Proponen bloquear el puente durante 15 días de febrero

El dirigente de esa organización Luis Molinuevo dijo a El Observador que los ambientalistas de Gualeguaychú realizarán el próximo fin de semana un bloqueo de entre 48 y 72 horas en la ruta 136, que lleva al puente. La medida podrá extenderse de viernes a domingo, o de sábado a lunes, y eligieron realizarla este fin de semana, a mitad de enero, cuando se renueva el flujo turístico.
A esta medida se sumarán bloqueos sorpresivos de unas ocho o doce horas en días hábiles, y otros los demás fines de semana desde las 20:00 horas del viernes hasta 8:00 del sábado, dijo Molinuevo. La Asamblea organiza además un bloqueo al puente internacional que espera mantener durante toda la segunda quincena de enero. “Si no hay respuesta, es nuestra aspiración llegar a un corte de quince días, y ya tenemos carpas, baños químicos, y todo lo necesario para implementarlo”, añadió el dirigente. Su grupo espera que el gobierno uruguayo suspenda las obras de instalación de las plantas. “Creo que a las papeleras no les afectan para nada los cortes, pero sí al gobierno uruguayo, que es el que puede parar esos emprendimientos”, afirmó.

Molinuevo dijo que su organización apuesta a las protestas pacíficas, pero que en sus asambleas “siempre aparece alguno que propone poner miguelitos en la ruta, y de ahí a cualquier cosa”. Entre los manifestantes “la mayoría se atiene a las acciones que recomienda la Asamblea porque tienen confianza, pero no sabemos si tendrán tanta paciencia como nosotros ni si mantendrán esa confianza sin ver resultados”, afirmó.

Al mismo tiempo, desde el gobierno argentino continúa la ofensiva contra los emprendimientos de las empresas Botnia y Ence. El subsecretario de Integración Económica de la Cancillería argentina, Eduardo Sigal, anunció que su gobierno planteó a Uruguay reubicar esas industrias “unos kilómetros al sur de Fray Bentos”, anunció la agencia de noticias Télam. “Un traslado hacia unos kilómetros al sur no nos afectaría (a los argentinos), de acuerdo con las corrientes, tanto hídricas como de los vientos”, dijo Sigal a radio Spika, según la agencia.

Otro dirigente de la Asamblea, Andrés Rivas, expresó a la Télam sus dudas de que un eventual cambio de locación para las plantas de celulosa disminuya el temor al daño ambiental de su organización. Para que ello fuera posible, deberían trasladarse “unos 150 kilómetros hacia el interior del Uruguay”, afirmó.


Peleas. El gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, salió ayer al cruce de los dichos del subsecretario de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente Jaime Igorra, y afirmó: “Este señor dice que tomo medidas vengativas contra las empresas (Botnia y Ence) por no haberse instalado en Entre Ríos, una vieja mentira que la tienen que repetir tanto porque nadie la cree”, informó el diario digital APF, de Paraná, Entre Ríos. “Yo defiendo la vida, no actúo por venganza”, retrucó Busti. El gobernador calificó de “incoherente” a Igorra, y dijo que “uno se debe preguntar a quién responde este señor, a quién defiende: si al capital económico contaminante o a la naturaleza”.

Busti también lanzó sus dardos contra su compatriota Roberto Giordano. “No entiendo cómo no defiende los intereses de su patria y habla de un tema tan sensible a la vida de los entrerrianos con la misma frivolidad con que vive”, afirmó. “Supongo que el sol del verano y la falta de lluvia lo están transformando en un delirante”, remató Busti.