Reflexiones sobre “Las conquistas sociales”

Dr. Ramón Díaz

Buenas noches señoras y señores, tengo hoy la satisfacción, el gusto de presentar al Dr. Alberto Benegas Lynch, sin duda conocido por todos ustedes, es uno de los liberales destacados de estos tiempos en que vivimos, en la Argentina, en el Uruguay, donde él vive la mayor parte del tiempo, en el departamento de Colonia, junto a su esposa que hoy nos acompaña, y tiene un currículo realmente muy importante, del cual solo voy a dar unos datos.

Tiene dos doctorados uno en economía y otro en ciencias de dirección, es presidente de la sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Argentina, y también es miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, es profesor en la Universidad de Buenos Aires y autor de 15 libros, y de 4 mas en colaboración.

Fue director del departamento de doctorado de la Facultad de Ciencias Económicas, en la Universidad Nacional de La Plata, y durante 23 años rector de ESEADE, donde es profesor emerito actualmente.

Ha sido asesor económico de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, de la Cámara argentina de Comercio de manera, de manera que esta aquí muy cerca de sus raíces, de la Sociedad Rural Argentina y del Consejo Interamericano de Comercio y Producción.

En dos oportunidades fue miembro del Consejo Directivo de la Sociedad “Mont. Pelerin” y ha recibido grados honoríficos en la Universidad de su país y del extranjero.

Pasa extensos periodos en Colonia del Sacramento, donde esta escribiendo un nuevo libro, y donde conduce un programa en radio Real, que se denomina

“Pensar en voz alta”. Es una contribución activa a las ideas liberales en nuestro país, con lo cual salimos ganando muchísimo.

A pedido de la Academia Nacional de Economía, el Dr. Benegas Lynch, ha consentido el tratar un tema que nosotros sentimos que los acontecimientos políticos  le dan un gran realce al tema vinculado con el mercado laboral. Hay elementos de intervención en el mercado laboral que nosotros tuvimos, habíamos abandonado y se están retomando y  creo que ese es uno de los problemas grandes tenemos, mejor digo temas, ya que problemas seria adelantar conclusiones. Pero si es uno de los temas al cual no podemos dejar de lado, es decir el tema de sí es el mercado donde trabajo el que tiene que decidir los beneficios y el salario real o si en cambio es el gobierno el que tiene que hacer intervenciones para lograr la felicidad de los trabajadores.

Los dejo a ustedes con el Dr. Benegas Lynch.

Dr. Alberto Benegas Lynch

Muchas gracias Ramón por tu presentación tan generosa y afectuosa ya que Ramón menciona el ESEADE y yo recuerdo que el fue el primer conferencista hace 25 años, y me acuerdo claramente del tema que era sobre Prebisch y como decía Vegh Villegas epitetándolo sería el deterioro de los términos del intercambio.

A mí me gustaría, esto de las “conquistas sociales” me gustaría dividir las reflexiones y luego me gustaría oír las críticas y los comentarios de ustedes, en varias partes.

La primera parte quisiera centrar la atención exclusivamente en el tema del desempleo.  Una tarea donde vamos a mostrar en realidad que el problema vinculado a la cuestión laboral es el del salario y no el del empleo. Pero como vivimos de muchos países de América Latina y en  otros lares, temas, tragedias de desempleo, quisiera pedirles a ustedes que nos detengamos en esto y voy a hacer una clasificación, que es una clasificación convencional, arbitraria, pero es a los efectos de ubicar el factor trabajo y es de bienes económicos, los bienes económicos son aquellos cuya cantidad es menor que las necesidades que hay por ellos, el aire en este planeta no es un bien económico porque es sobre abundante y por tanto no hay que reasignarlo, aprovecharlo, no hay necesidad y no se establecen precios por ello.

