Propondrán hoy a Petrobras que participe de prospección de gas.

El ministro de Industria, Jorge Lepra, dijo a El País que hoy mantendrá reuniones en Montevideo con técnicos de Petrobras «que es la empresa de la región que tiene mayor experiencia». Por su lado el presidente de Ancap, Daniel Martínez, y un geólogo de la empresa irán hoy a Brasil en el marco de un viaje previsto con anterioridad para reunirse con técnicos de Petrobras y el tema estará sobre la mesa.

PROCESO. La estrategia del gobierno es ahora realizar nuevos estudios sobre el hallazgo de vestigios de gas en el mar territorial uruguayo y posteriormente llamar a una licitación abierta internacional para conceder la explotación, explicó Lepra. No tiene porque necesariamente participar Ancap, comentó. «Es un descubrimiento muy auspicioso y los estudios fueron muy serios, pero saquémosle ansiedad al tema. La eventual explotación es un tema que se va a dar en el próximo gobierno», matizó.

De todas formas, Ancap se está moviendo. Martínez dijo a El País que el ente ya tenía presupuestados estudios en dos dimensiones de la zona y que posiblemente efectuará otros en tres dimensiones. El jerarca reconoció que Ancap no tendría ni la capacidad económica ni tecnológica para efectuar la explotación del yacimiento en solitario que demandaría centenas de millones o incluso miles de millones de dólares. Por ese motivo quizás se requerirían modificaciones legislativas para permitir al ente asociarse para los trabajos, expicó.

Martínez adelantó que el yacimiento «sería importante» por su magnitud, aunque aclaró que «si todo sale bien» las extracciones podrían comenzar recién en 2008, un año después de empezar la perforaciones. De todas formas, ya se sabe que la cantidad de gas que estaría en aguas uruguayas superaría ampliamente el umbral a partir del cual se considera rentable un depósito.

¿PETROLEO? Aunque Lepra señaló que «por ahora estamos hablando de gas», Nelson Ucha —investigador de Ancap—consideró que «muy probablemente» haya en el mar también petróleo.

Ucha, junto con otros investigadores de la Sociedad Uruguaya de Geología, entregó a Ancap a comienzos de este año un estudio llamado «Hidratos de gas: estimación de su potencial en la plataforma continental del Uruguay a partir de información sísmica de reflexión». «El desarrollo y acumulación de hidratos de gas en la Cuenca Oriental del Plata y los sectores profundos de las cuencas Punta del Este y Pelotas, tiene dimensiones muy importantes y su desarrollo puede extenderse inclusive aún más que el definido a partir de las señales sísmicas generadas por los reflectores simuladores de fondo», dicen las conclusiones del trabajo.

Fernando Franzini, encargado de Relaciones Públicas de la Armada, dijo a El País que los hidratos de gas bajo los cuales está el gas libre se encuentra en el denominado «talud», a entre 300 y 1000 metros de profundidad, a unos 180 kilómetros de las costas de Maldonado y Rocha.