Reducción de aranceles es punto «crítico» de la próxima ronda de OMC

Esta semana, los negociadores llegados a Ginebra se concentraron sobre todo en ese pilar de las negociaciones agrícolas, informó Allgeier, quien dijo haber observado entre sus colegas «una verdadera determinación» de «dar un empujón final» a las negociaciones, actualmente encalladas, con vistas a la reunión ministerial de septiembre en Cancún (México). «Todo el mundo es consciente de lo que está en juego en esta ronda, pues si fracasase todos los países resultarían perdedores», agregó el segundo de Robert Zoellick. «La convergencia entre Estados Unidos y la Unión Europea es necesaria para el éxito de las negociaciones, pero no basta porque ésta es una organización de más de ciento cuarenta países que toma sus decisiones por consenso», dijo.

Estados Unidos, aseguró, está dispuesto, a reducir sus apoyos internos al sector agrícola en más de cien mil millones de dólares – «está en nuestra propuesta»-, pero el grado en que lo haga dependerá de hasta qué punto otros países que conceden importantes ayudas al sector estén también dispuestos a rebajar sus niveles actuales.

En relación con otro tema crucial de la ronda como es el acceso de los países pobres a las medicinas que necesitan para hacer frente a crisis sanitarias graves, Allgeier dijo que un acuerdo de aquí a Cancún sería beneficioso para el proceso negociador en su conjunto, pero dijo no poder dar plazos.

Estados Unidos ha bloqueado hasta ahora un acuerdo, pero, según Allgeier, sigue buscando un sistema equitativo que permita a las personas que realmente necesitan esos genéricos obtenerlos a precios asequibles y evite al mismo tiempo abusos como su desvío hacia terceros mercados.

Se trata de garantizar, explicó, que el sistema se usa sólo para fines humanitarios y evitar que se convierta en una «ventaja comercial para las industrias emergentes» (de genéricos) en otros países.

Allgeier también se refirió a los llamados «nuevos temas», sobre los que europeos y japoneses quieren lanzar negociaciones ya en Cancún: la facilitación del comercio, transparencia en la contratación pública, inversiones y política de competencia.

Según el representante de EEUU, los temas más fáciles de tratar de los cuatro, en los que no quieren embarcarse en este momento muchos países en desarrollo, son sin duda la facilitación del comercio y la transparencia en la contratación pública.

(EFE)