Raúl Castro prefiere la ayuda de Lula antes que la de Hugo Chávez

La versión, difundida ayer por el diario Folha de San Pablo, sostiene que durante la visita oficial que Lula realizó a La Habana el pasado 14 y 15 de enero habría recibido el pedido de Raúl Castro para que actúe como intermediario ante posibles inversiones del sector privado y también ante Estados Unidos (ver nota aparte). Ello favorecería a acelerar el proceso de transición política y económica en la isla.

«Para Raúl Castro, Brasil sería un aliado más conveniente que la Venezuela de Hugo Chávez», asegura Folha.

«Raúl Castro, más moderado en la economía y en la política que Fidel, ve en Lula una forma de separarse un poco de Chávez sin herir la susceptibilidad del venezolano», afirmó el periódico, basándose en testimonios de fuentes del gobierno brasileño.

En los términos planteados por Raúl, la negociación no podría ser encabezada por Chávez, quien es un acérrimo enemigo de Washington.

Sugerencia. Este martes, cuando Fidel anunció su renuncia al gobierno, Lula manifestó su respaldo a esa decisión del líder cubano, y destacó que se haya dado de una manera «tranquila».

Extraoficialmente, el presidente brasileño había manejado en su entorno la posibilidad de que Fidel no regresara al poder, tras aquella visita de enero.

Ahora, tras la renuncia, Lula estaría dispuesto a mediar entre el régimen cubano y la comunidad internacional.

El primer paso fue expresar su apoyo a Raúl Castro -quien se anuncia sería confirmado como presidente este domingo por la Asamblea Nacional (Parlamento)-, al que consideró un hombre capacitado para asumir el comando político de la isla.

De acuerdo a lo informado por el diario, en ese encuentro en La Habana, Lula le habría dicho a Raúl que además de la apertura económica es necesaria una apertura política para que Cuba pueda aproximarse a la comunidad internacional y, en ese sentido, le sugirió algún gesto para mostrar mayor interés en materia de derechos humanos.

Interés. El interés de Lula por colaborar con Cuba se enmarca en la disputa con Venezuela por el liderazgo en América, informó Folha.

Esa disputa tenía un factor tanto de liderazgo como económico. Mientras Lula dedicó parte del año pasado a promover en el continente la producción de combustibles alternativos como el etanol (con una visita de Bush a Brasilia incluida), Chávez hizo lo propio con el petróleo.

No obstante, durante la visita de enero a Cuba, Lula expresó su interés de que la petrolera estatal Petrobras explore las aguas cubanas del Golfo de México; así como la construcción de carreteras, gracias a una inversión de US$ 600 millones.