Recaudación de Impositiva creció 17,2% durante enero

La Dirección General Impositiva (DGI) obtuvo en enero la mayor recaudación real desde al menos nueve años al incrementarse 17,2%, en relación al mismo mes de 2006. Según los datos divulgados ayer por el organismo, los ingresos hubiesen sido aún mayores con la antigua estructura impositiva.
En el informe de recaudación impositiva al cierre de enero, que difundió ayer la DGI, se incluyó un estudio que demostró que la el nuevo sistema tributario posee menor carga impositiva que el anterior.

Según el informe, la reforma impositiva provocó que en enero ingresaran US$ 24,3 millones menos a las arcas del fisco.

Es decir que bajo la estructura impositiva anterior -y suponiendo que no hubo cambios en los comportamientos económicos- la recaudación de enero hubiese sido 4,7% superior a la observada efectivamente, sostuvo el informe.

En este sentido, las mayores pérdidas que provocó el nuevo sistema se corresponden a la derogación del IRP (US$ 34,5 millones) y de otros impuestos menores como el Cofis, Imaba, ICOM, entre otros (US$ 33,9 millones).

En tanto, la reducción de la tasa básica del IVA de 23% a 22% y la de la tasa mínima de 14% a 10%, generó que el fisco dejara de recaudar US$ 14,2 millones en enero. Además, los cambios en la aplicación del Imesi provocaron pérdidas por US$ 8,6 millones.

Por otra parte, en contrapartida, el nuevo régimen incorporó el IRPF y extendió la base imponible del IVA a tabacos y cigarrillos, al agua corriente y a la prestación de servicios de salud.

Por el IRPF, el fisco aumentó sus ingresos de enero en US$ 68,1 millones y por la extensión de la base imponible del IVA US$ 6,4 millones.

Ingresos. En tanto, la recaudación total neta de la DGI en enero ascendió a US$ 484,6 millones ($ 10.273,9 millones), lo que significa un incremento a pesos corrientes de 25,9%, en relación al mismo mes de 2006.

El mayor incremento se dio en la recaudación del impuesto a la renta empresarial, IRIC/IRAE. Ese impuesto aumentó su recaudación real de enero en US$ 23,3 millones (35,4%) debido principalmente al adelanto del pago realizado por una de las empresas públicas.

Según expresó el informe, la recaudación de ese impuesto para las empresas públicas experimentó un descenso.

Por otra parte, el IVA –principal impuesto de la estructura recaudatoria que representó en enero el 50,5% de los ingresos de la DGI– experimentó un crecimiento real de 3,1%, en relación a enero del año anterior.

Ese incremento fue liderado por el IVA importaciones que creció 8,3%m mientras que el IVA interno tuvo una variación casi nula.

Al mismo tiempo, la recaudación del Imesi experimentó en enero una disminución interanual real de 14,9%. Esa reducción se debió principalmente a la derogación del Imesi al gas-oil y a la reducción de la tasa del Imesi a la nafta, que provocó que el Imesi a los combustibles cayera 34,3%.

En tanto, la recaudación del IRPF que no tiene punto de comparación con el régimen anterior, ascendió en enero a US$ 68,1 millones, logrando así su máxima recaudación mensual.