período. Según informaron fuentes oficiales a El Observador al gobierno le estarían faltando aproximadamente US$ 160 millones para alcanzar ese objetivo

Se informó que esos recursos serán otorgados en caso de que el nivel de actividad supere los guarismos estimados y al influjo del crecimiento de la recaudación que se prevé conseguir a partir de una serie de reformas tributarias que ya se pusieron en marcha.

Adicionalmente, las fuentes afirmaron que la “cláusula gatillo” también regirá para la salud, producto del peso financiero que generará la puesta en marcha de un sistema nacional de salud.

Asimismo, ayer se informó que a nivel de gobierno se llegó prácticamente a un acuerdo para que las asignaciones para el Instituto del Niño y el Adolescente (INAU), que representan el 0,4% del Producto, no estén comprendidos en el presupuesto destinado por el gobierno a la educación.


Administración central. En 2009 los recursos que el gobierno otorgará a la Administración Central para el pago de retribuciones de los funcionarios y para los rubros de gasto de funcionamiento y de inversiones estarán en unos $ 33.760 millones, lo que equivale a un aumento del 35,6% respecto a lo ejecutado en 2004 ($ 24.890 millones).

El aumento más significativo (54,3%) se dará en las inversiones, al pasar de $ 4.860 millones (en 2004) a aproximadamente $ 7.500 millones en 2009, aunque en este rubro todavía las cifras serán “objeto de ajuste”, precisaron los informantes oficiales.

Para la Administración Central el incremento de las retribuciones será de 43,8% ($ 16.400 millones en 2009 contra $ 11.400 millones en 2004), en tanto que los gastos de funcionamiento el aumento alcanzará al 14,25% ($ 9.860 millones contra $ 8.630 millones).


Prioridades. El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Carlos Viera, afirmó ayer a El Observador que el Presupuesto “se cierra con la convicción” de que se contemplarán las prioridades fijadas por el gobierno, que refieren a brindarle mayor asistencia a la salud, educación, seguridad pública e infraestructura.

Asimismo, Viera informó que en el Presupuesto no se incluirán normas referidas a cambios “de fondo” en materia impositiva, teniendo en cuenta que iniciativas de este tipo estarán contenidas en la reforma tributaria que el gobierno comenzó a diseñar y que prevé poner en marcha a partir del segundo semestre del próximo año.

Señaló que “a lo sumo” se incluirán cambios que impliquen desafectar la obligatoriedad de transferir un porcentaje de lo recaudado hacia un determinado destino.

En el proyecto de ley del Presupuesto el gobierno no contemplará diversas demandas presentadas por varios ministerios para aumentar los gastos e inversiones, de acuerdo a lo informado a El Observador por fuentes que intervinieron en la confección de la ley presupuestal.

Algunas de las pretensiones presentadas por diferentes unidades ejecutoras fueron consideradas desmedidas por el equipo económico, en función de que ponían en peligro respetar el principio de responsabilidad fiscal, confirmaron ayer fuentes oficiales.

De acuerdo a información brindada a El Observador, entre las pretensiones que quedaron por el camino figura, por ejemplo, una solicitud del Ministerio de Defensa de recibir en 2006 un poco más de $ 1.300 millones para el rubro de inversión pública. Ese monto hubiera significado un incremento de 323% en relación a las pautas fijadas por el Poder Ejecutivo, que se componen de lo gastado en 2004 actualizado a enero de 2005, más el 10% de incremento establecido, lo que totaliza $ 307 millones.

Los informantes dijeron que otra de las demandas consideradas “inviables” para reforzar el rubro inversión respondió a una solicitud del Ministerio de Relaciones Exteriores, que pidió que en 2006 “se incrementen 1.850%” sus recursos destinados a la inversión (de $ 2 millones a $ 39 millones).

Además, las fuentes confirmaron que el MEF no contemplará las propuestas de algunos ministerios tendentes a participar en actividades comerciales e industriales con el fin de obtener más recursos destinados a la inversión pública.