Presentan hoy proyecto para refinanciar deudas en el agro

A la hora 16 el equipo que ha venido trabajando en el tema se reunirá en el Ministerio de Economía. Allí estarán el subsecretario Mario Bergara, los senadores Eduardo Ríos, Rafael Michelini, Alberto Breccia, Víctor Vaillant y Jorge Saravia, el asesor del Ministerio de Economía, Jorge Polgar, el delegado de la OPP, Juan Manuel Rodríguez, y un asesor del Ministerio de Ganadería. Ajustado el proyecto, será presentado hoy mismo a la bancada del Frente Amplio para que lo avale, y luego a los blancos y colorados, dijo Ríos ayer a El País.

Para los productores endeudados hasta U$S 25.000, los ministerios de Economía y Ganadería y el Banco República habían llegado a un acuerdo el pasado 5 de julio. Estos productores serán incluidos en el Programa Uruguay Rural del Ministerio de Ganadería. El acuerdo establece que para ser considerado dentro del programa, el productor deberá tener ingresos netos del núcleo familiar menores a $ 150.000 anuales, activos (sin contar la tierra) menores a U$S 50.000, residir en el medio rural o en poblaciones menores a 5.000 habitantes, no contratar mano de obra permanente, y no haberse endeudado en forma fraudulenta.

También podrían incluirse en este programa a los productores con deudas que no superen los U$S 50.000, que serían atendidos por la Administradora de Fondos de Inversiones SA (Afisa, el fideicomiso creado en el Banco República).

«Puede ser (que estos productores) tengan que pagar una parte de la deuda, puede ser que tengan que pagarla toda o nada, en función de las condiciones productivas que tengan», dijo cuando se firmó el acuerdo el presidente del Banco República, Fernando Calloia.

El Ministerio de Ganadería, a través del Programa Uruguay Rural, pondrá a disposición del productor asistencia técnica, capacitación y herramientas financieras.

«La cuenta de lo que debe (el productor) va a ser considerada secundaria. Hay que tratar que pueda vivir con sus propios recursos y eventualmente pagar. Es un problema no sólo de cuentas, sino de ayudar a viabilizar (la actividad productiva)», dijo el ministro de Ganadería, José Mujica, el día de la firma del acuerdo.

Según cifras del Banco República, al 31 de diciembre de 2006 había poco más de 1.500 productores con deudas de hasta U$S 25.000, que en conjunto debían unos U$S 18,7 millones. Entre U$S 25.000 y U$S 50.000 había a esa fecha 654 productores que debían en total U$S 24 millones.

Proyecto. El proyecto de ley que terminará de ajustar hoy el gobierno es para los que deben entre U$S 50.000 y U$S 250.000. Aquí se proponen dos caminos. Por el primero se hace un «contrato de arriendo» al productor, éste entrega los títulos de propiedad a Afisa y paga entre U$S 40 y U$S 50 por hectárea. A los 20 años podrán adquirir nuevamente sus tierras a un valor menor al del mercado. La segunda fórmula también prevé un «contrato de arriendo», la entrega de los títulos del campo a Afisa y una cuota de entre U$S 80 y U$S 90. A los 20 años recupera automáticamente su propiedad.

Ríos dijo que en caso de que los productores que se amparen a estos mecanismos de refinanciación incumplan lo pactado, se les aplicará el «desalojo por arriendo» y las tierras pasarán a ser administradas por el Instituto Nacional de Coloni-zación.

Ríos declaró el fin de semana a El País que los productores que no se acojan a esta refinanciación y tampoco muestren voluntad de pago, serán ejecutados judicialmente. «Si no entran en esta batería de mecanismos estarán sujetos a remate», advirtió.

El proyecto de ley apunta a atender la situación de entre 2.500 y 3.000 deudores agropecuarios.