Protestas en todo el mundo por la suba del precio del petróleo

En Indonesia, al menos dos manifestantes fueron arrestados ayer cuando una treintena de ellos arrojaban piedras contra la policía durante una manifestación en la Universidad de Makassar, en la provincia de Sulawesi del Sur.

Las manifestaciones se multiplican en el archipiélago desde que el gobierno anunció el viernes una reducción drástica de los subsidios a la gasolina, lo cual implicaría un alza de cerca de 30% del precio de los combustibles.

Los precios del crudo se han multiplicado por seis en seis años, pasando de 20 dólares a comienzos de 2002 en Nueva York a un récord histórico de 135 dólares el jueves pasado.

choferes. En Londres, cientos de camiones se dirigían ayer hacia el centro de la ciudad tocando bocina para reclamar una baja de los impuestos sobre la gasolina.

Representantes de los camioneros españoles eran a su vez recibidos en el Ministerio de Transporte en Madrid para discutir el precio del gasoil, mientras una organización minoritaria amenazó con convocar una huelga el 8 de junio si sus reivindicaciones no eran satisfechas. En cambio, la organización mayoritaria, la CETM, que representa un sesenta por ciento del sector del transporte terrestre, no se sumó a la movilización para no comprometer sus negociaciones con el gobierno.

En la ciudad francesa de Caen fueron los conductores de ambulancias los que expresaron su descontento en una caravana que avanzó a paso de tortuga por la ruta periférica.

«En 10 años, nuestras tarifas aumentaron un 6%, mientras el carburante aumentó 40% en tres años», declaró Hervé Lacroix, conductor de ambulancia en Cherburgo (La Mancha), que lidera las manifestaciones.

pesca. Además continúan las protestas de los pescadores franceses, iniciadas hace dos semanas, y a ellos se sumaron los pescadores españoles. Los huelguistas intentan sumar a la protesta a pescadores de otros países para exigir una reducción del precio del gasoil en Europa.

En Fos-sur-Mer, cerca de Marsella (sureste), la policía antidisturbios evacuó los retenes de manera pacífica a fines de la mañana, tras unas horas de bloqueo.

En España, el movimiento iniciado el lunes en varios puertos catalanes continuaba ayer en Barcelona, Port de la Selva y Vilanova i la Geltrú.

Los pescadores de El Puerto de Santa María, en la bahía de Cádiz, también dejaron de faenar, declaró Javier Garat, secretario general de la Cepesca.

La protesta de los pesqueros no sólo llegó a España, sino que amenaza a expandirse por toda Europa.

En Italia, pescadores italianos, portugueses, franceses y españoles que participaban en una Feria Internacional de la pesca en Ancona, llamaron a una huelga «sin límite» de tiempo a partir de mañana.

presión. El problema no es ajeno a las elites gubernamentales. Durante una reunión de ministros europeos de Pesca en Eslovenia, los titulares francés y español pidieron a la Unión Europea que entregue ayudas directas a los pescadores. Una propuesta conjunta deberían abordar en una próxima reunión en junio.

A su vez, la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, dijo que llamará a los siete países más industrializados del mundo (G7) para conformar un frente común de presión a los países productores de petróleo, para que éstos aumenten su oferta a fin de enfriar los precios. También anunció que buscará apoyos en la UE y el G20 (integrado por economías emergentes).

Por su parte, el presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ministro argelino de Energía, Chakib Jelil, dijo que un aumento de la producción no es la solución. Para él, el problema de los altos precios del crudo es la caída en la oferta de países no integrantes a ese grupo, caso Rusia, y a la debilidad del dólar.