Reestructura de la DGI incluye aumentos base a los funcionarios de 3 7% a 294%

Los nuevos salarios por exclusividad de los funcionarios de la DGI «no están establecidos, serán definidos oportunamente», aseguró el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, el lunes en el Edificio Libertad, cuando anunció que acababa de firmar con el presidente Tabaré Váquez la reforma de la entidad recaudadora.

El director general de Rentas, Eduardo Zaidensztat, fue entrevistado este martes por al menos cuatro radios de Montevideo, las que le preguntaron sobre los aumentos a los funcionarios bajo su mando, y en todos los casos eludió expresamente dar alguna cifra.

Donde Zaidensztat estuvo más cerca de responder, fue en el programa «En Perspectiva», cuyo conductor lo sometió a un interrogatorio intenso sobre los incrementos; sólo dejó saber que la nueva masa salarial de la DGI insumirá un aumento de más de 500 millones de pesos al año, en un contexto de ganancias de productividad por 1.100 millones de pesos.

El decreto, que incluye un detalle de las nuevas remuneraciones, precisa que el director general de Rentas pasará a tener a fin de mes una retribución fija mensual de 82.303 pesos, contra los 27.561 pesos que percibe actualmente, lo que representa un incremento de 198,62%.

Las remuneraciones mensuales nominales (sin contar cobertura de gastos extraordinarios) de un ministro del Poder Ejecutivo ronda los 50.000 pesos, los de un ministro de la Suprema Corte de Justicia 49.813 pesos, y las de un ministro del Tribunal de Apelaciones 36.862 pesos. Todos estos cargos tienen incompatibilidad total de realizar otras actividades remuneradas.

Un abogado defensor de oficio, o un director de Defensoría de oficio, todos con dedicación 100% al Poder Judicial, y 40 horas semanales efectivas de labor, perciben sueldos de entre 25.699 y 23.555 pesos respectivamente.

Los sueldos nuevos más bajos de funcionarios de la DGI categorizados por oficios o servicios auxiliares, pasarán de 7.348 pesos actuales, a 13.503 pesos en el nuevo sistema, lo que implica aumentos de 83,76% (ver la escala completa en cuadro en esta misma página).

A estas remuneraciones se deben agregar unos 2.000 pesos mensuales más, producto de las primas por antigüedad, hogar constituido, asignación familiar, y quebranto de caja.

El decreto establece que los funcionarios pasarán de un régimen de 25 horas semanales, a 40, pero precisa que «los funcionarios que perciban la compensación por dedicación exclusiva, no podrán recibir otra retribución adicional por concepto de realización de horarios extraordinarios».

«Los funcionarios que cumplan tareas inspectivas dentro de la División Fiscalización al 31 de mayo de 2005, sin ser profesionales, y los procuradores y tasadores que presten servicios en la División Técnico Fiscal, percibirán una retribución fija mensual equivalente al 75% de la correspondiente al escalafón A del grado respectivo, tomando como mínimo el grado 11», añade. Esa remuneración será de 29.529 pesos al mes.

Todos los nuevos salarios establecidos en el decreto de la reforma de la DGI, reciben una prima extra de 15%.

Astori, al hacer el anuncio el lunes, dijo que la reforma de la DGI «constituye, diría yo, la primera gran reforma estructural que va a desarrollar este gobierno; reforma que es absolutamente fundamental para preparar a la Dirección y capacitarla para la aplicación del nuevo sistema tributario que vamos a formular en el correr de este año, y comenzar a aplicar a partir del próximo».