Producción creció a nivel récord en el último año

El Producto Bruto Interno (PBI) creció 7,42% en 2007 y alcanzó un récord histórico en volumen físico y nominal al ubicarse en US$ 23.101 millones a precios corrientes. El nivel máximo anterior se había registrado en 1998 con US$ 22.370 millones.
El incremento de la actividad económica del año pasado fue algo superior a las proyecciones de los analistas y ocurrió en casi todos los sectores de la economía, aunque los que más incidieron en el crecimiento global fueron la industria manufacturera, el comercio y las comunicaciones, según los datos divulgados ayer por el Banco Central del Uruguay (BCU).

De esa manera, la actividad económica se expandió por quinto año consecutivo, a una tasa promedio anual de 6,96% durante los cinco años.

El crecimiento de 2007 superó la cifra de 2006 (6,99%) y la de 2005 (6,62%). En tanto que la tasa de incremento del PBI en 2004 había sido 11,82%, la de 2003 (2,19%) y en 2002 cayó 11,05%.

El crecimiento del año pasado fue mayor al proyectado por el gobierno. A principios de año, las estimaciones oficiales sobre el incremento del PBI en 2007 se ubicaban en 5,25%.

Pero en diciembre, en el foro económico organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), el subsecretario de Economía, Mario Bergara, había dicho que se revisó la estimación de crecimiento al alza, en 7,25%.

En tanto, el martes 8, el ministro Danilo Astori señaló a El Observador en Miami que el crecimiento de 2007 sería “bastante” mayor que el esperado.

Las previsiones de los analistas privados, según la encuesta de expectativas que realiza la autoridad monetaria, se ubicaban en 7,2% para el año pasado.

Bergara destacó ayer en un foro realizado en la Embajada de Alemania sobre promoción de inversiones (ver página 12) que el país completó un ciclo de tres años con “tasas altas de crecimiento”.

Por su parte, el analista Pablo Rosselli, de Deloitte, dijo que la cifra de crecimiento de 2007 significó un “dato positivo”, que se encuentra “relativamente en línea con lo esperado”, lo que hace pensar que la economía “va a seguir teniendo un buen ritmo de crecimiento este año”.

La encuesta de expectativas de los analistas privados expresó que el crecimiento esperado para 2008 es 5,8%. En tanto, las proyecciones oficiales para este año se ubican en 5,25%, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI), señaló ayer en su informe semestral que la economía uruguaya crecerá 6% en 2008.

Industria al tope. Según indicó el BCU, la mayor actividad económica en 2007 fue liderada por un incremento en la demanda doméstica, tanto de bienes nacionales como importados, así como por un aumento en los servicios de comunicación.

El sector con mayor incidencia en el crecimiento fue la industria manufacturera, que aumentó 8%. Ese crecimiento se debió a una demanda tanto interna como externa.

Los rubros de mayor crecimiento fueron bebidas –en particular por la producción de una fábrica de refrescos ubicada en Colonia que se dedica principalmente a la exportación–, la industria del papel –por la producción de pasta de celulosa–, la industria química –por abonos y plaguicidas– y la producción de productos derivados de la madera.

El siguiente sector de la economía con más incidencia en el crecimiento global fue el comercio, que se expandió 11,09%. El incremento en esta área, que representó 10,5% del PBI en 2007, se debió a un aumento de casi todos los rubros intermedios, entre los que se destacan el comercio de bienes importados y manufacturados.

En tanto, en el sector comunicaciones creció 18,7%. En este caso, se destacó el incremento expansivo de la telefonía celular en los cuatro trimestres del año.

El sector agropecuario aumentó 2,8%, lo que obedeció a un aumento en la producción agrícola (7,7%), que fue neutralizado parcialmente por la producción pecuaria, que registró una caída de 3,2%. Esa disminución se debió a una contracción en la faena bovina, en comparación con los niveles registrados en 2006.

El sector electricidad, gas y agua aumentó 11,4%, en comparación con el bajo nivel que había registrado en 2006; la construcción se incrementó 2,5%, debido a un alza de la actividad en el interior; el sector restaurantes y hoteles creció 9,2% y el transporte 7,7%.