Puerto de Montevideo con operaciones récord en 2004

A su vez, en 2004 llegaron a la principal terminal portuaria del país buques de mayor tamaño que en años anteriores, debido sobre todo a las obras de dragado con las que se llevó a 11 metros la profundidad del canal de acceso. Por ello, si bien el número de buques atracados no creció tanto –5,3%–, esos barcos transportaron mayores volúmenes de carga.

En 2004 por el Puerto de Montevideo se movilizaron 6,3 millones de toneladas de carga, un nivel máximo histórico que dejó atrás las 5,2 millones toneladas transportadas en 2003.

Si no se considera el peso de los contenedores, el tonelaje movilizado en 2004 por Montevideo es de 5,4 millones, contra 4,4 millones de toneladas el año anterior.

Otra forma de ver el dinamismo que tuvo el año pasado la terminal portuaria es que el número de contenedores movilizados se elevó a 258 mil, contra 210 mil en 2003

Por otro lado, la cantidad de TEUs movilizados creció 27% en el año. Un TEU es una unidad de medida que equivale a un contenedor pequeño, de 20 pies.

En el único rubro donde hubo una leve desmejora en relación al año anterior fue en los cruceros de turismo: el año pasado ingresaron 52 por Montevideo, contra 59 el año anterior.


Dragado. Además de facilitar la llegada de buques portacontenedores de mayor tamaño, las obras de dragado impulsaron el acceso de barcos chiperos (para el transporte de chips de madera), que exigen un calado mínimo de 10,5 metros. Gracias a esto, el volumen de madera pulpable transportado a través del puerto de Montevideo aumentó 27% a un récord de 559 mil toneladas.

Las obras que se realizaron en el acceso al Puerto de Montevideo llevaron a 11 metros la profundidad del canal “desde el cero”, permitiendo que en promedio en el tiempo éste sea de unos 10,5 metros, ya que inmediatamente después que se termina de dragar, comienza a llegar barro al canal.

Esta profundidad permite a los barcos navegar con unos 11,40 metros de calado (10,5 metros más 0,9 metros de marea media).

Las obras de dragado comenzaron en 2003, y en 2004 la Administración Nacional de Puertos (ANP) gastó en ellas US$ 10 millones entre dragado propio y contratado a la empresa holandesa Boskalis.

El gerente general de la ANP, Julio Cóppola, dijo a El Observador que el organismo “cubre todos los gastos e inversiones de las obras de dragado con fondos propios que provienen del cobro de las tarifas portuarias”, por lo cual el Estado no debió brindar ninguna asistencia financiera.

“Tampoco se ha recurrido para estas obras a ningún financiamiento externo”, señaló.