Proponen participación privada para capitalizar bancos en crisis.

Con llamados a empresarios a capitalizar bancos, a no restringir el crédito, y a conjugar el interés público y privado, el foro Tendiendo Puentes celebrado en Punta del Este con la participación de ex mandatarios de Brasil, Chile, España y Uruguay, junto a hombres de negocios como Carlos Slim, exploraron salidas a la crisis económica mundial.
Aunque el temario del debate, promovido por el Círculo de Montevideo, no incluía el tema expresamente, los ex presidentes y empresarios de alto nivel que participaron ayer no pudieron evitar que la crisis global, las medidas paliativas en curso y las consecuencias sobre la economía mundial y América Latina se colara como eje central de todas y cada una de las exposiciones.

En el encuentro participaron los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil); Felipe González (España); Julio Sanguinetti (Uruguay); Ricardo Lagos (Chile); el multimillonario mexicano, Carlos Slim; y los empresarios españoles Jon Asua y José Juan Ruiz, del banco Santander, que realizaron sus respectivas exposiciones ante unos 200 empresarios y altos dirigentes políticos.

En sus exposiciones, en general coincidieron en alertar sobre la gravedad de la crisis, pero también acerca de que las medidas tomadas por los gobiernos del primer mundo para apuntalar el sistema financiero han sido las correctas para evitar que la economía global entre en un camino de profunda recesión.

pandemia. El multimillonario mexicano Slim sostuvo que el mundo atraviesa “una pandemia financiera” y abogó para que los gobiernos no solo resuelvan los problemas financieros de las entidades bancarias, sino que también realicen esfuerzos para que rápidamente “fluya el crédito en condiciones adecuadas”.

El empresario estimó que para comenzar a salir de la crisis debe conseguirse primero el reestablecimiento del crédito entre las instituciones financieras, a los efectos de que los bancos tengan liquidez para alentar la actividad productiva y el consumo. De lo contrario, Slim aventuró que hasta “las empresas sanas” van a sufrir los impactos de la crisis y ello podría ser “una catástrofe”, afirmó.

En ese sentido, “debería hacerse un pequeño esfuerzo de invitar también al sector privado a capitalizar los bancos”, dijo Slim en la conferencia, en referencia a la capitalización realizada por los gobiernos de varios países, entre ellas la de US$ 700.000 millones por parte de Estados Unidos.

Además, el titular del Grupo Carso –propietario de las compañías de telecomunicaciones Telmex y América Móvil, representada por Claro en Uruguay– sostuvo que las soluciones a esa pandemia deben incorporar medidas para que los deudores puedan pagar sus créditos.

Propuso, por ejemplo, el establecimiento de una moratoria de tres años para la amortización de los capitales y que en ese período solo se paguen intereses. Incluso debe contemplarse a las personas que perdieron puestos de trabajo, aseveró.

El multimillonario sostuvo además que la crisis encuentra a los países emergentes mejor posicionados que en crisis anteriores y reclamó que los gobiernos tomen medidas proactivas para dinamizar la economía y generar empleos. “Lo que debe quedar claro es que lo único que saca a la gente de la pobreza es el empleo”, dijo el empresario mexicano.

“Así como debe preocuparnos la disminución de la mortalidad infantil debemos hacer los esfuerzos necesarios para disminuir la mortalidad empresarial. Porque están bien y son necesarias las política sociales, pero lo que saca a la gente de la pobreza es el empleo”, repitió.

Al respecto también abogó para que los gobiernos ayuden a reactivar las economías locales mediante la construcción de viviendas y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Slim, además, pronosticó que los productos primarios volverán a ser capitales en la reactivación de la economía mundial y estimó que los valores actualmente depreciados de los mismos volverán a crecer a corto plazo si el crédito se restituye “en forma adecuada”.

menor crecimiento. Por su parte, el subdirector general de Grupo Santander, José Juan Ruiz, afirmó que América Latina perdió dos tercios del crecimiento previsto para 2009 a raíz de la crisis financiera internacional, por lo que –advirtió- “no hay que pensar que esta situación solamente afecta a los ricos”.

El economista español –que disertó sobre el impacto de la crisis en América Latina–, indicó que en el continente “la crisis política ha precedido la crisis económica”.

“Los gobernantes que han perdido elecciones o enfrentan caídas de popularidad y la crisis llegará con líderes con “colchones políticos bajos”, dijo el economista, al presentar una gráfica en la que resaltó que el Presidente Tabaré Vázquez cuenta con un apoyo del 40%, “bastante menor que un año atrás”.

Ruiz advirtió que los riesgos “mayores” que enfrenta América Latina derivan de la carencia de instituciones fuertes en algunos países, que pueden ceder “a la tentación de las malas regulaciones”.

Fernando Enrique Cardoso sostuvo que “lo peor que pudo haber pasado es que no se asistiera al sistema financiero, y al respecto resaltó el papel de la Reserva Federal de Estados Unidos, que llegó a ofrecer “enormes aportes” para respaldar los sistemas financieros a países que ni siquiera se lo pidieron, como Brasil y Corea, ejemplificó. (Producción: Horacio Pintos, desde Maldonado, y AFP)