Presupuesto: el gobierno pide 178 cargos políticos

El diputado blanco José Carlos Cardoso puso en evidencia, en declaraciones a El País, lo que considera «partidización» del Estado «a partir del fortalecimiento de los cargos de particular confianza política». Cardoso dijo que los cargos han aumentado de 143 en el gobierno anterior a 178 a partir de la sanción del nuevo Presupuesto, lo que según el dinero planillado para cumplir con sus remuneraciones, da un promedio de U$S 14.000 anuales para cada caso.

En el Ministerio de Defensa Nacional, por ejemplo, se crean siete cargos, que el propio subsecretario de la cartera, José Bayardi, explicó que servirán para mantener un control sobre las diversas actividades del ministerio con gente de confianza de las autoridades. Eso «impacta», aseguró Cardoso, que opinó algo similar en relación con la creación de diecinueve cargos de confianza en el área de Salud Pública.

MAS PERSONAL. El Presupuesto habilita a ingresar personal a la función pública «sin el concurso», en tanto sostuvo que hay otro gran grupo de unas 5.000 personas que ingresará al Estado en forma permanente, siendo regularizados como funcionarios.

«Los cargos de confianza son estratégicos y en la mayoría de los casos va en contrario de lo que se ha pregonado» desde el gobierno, afirmó.

En el caso de los maestros, Cardoso dijo que hay una evolución casi imperceptible en comparación con otros organismos, dado que «al comenzar este gobierno cobran $ 5.400 y cuando finalice esta administración ganarán $ 6.200 mensuales». «Ese es todo el aumento salarial para los maestros», dijo.

«El gobierno había dicho que el Estado era un caos, un desorden. ¿Si esto que se proyecta hacer no lo es, qué es entonces?», preguntó. Cardoso dijo que hay organismos estatales «privilegiados» que son los que se «llevan la torta» del Presupuesto, por lo que cree que «no es que no haya para repartir».

INTELIGENCIA. También cuestionó la «concentración» de las políticas de inteligencia del Estado en el Inciso de Presidencia. Particularmente, reprobó la creación de un cargo para quien implemente las políticas en la materia porque sostuvo que «la estrategia de la inteligencia del Estado se pondrá en manos de la Presidencia», lo que entendió que en un sistema democrático es «algo bastante complicado».

«Es lógico que desde el Parlamento reclamemos que la mayor carga de elementos del Estado esté allí donde el Poder Legislativo participe, y aquí no ocurre eso. Todo lo que se lleva a la Presidencia es para que el Parlamento no lo controle», advirtió el legislador.

Opinó que «el sistema de inteligencia del Estado se debe colocar bajo la órbita de un ministro, para que haya control parlamentario. Tiene que haber un responsable político», dijo.

Recordó que el presidente Tabaré Vázquez se había opuesto a concentrar en la Presidencia muchas de las funciones que hoy propone que se controlen desde su cargo.

«Esta persona no trasmitirá o asesorará al Presidente, sino que con la función que se le asigna, que es la de implementar las políticas de inteligencia, este funcionario las creará», agregó.

Cardoso afirmó que lo mismo sucede en el caso de quitar a las Unidades Reguladoras (Ursec y Ursea) de la órbita de los ministerios, pasándolas a la Presidencia, porque estimó que «las unidades reguladoras son para defender al ciudadano, al usuario, al consumidor, y no al Estado. Ahora se colocarán como una herramienta al servicio del Estado».

El diputado criticó al gobierno por la ausencia de reformas en la Ley de Presupuesto, como las anunciadas sobre el sistema impositivo, los funcionarios públicos, las cajas paraestatales (militar y bancaria) o el sistema de salud. «La reforma es la gran ausente del Presupuesto. Esto es más de lo mismo y en algunas cosas es peor de lo mismo», afirmó.