Pronostican normalidad en lluvias desde febrero.

En el litoral llovió en el entorno de 40 milímetros, una cifra importante para ésta época del año, que ronda los 90 milímetros. Por eso en las últimas horas «habría llovido la mitad de lo estadísticamente esperable», señaló.

Según el especialista, hoy también se registrarán precipitaciones en varias zonas, sobre todo en el Este. Luego, a partir del sábado, volverán las lluvias que cubrirán casi la totalidad del territorio.

Cisneros indicó a El País que de acuerdo con sus evaluaciones, a partir de los primeros días de febrero «lentamente» la situación de precipitaciones comenzará a normalizarse y volverá a los registros habituales para el verano.

En relación a lo que podría ocurrir en el transcurso del año, Cisneros pronosticó que las lluvias serán las habituales para cada una de las estaciones.

Por su parte, el meteorólogo Juan Luis Pérez (de Nimbus), dijo a El País que la situación de lluvias se mantendrá, por lo menos, hasta el fin de semana.

Pérez coincidió con Cisneros en que a partir de la primera quincena de febrero el «panorama de lluvias volvería a ser normal», aunque aclaró que eso no implica que «llueva todo lo que no ha llovido, sino que los valores de ocurrencia de precipitaciones volverían a los registros habituales» para esa altura del año.

MENOS LLUVIA. En oposición a a los pronósticos de Cisneros y Pérez, el meteorólogo Diego Vázquez Melo (Hardsun) sostiene que el trimestre enero – marzo se presentará «más cálido y menos lluvioso de lo normal», lo que generará que las «deficiencias severas de agua en los suelos y en las condiciones de sequía agrometeorológica e hidrológica continuarían extendiéndose hacia el norte del territorio nacional».

Según un informe elaborado por Vázquez Melo, si bien se registrarán algunas lluvias en los próximos días, éstas no mejorarán la situación y por tanto «se acentuaría la reducción de la disponibilidad de agua para consumo humano, abrevadero de ganado y riego».