Prohibirán carteles en árboles y columnas en año electoral

SI BIEN la nueva reglamentación propuesta por la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) trascenderá el año electoral, la comuna tiene intenciones de aprobarla lo antes posible y comenzar a aplicarla de inmediato. Esto traerá complicaciones para los partidos a la hora de planificar su propaganda.
La directora, en ejercicio, de Planificación de la IMM, Cristina Pastro, indicó que la reglamentación deberá ser aprobada por la junta Departamental luego que termine el receso de enero, esperando que sea votada en breve. «Se regula la cartelería con una normativa compleja e innovadora. Contiene muchos elementos que no fueron contemplados con antiguas reglamentaciones y tiene presente zonas a proteger», detalló.
Para hacer publicidad y propaganda, el articulado proyecta habilitar el uso de pantallas municipales, luminosas y de proyección, placas en columnas, papeleras, columnas, vallas, protectores peatonales, en parajes públicos o salas de espectáculos públicos.
Para fijar cartelería, se gestionará un permiso y se depositarán 5 Unidades Reajustables (UR) como garantía de fiel cumplimiento de las disposiciones, la cual será devuelta una vez efectuada la fijación de la propaganda. En caso de aplicación de multa, el referido depósito quedará afectado al pago de la misma y de sus accesorios legales.
La reglamentación prohibirá la publicidad en árboles, pavimentos de aceras o calzadas, columnas de alumbrado público, plazas, parques, playas, edificios públicos, cementerios, monumentos y obras de arte.
Desde el 15 de noviembre de cada año al 15 de abril del inmediato siguiente, la instalación de publicidad en playas se puede autorizar como actividad temporaria.
En algunas situaciones y con informe técnico previo referido, se podrá autorizar la instalación de publicidad en plazas y parques la cual deberá respetar el entorno urbano y humano en su tamaño y demás caracteres, exigiéndose contraprestaciones.
Se prohibirá, con el reglamento, la propaganda sonora en la vía pública, aunque la IMM podrá autorizarla como excepción en fiestas tradicionales, festejos zonales o acontecimientos destacados, cuando cumpla una finalidad social.
La propaganda política, sindical, cultural, religiosa y similares, se habilitará por medio de anuncios en pantallas, banderas y telas y la distribución de volantes y hojas sueltas en la vía pública.
Si bien se permite colgar pasacalles de columnas, se enfatiza la prohibición de usar árboles y de colgar cartelería en avenidas 18 de Julio, Libertador Brigadier General Juan Antonio Lavalleja ni en la calle Sarandí.
Tampoco se permitirá en las plazas Constitución, Independencia, Cagancha, Fabini y de los Treinta y Tres, en la explanada del edificio Libertad, explanada municipal, ni en los espacios declarados monumentos históricos nacionales o de interés municipal.
El proyecto contiene varias prohibiciones específicas referidas a cartelería que obstaculizan la visión de señales de tránsito o balizamiento, perjudica la vista del paisaje natural del entorno o tapan las chapas de la nomenclatura de las calles. Entre las prohibiciones específicas, se incluye la distribución «en la vía pública o arrojar a la misma o sobre la ciudad, desde cualquier lugar y por cualquier medio, prospectos, programas, anuncios u hojas sueltas».
Los vehículos solo podrán exhibir publicidad cuando se trata de autos, camionetas y camiones que exhiban información de la empresa de las que son propiedad. Los ómnibus podrán realizar publicidad dentro y fuera. Cuando contenga publicidad fuera deberá estar debidamente encuadrada, ser de proporciones apaisadas y ubicarse en superficies lateral y posterior del ómnibus entre las ventanillas y las ruedas.