Estos bienes económicos se subdividen en los bienes que nos manejamos directamente, llamados bienes de consumo, directos, y los que consumimos indirectamente, factores de producción digamos por ejemplo el tractor, no lo estamos manejando directamente sino indirectamente, si fuera que el tractor sirve solamente para el trigo y finalmente para producir pan, material que cuándo nos estamos comiendo el pan nos estamos comiendo el tractor, estos son los factores de producción. Y estos factores de producción a su vez se dividen en originales y derivados.

Los originales son los recursos naturales, y acá viene el tema porque hago esta clasificación, y el trabajo, y el derivado es el capital.

Ahora si nosotros prestamos atención, y este el sentido de hacer esta clasificación, a este elemento al trabajo, vamos a ver que el problema, como decíamos recién, en el tener que dar cátedra de análisis económico, para estudiar temas de economía y  que los recursos son escasos, y las necesidades son ilimitadas.

Otra vez si todos los  recursos y bienes y servicios crecieran en los árboles no habría necesidad de asignar y aprovechar los factores productivos, el problema es que son escasos. Y las necesidades son ilimitadas.

El trabajo, es el recurso por excelencia, no por excelencia por tratarse de seres humanos, por excelencia porque no se concibe la producción de ningún bien, ni la prestación de ningún servicio sin el concurso del trabajo.

Es decir, entonces, los recursos son escasos, las necesidades son ilimitadas, de todos los recursos el trabajo es el más importante.

Entonces, yo les pregunto a ustedes ¿cómo puede ser que digamos que es el recurso por excelencia, el factor de producción central y al mismo tiempo decirle que sobra?

Voy a tratar de precisar esto en este sentido.

Hay dos tipos de desempleo, el desempleo voluntario y el desempleo involuntario.

El voluntario es el que se esta rascando, o vive de rentas o no le dan las ganas de trabajar, esta de vacaciones, en fin, no es el problema. El problema, el drama, la tragedia es el involuntario, es decir el que ofrece sus servicios y no encuentra donde hacerlo.

Otra vez un enorme signo de interrogación ¿cómo puede ser si falta todo por hacer, si los recursos son escasos como sobra aquello que es esencial?

Acá viene ese ejercicio que los invito a hacer conmigo, allí donde hay arreglos contractuales libres y voluntarios entre las partes, nunca bajo ninguna circunstancia no importa la pobreza más chocante o la riqueza más exuberante nunca sobra aquel factor que es escaso.

Supongamos que todos los que estamos acá estamos en una isla, una isla muy primitiva, y llego yo en un momento dado y digo, yo estudie 20 años para ser doctor en física nuclear, ofrezco mis servicios como doctor en física nuclear. Y ustedes me contestan, nosotros no sabemos lo que es física y lo que es nuclear, lo que necesitamos es alguien que are, o que coseche zanahorias.

Si yo me empecino en prestar los servicios como doctor en física nuclear yo voy a estar desempleado, pero ese desempleo, quiero subrayar es voluntario, para que hablemos de desempleo involuntario no se trata de que yo me empecine en que es lo que ustedes tienen que necesitar de mi  sino lo que ustedes necesitan de mí, otro ejemplo, le digo yo aquí y ahora que estudie para ser licenciado en “pichicuchi” y ofrezco mis servicios como “pichicuchense” ustedes probablemente ni siquiera me contesten, yo tengo el derecho de seguir insistiendo, no voy a trabajar hasta que alguien me contrate como “pichicuchense” pero voy a estar desempleado y ese desempleo es voluntario.

Cuando hablamos de desempleo involuntario no es forzar la mano e imponer lo que yo creo que ustedes tienen que necesitar sino lo que ustedes necesitan de mí, en ese casi si hay arreglos libres y voluntarios no hay nunca sobrante de trabajo.

Otra cosa que tenemos telarañas mentales es que esto del empleo depende de lo que se conoce vulgarmente como fuentes de trabajo. Pues no.

