Proponen capitalizar el República con U$S 1.000

Asimismo, el directorio del BROU aprobó ayer el acta número 20.000 en la que solicita al Poder Ejecutivo autorice la modificación del artículo 23 de la carta orgánica del banco para que el capital permitido a integrar pase de $ 1.500 a $ 25.000 millones (unos U$S 1.000 millones).

El presidente del República, Fernando Calloia explicó a El País que el capital previsto en la actual carta orgánica data de muchísimos años atrás y que ahora se propone esa adecuación. Como el capital máximo ahora es de $ 1.500 el banco debe pasar todas sus utilidades a reservas.

De aprobarse la modificación -requiere un proyecto de ley que debe ser votado por mayoría absoluta del total de componentes de cada cámara-, el BROU integrará ese capital con U$S 644 millones de Patrimonio más las utilidades que vaya teniendo (ver aparte). Calloia señaló que no se puede tener una cantidad muy justa de capital máximo integrado, para tener donde colocar las utilidades.

El hecho de tener más capital integrado permitiría al banco tener mayor capacidad para dar crédito a largo plazo.

CRISIS Y SALIDA. Además de Astori, la celebración del BROU contó con la presencia del vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa, el presidente del Banco Central, Walter Cancela, directores de otros entes y algunos legisladores.

En su discurso, el ministro de Economía resaltó que «un Banco República muy fuerte es una herramienta central» del gobierno para «plasmar niveles de desarrollo económico y social cada vez más altos». En ese sentido dijo que el banco ayuda en el ámbito fiscal y financiero.

En la parte fiscal Astori dijo que el hecho de que el banco tenga utilidades y haya saneado sus cuentas tras la crisis de 2002, sirve «para enfrentar posibles contingencias adversas».

«El hecho de que todos decimos que no (vemos contingencias adversas) y que no haya nubarrones en el horizonte, no quiere decir que no haya que prepararse», afirmó. «Será una ayuda fundamental tener un Banco República sólido», agregó el ministro.

En materia financiera el ministro destacó que en 2005 y 2006 la institución contribuyó al fisco con U$S 40 millones en pago de impuestos directos.

También mencionó que contribuye con U$S 30 millones a la Rendición de Cuentas que se aprobó el miércoles.

Para el ministro, el BROU «como parte de revitalización del crédito, será un apoyo fundamental a la inversión y particularmente a aquella que exige mayor período de maduración dada la fragilidad del mercado de capitales».

También señaló que en la crisis financiera de 2002 «cuando hubo que tomar decisiones duras», el país «tomó las mejores (posibles)».