Primer día sin RCTV, con incidentes y denuncias

Primer día sin la histórica televisora RCTV y primer día con el nuevo canal de servicio público TVes. Los venezolanos encontraron a partir de la medianoche de ayer que el canal 2 ya no transmitía las telenovelas y variedades que durante 53 años vieron los hogares, sino que apreciaron a través de la pantalla chica una emisora que exalta la cultura nacional y el folclore nativo. Pero no resultó ser una jornada totalmente tranquila: las protestas con incidentes, que comenzaron el domingo en Caracas, prosiguieron ayer en la capital y en Valencia, donde cuatro personas que rechazaban la decisión del gobierno de Hugo Chávez de no renovarle la licencia a RCTV fueron heridas de bala en una universidad.
En esta misma línea de tensión que vive el país caribeño, el gobierno de Venezuela presentó ayer ante la Fiscalía dos videos de la cadena estadounidense CNN para que investigue si el supuesto contenido subliminal de uno y la presunta mentira contenida en el otro, constituyen delitos.

El ministro de Comunicación, William Lara, señaló que en uno de los videos CNN ilustra una noticia sobre marchas a favor de RCTV con imágenes que dice son de Caracas, pero que en la realidad corresponden a unas protestas registradas en Acapulco (México) por la muerte de un periodista.

En el segundo video de CNN presentado por Lara, aparece una imagen del presidente Hugo Chávez colocada junto a la de un presunto líder de la organización Al Qaeda asesinado y a las de unas protestas en China, sin que exista ningún vínculo informativo o conceptual entre ellas.

Lara también denunció ante la Fiscalía al canal privado de noticias Globovisión por supuesta “instigación a delinquir”. Lara dijo que expertos consultados aseguraron que el objetivo de la conjunción de imágenes de Globovisión –en el que el presidente venezolano aparece junto a Al Qaeda o tomas del atentado a Juan Pablo II en 1981– es inducir a los televidentes a que asocien la imagen de Chávez “con la violencia y la muerte”. El ministro agregó que el video del difunto Papa –transmitido por Globovisión–:“Incita al asesinato contra el presidente de Venezuela y esto es lo que nosotros hemos pedido al Fiscal que investigue”.


Ennegrecida. De línea editorial opositora y acusada de “golpista” por Chávez, RCTV en un emotivo último día de transmisión. Luego de la medianoche la pantalla se ennegreció durante unos 20 minutos para dar lugar a TVes.

Con lágrimas y la promesa de volver, directivos y trabajadores de RCTV se despidieron de su audiencia con el mensaje de “Un amigo es para siempre” y cantaron el himno nacional antes de que cesara la señal de la televisora a las 23.59 del domingo.

Luego irrumpió la Sinfónica y el coro juvenil Simón Bolívar, una gloria cultural de Venezuela, bajo la batuta del director Gustavo Dudamel, de 26 años, interpretando el himno nacional en el magnífico teatro Teresa Carreño, dando inicio a la transmisión de TVes.

Ramón Chalbaud, director de largometrajes y precursor del llamado cine bolivariano con El Caracazo, afirmó que Tves “será un canal para la cultura arte y el entretenimiento, donde no se va a enseñar basura”. “Los Ángeles es maravilloso porque convierten la basura en televisión. Aquí eso se acabó”, señaló parafraseando a Woody Allen antes de dar paso a un cantante de joropos, la popular canción de Los Llanos.


Contraste. El contraste fue grande entre la emisión de tipo emotivo familiar de 18 horas con la que se despidió RCTV, entre canciones entonadas por toda la planta al estilo de las grabaciones benéficas ejecutadas por artistas internacionales célebres, y el tono cultural y folclórico de la primera emisión de TVes.

Será un canal enfocado a la comunidad; también tendrá un espacio para las noticias, el deporte, la música local, tradicional y programas realizados por productores independientes. Además, emitirá documentales. Fue presentado como la señal de televisión donde la gente se verá reflejada.

Con la no renovación de la concesión de RCTV –que tenía el 35% de la audiencia–, el gobierno del presidente Hugo Chávez, que critica las telenovelas y la “dominación cultural del imperialismo”, se desembarazó sobre todo de la única televisión que se le oponía sistemáticamente por señal abierta y con alcance nacional.

El canal opositor que subsiste es el de información 24 horas Globovisión, cuya señal en abierto llega solo a Caracas y a la tercera ciudad del país, Valencia, y es difundida también por cable.

Existen además otros dos canales privados independientes de alcance nacional, Televen y Venevisión, y varios otros de alcance regional, así como numerosas estaciones de radio que dan cabida a opiniones críticas.

Después del referendo que en 2004 confirmó a Chávez en la presidencia, a diferencia de RCTV y Globovisión, Venevisión y Televen abandonaron la confrontación que opuso a los medios privados al gobierno, en el marco de sucesivas tentativas opositoras para sacarlo del poder. (Redacción, AFP y EFE)