Primera baja de precios mayoristas en un año

Pese a que no hay una relación directa entre el Índice de Precios al Productor Nacional (IPPN), es decir los precios mayoristas, y el Índice de Precios al Consumo (IPC), en el Banco Central ven como «probable» que haya deflación este mes.

Fuentes del BCU dijeron a El País que para los meses siguientes se espera que la inflación sea baja.

Una de las fuentes consultadas dijo que está «garantizado» que la inflación no llegará a los dos dígitos en lo que queda del año y que podría cerrar 2007 más cerca de 8% que de 9%.

En los 12 meses a septiembre, la inflación fue de 8,9% y de enero a septiembre de este año llegó a 8,67%. Si llegara a 10% se desatarían aumentos salariales para públicos e incrementos de jubilaciones cada seis meses en vez de cada año como hasta ahora.

Las fuentes expresaron su convicción sobre la baja de la inflación en algunos factores que se comienzan a ver.

Uno de ellos es la caída del dólar (ver nota en página A 13), que influye sobre los precios de los productos importados.

También señalaron que los precios de las commodities agrícolas llegaron a un escalón alto y no se prevé que sigan subiendo. Los precios a futuro del trigo empezaron a caer, agregó una fuente.

Otro de los factores que se convertiría en una ayuda es el precio de las verduras. Los funcionarios dijeron que a comienzos de noviembre con la entrada de la producción es previsible que bajen los precios de varias verduras.

El economista de la consultora Tea, Deloitte & Touche, Pablo Rosselli, coincide con esa visión. Rosselli dijo a El País que Deloitte prevé deflación para octubre y un promedio de inflación nula en los últimos tres meses del año.

Expresó que para eso inciden las medidas que adoptó el gobierno de rebaja de varias tarifas (UTE, Antel, combustibles, boleto) y la caída del dólar.

«El traspaso de los precios de las commodities ya se dio mayormente y no se esperan nuevas subas de commodities», agregó Rosselli.

Las fuentes del BCU afirmaron que para 2008, salvo que haya «sorpresas» de factores climáticos como este año, la inflación se encauzará hacia la meta de 4%-6% a fin de año.

Esperan un «efecto al revés» de las excesivas subas de frutas y verduras que se vieron este año y también que la mayor contracción monetaria aplicada desde octubre empiece a dar resultados.

MAYORISTAS. El IPPN registró una caída de 0,45% en octubre modificando la tendencia ascendente que había registrado durante los once meses anteriores, según la información que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística. La última baja del IPPN había sido de 2,47% en octubre de 2006.

Pese a la baja puntual de precios este mes, la inflación mayorista continúa en niveles muy elevados: en el acumulado del año el IPPN tuvo alzas en promedio de 17,1%, mientras que en los últimos doce meses a octubre la variación se ubicó en 18,4%.

La deflación mayorista en octubre estuvo vinculada exclusivamente a la baja registrada en los precios al productor en la Industria Manufacturera (-1,4%), ya que en el resto de los sectores hubo aumentos: Pesca (+7,9%) y Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura (+1,6%), o estabilidad, en explotación de minas y canteras.

Dentro de la industria manufacturera destacan las bajas de los precios de productos derivados del petróleo y del carbón (-6,74%) -asociado a la baja de los combustibles dispuesta a mediados de septiembre-, los precios de las productos metálicos (-2,8%), fabricación de prendas de vestir y teñido de pieles (-2,56) y textiles (-1,84).

También influyó en la baja de algunos productos industriales, la caída del dólar. En los 30 días finalizados el 10 de octubre (lapso que se toma para el cálculo del IPPN mensual) la divisa estadounidense se desplomó 3,72%, generando bajas en el índice general.

Para el analista de Cinve y CPA/Ferrere, Adrián Fernández la caída del tipo de cambio influyó en algunos productos muy atados al dólar como textiles y vestimenta, pero no fue de los factores principales que explicaron la baja del IPPN.