Presidenta de ANTEL espera definición del EP-FA para decidir sobre CTI Móvil

La transición parece transformarse en una trampa mortal para inversores. A las señales confusas desde las filas del Encuentro Progresista sobre el paso final que necesita CTI Móvil para empezar a operar –que el ente apruebe el contrato de interconexión ya negociado– desde la telefónica estatal los mensajes son también inquietantes. La presidente de ANTEL, Graciela Pérez Montero, dijo ayer a El Observador que su decisión sobre el contrato no solo está supeditada a un informe técnico de los servicios de la empresa “sino a una definición más clara del gobierno electo” acerca de esta decisión que es cuestionada por Sutel y algunos sectores de la coalición de izquierdas.

Se espera que el tema se defina en la reunión del Directorio prevista para mañana. Pérez Montero dijo espera adoptar una postura bien definida nen las próximas horas luego de recibir el informe que ella misma solicitó y de, eventualmente, conocer si el gobierno electo apoya la interconexión o va a revocar el contrato por considerar que los términos del mismo “no se ajustan a derecho”.

En tal sentido, calificó de “absurda” la posición asumida por el director nacionalista Oscar González Álvarez, quien confirmó que se niega a votar la interconexión por entender que una decisión de esta magnitud no debe ser adoptada por el ente, sino por la Ursec a través de una negociación con la comisión que se ha creado para la transición del gobierno.

El director herrerista dijo no estar en condiciones “de obligar a la empresa a tomar una decisión de largo aliento sin haber tenido el aval del próximo gobierno”.

Para Pérez Montero, “si del nuevo gobierno, oficialmente, no hay objeciones técnicas de ningún tipo” es “absurdo y un contrasentido tomar una posición terminante” como la de su par de Directorio.


En el EP-FA Mientras el presidente electo, Tabaré Vázquez y el futuro ministro de Economía, Danilo Astori, mantienen silencio sobre el tema el senador Reinaldo Gargano, que fustigó el contrato, comenzó ayer a suavizar los términos de sus cuestionamientos y dijo que el nuevo gobierno respetará los contratos “hechos de conformidad con la Constitución y con la ley”

Gargano aclaró que no hay una posición formal en el EP-FA e incluso reconoció que no conoce el contrato cuestionado. “No lo hemos analizado a fondo todavía. Fue un planteo que surgió porque el sindicato vino hacia nosotros y nosotros lo trasladamos hacia la opinión pública, porque nos pareció muy importante que un Directorio a punto de irse estuviera tomando una decisión que va a afectar tremendamente el futuro de una empresa que, en 10 años, le transfirió de ganancias netas al Estado 915 millones pesos”.

Igualmente, Gargano mantuvo su reclamo de que el Directorio de ANTEL “deje las cosas como están».

“Lo primero que hay que hacer es parar. No pueden salir adelante, no pueden innovar”, subrayó.

Por su parte, el economista Walter Cancela, destacado integrate del nuevo equipo económico, marcó distancia de la postura de Gargano. En declaraciones a radio Carve dijo que Vázquez y Astori han señalado en reiteradas ocasiones “el principio de competencia” en los servicios públicos .

En el caso de la conexión entre ANTEL y CTI Móvil “si hay vicios en materia de contratos, en la forma como se llevó adelante la adjudicación o la contratación, esos vicios habrá que corregirlos, y proceder en consecuencia”, señaló. “ Pero lo que no se puede es estar cambiando un día sí y otro también en materia de reglas de juego. Si hay reglas de juego y se juega dentro de esas reglas, los goles valen. Si se violan las reglas, el gol se anula”.