Prevista caída de PBI y para segundo semestre se mantienen perspectivas de crecimiento.

Consideró que además de una posible convergencia con la situación mundial, Uruguay tuvo seis meses de sequía que afectó parte del aparato productivo. Sostuvo que el equipo económico analiza las cifras con cautela.

El ministro de Economía y Finanzas, Alvaro García, sostuvo que se están realizando consultas de rutina al Banco Central del Uruguay para ampliar información acerca de algunos sectores donde no se esperaba ese comportamiento a la baja, como lo son el transporte y las comunicaciones, que mostraron una caída importante en el primer trimestre.

Agregó que esta baja se debe analizar en el contexto mundial. La crisis financiera que se produjo en el mes de setiembre de 2008, se trasladó al sector real de las economías del mundo y enfatizó que la situación de Uruguay -aún con esta baja del PBI- continúa siendo diferencial respecto a Latinoamérica y al mundo.

En tal sentido, el Ministro informó que conocido el cierre del trimestre, el trabajo del Ministerio es analizar la abundante información que surge de la nueva base de datos que implementó el BCU y que permitirá un trabajo interesante de profundización de las cifras.

«En principio, pese a que el guarismo de la baja haya resultado levemente superior al esperado, el Gobierno no varía la visión que se marcó originalmente», sostuvo el Jerarca, quien afirmó que para este año se esperaba un primer trimestre de caída, un segundo trimestre estabilizado y una etapa de crecimiento en el segundo semestre del año continúa en vigencia.

Explicó, además, que el hecho que a nivel mundial haya menos incertidumbre sobre cómo golpea la crisis ya es una señal positiva e incluso hay señales positivas a nivel de Uruguay. Sin embargo, resaltó que hay que ser muy cautos y mantener la visión de análisis para observar qué sucede en el próximo trimestre.

En relación a la inflación, García enfatizó que contrariamente a lo que sucedió durante los últimos meses de 2008 y principio de 2009, donde la situación mundial era la tendencia a la baja de la inflación, mientras que en Uruguay se daba una tendencia al alza, se observa una convergencia con la situación mundial. Dijo que Europa acaba de tener inflación cero y que en Uruguay se está observando una reducción permanente del guarismo, previendo que se mantenga esa tendencia en los próximos meses.

Por otra parte, recordó que en relación a la actividad, al impacto que tuvo la crisis financiera se le debe sumar el efecto de la sequía vivida en el último trimestre de 2008 y el primero de este año. Igualmente, reiteró que Uruguay se encuentra en una posición destacada a nivel mundial.

En tal sentido, explicó que si se toma la variación interanual del PBI, el país continúa creciendo al 2,3%, mientras que gran cantidad de países del mundo presentaron una baja en esta variación. «Hoy el mundo tiene un nivel de Producto menor al que tenía en el primer trimestre de 2008 y Uruguay cuenta con un nivel mayor -en términos absolutos- aproximadamente, en lo que sería el nivel del segundo trimestre de 2008», afirmó.

Del mismo modo, dijo que en el primer trimestre de 2009 hubo un menor crecimiento de consumo del esperado. Sin embargo, tanto los fundamentos económicos del Uruguay, como las cifras de poder adquisitivo de las familias indicarían lo contrario. En tal sentido, García explicó que esto puede significar que, pese a que los fundamentos de la economía uruguaya son buenos, hay una postergación en las decisiones de consumo de las familias, que se puede deber a temas de expectativas e incertidumbres respecto a la situación mundial y regional. Es de esperar que si hay un cambio en la visión de esas expectativas, esa postergación de consumo se revierta y se retome el consumo del mercado interno que es un motor importante para la economía.

Además, desde el Gobierno se le asigna especial importancia a que las exportaciones, comparando primer trimestre de este año y primer trimestre del año pasado, tuvieron un crecimiento en términos de su participación en el PBI. En el mes de mayo, las exportaciones en términos de volumen físico fueron 12% superiores. Subrayó que se analizan todas las variables que hacen a la evolución del PBI. «Es una situación que hay que meditar y trabajar con la mayor cantidad de información posible, de la manera más profesional».

Respecto al manejo de estas cifras en un contexto de campaña electoral, el Titular de Economía resaltó que en una situación mundial de estas características se debe tener mucha cautela tanto desde el Gobierno como de otros actores políticos. «Estamos en un contexto complicado a nivel internacional y sería importante pensar primero en el interés nacional cuando se toca este tema», afirmó.

En otro orden, consultado por la situación del Hospital de Clínicas, el Ministro García informó que tuvo una reunión con la Directora del hospital universitario, en la que estuvo presente el Decano de la Facultad de Medicina y representantes de la institución, estudiantes y trabajadores no médicos. En tal sentido, anunció que se acordó una próxima reunión para el jueves 18, con la Ministra de Salud Pública, el Rector de la Universidad, el Decano de Medicina y el Director de ASSE para analizar los futuros pasos a tomar entre los que se encuentra la resolución de la situación financiera para el resto del año. En ese tema, señaló que existe un diálogo fluido con la Universidad que es la principal fuente de financiación del nosocomio. El otro camino que se determinará, a mediano plazo, será definir el papel del Hospital de Clínicas en el Sistema Nacional Integrado de Salud.

17 de junio, 2009