Prevén PBI de 4,5% para 2010; sorpresa con el 2,9% de 2009.

Expectativa superada. Nadie se salvó. Ni los analistas privados, ni el gobierno: el Banco Central informó ayer que el crecimiento en 2009 llegó al 2,9%, mayor al esperado por los observadores de plaza. Fue un anuncio postergado, porque el calendario de información había fijado para la semana pasada ese anuncio.

El dato, que resultó mayor incluso al pronosticado por el propio gobierno, había sido preanunciado el viernes pasado por el vicepresidente, Danilo Astori, cuando adelantó que el año 2009 cerraría con cifras superiores a las originalmente estimadas en las expectativas oficiales.

El anuncio desconcertó a quienes la pasada semana auguraron un eventual cierre del crecimiento del PBI en el entorno del 2%, aunque algunos analistas advirtieron que ya esta semana se proyectaron correcciones al alza del crecimiento que, en ningún caso, rozó la cifra oficial que al final se divulgó.

La consultora CPA Ferrere, que había organizado para la jornada de ayer su presentación para clientes con los datos de coyuntura, advirtió -cuando aún no se conocían los datos oficiales- que el Producto de 2009 proyectaba un crecimiento mayor al que la misma consultora había previsto la semana pasada, estimando que el crecimiento sería de 2,5% respecto del año anterior.

Pero como la calculadora de los economistas privados se mostró mezquina con las cuentas nacionales, fue necesario salir a explicar.

«No nos sorprende la cifra de crecimiento finalmente anunciada, porque estuvo dentro del rango de mejora que habíamos proyectado esta semana contra la anterior», aseguró a Ultimas Noticias el economista Gabriel Oddone.

«Aunque quedamos por debajo de la proyección oficial de crecimiento, hay que considerar que los técnicos del Banco Central modificaron a la baja el cierre de crecimiento del año anterior, que de 8,9% pasó a 8,5%, y esa variación en menos es lo que explica que se mejorara el crecimiento estimado de 2009», aseveró Oddone.

Como distaron pocas horas entre los anuncios prospectivos de CPA Ferrere y los oficiales, la consultora ayer emitió un comunicado explicativo.

«El dato de cierre de actividad en 2009 habría constituido una sorpresa en la medida en que se ubicó por encima de nuestras proyecciones», señaló la comunicación de la consultora. «Esta sorpresa puede explicarse por dos razones fundamentales. En primer lugar, por una mejora superior a la esperada del contexto internacional, que determinó un entorno más favorable al crecimiento en el país. Este aspecto fue considerado en las proyecciones de Cinve-CPA Ferrere, lo que condujo a la reciente revisión al alza en las proyecciones, cuando se corrigieron las proyecciones de 2,0% a 2,5% para el año 2009. El segundo aspecto que explica la sorpresa radica en un mero aspecto estadístico. En el cierre de año, el BCU obtiene mayor disponibilidad de datos estadísticos, lo que conduce a una revisión de datos anteriores.

«En nuestra estimación, subestimamos el papel del comportamiento del sistema eléctrico y el cumplido por el incremento de los servicios», aseveró a Ultimas Noticias el economista Pablo Moya, analista de coyuntura de ese estudio.

«No obstante, no podemos decir que el país haya cambiado su estructura económica de país agroproductor por un país de servicios, porque estamos muy lejos de esa realizada».

Algo más auspiciosa fue la lectura del ex director del Banco Central Andrés Pieroni, quien advirtió que la buena nueva deberá servir para proyectar el futuro. Para el economista, la noticia de un incremento de 2,9% del PIB fue «auspiciosa», permitiendo echar bases sobre el necesario debate de la regla fiscal que se menciona en los pasillos del gobierno.

«No cabe duda de que este crecimiento cercano al 3% es un buen dato, pero ello nos deja sobre la mesa varias preguntas hacia el futuro», aseveró a este matutino.

Para 2010

Las cifras de crecimiento del PBI divulgadas ayer obligan a las diferentes consultoras a revisar sus previsiones sobre el crecimiento del Producto que se proyecte para este año.

Para CPA Ferrere, la previsión original de un crecimiento del 3,6% dejó paso a una nueva proyección augurada ayer de 4,6%, aunque los analistas del estudio no descartan que ésta llegue a 4,8% o 4,9%. La consultora Oikos plasmó un pronóstico de crecimiento de 4,3% para el cierre de 2010 y no descarta que la cifra se revise a la luz de este nuevo indicador.

La economista María Dolores Benavente, de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, estimó que con estas cifras a la vista el crecimiento de 2010 oscilaría entre 3,5% y 4%, aunque señaló que por el momento se trata de un análisis muy preliminar.