Supongamos otra vez, y los economistas tenemos la manía de la cuestión esta de la isla, tomando de nuevo que estamos acá y recién desembarcamos no tenemos recursos y desembarcamos en una isla, una isla deshabitada, decimos acá no hay fuentes de trabajo ergo vamos a descansar todos? No. Enseguida nos vamos a dar cuenta que no nos van a alcanzar las horas del día y de la noche para todo lo que hay que hacer, desde luego alguien va a plantar zanahorias y luego rabanitos, vamos a intercambiar rabanitos por zanahorias, unos están empleando el término de rabanitos y otros el término de zanahorias.

Bueno, pero alguien puede decir, en esa isla tan primitiva, los salarios van a ser muy bajos, es cierto, pero ese es otro problema. Mi tema ahora es solamente es desempleo. A pero qué gracia, puede decir alguno de ustedes, ¿entonces esto quiere decir que en determinado lugar muy, muy pobre el salario puede ser 40 platos de lentejas mensuales? Si. Nadie dijo que el salario tiene que ser monetario, mi punto solo es que no hay desempleo.

Bueno pero esto parece un chiste de mal gusto, puede llegar a fin de mes medio muerte y morirse antes que llegue fin de mes. Si, pero ese es otro problema. Mi punto es solamente donde hay arreglos libres y contractuales no hay desempleo.

 El desempleo, la tragedia que estamos viviendo es un problema provocado. No provocado deliberadamente por las mejores intenciones pero como ha repetido muchas veces Ramón es irrelevante las intenciones sino que los que importa son los resultados.

Ahora, cómo es entonces que observamos que hay en Argentina, en Uruguay, en Estados Unidos, en Alemania, en distintos lugares desempleo involuntario.

Hay desempleo involuntario porque no hay arreglos libres y voluntarios, hay lo que se ha dado en llamar lamentablemente “conquistas sociales”  y son en verdad impuesto al trabajo.

Tomemos el caso de Estados Unidos, uno observa al este, gente de cierta competencia deambulando por la calle, cantidades enormes de gente y si uno observa al oeste donde hay muchos trabajadores ilegales, que cruzan la frontera, que son analfabetos en ingles, muchos de ellos analfabetos en castellano también, o sea analfabetos absolutos, el mercado en negro se reduce porque no todo el mundo quiere contratar a trabajadores en negro y oh sorpresa no hay desempleo.

¿Por qué no hay desempleo? Porque están todos trabajando al salario de mercado, y esto quiere decir que cualquiera que denuncie algo se esta autoinculpando y es deportado.

Sus colegas del este con mas conocimientos, mas capacidad, caminan por las calles, no encuentran trabajo. No encuentran trabajo, ¿por qué? Por las llamadas “conquistas sociales” que son muy acentuadas en los ámbitos latinoamericanos.

¿Qué es una conquista social?

El salario mínimo. El salario mínimo es un salario superior al salario de mercado.

Tener como hemos tenido en Argentina, no se en el caso uruguayo, en la Argentina tenemos el aguinaldo, que es el mes 13, esto es un insulto a la inteligencia, yo en campaña electoral puedo decir que el año tiene 64 meses, lo único es que van a ganar menos los otros meses, porque no hay tutia en esto, y hoy digamos por ejemplo que el año tiene 1.400 meses y hagamos ricos todos, pero lamentablemente ese no es el resultado.

Tratemos de observar cuál es la mecánica de esto del asunto del salario.

¿De qué depende el salario? En Rusia, en Cuba, en cualquier parte, de qué depende el salario? El salario depende de tasas de capitalización, de tasas de inversión, Que tasas de capitalización? Equipos, herramientas, maquinarias, instalaciones, combinaciones de factores productivos, conocimientos, eso hace de apoyo logístico al trabajo para aumentar su rendimiento.

Esta mañana, decía en Radio Sarandí: no es lo mismo arar con las uñas que arar con un tractor, el tractor permite aumentos en la productividad. No es lo mismo pescar a cascotazos que con una red de pescar. Ese equipo de capital permite aumentar la productividad.

Esas tasas de capitalización es la única diferencia, la única razón que implica que los salarios en Vancouver son mayores a los de Somalía. No es porque en Canadá, la gente es más amable y más generosa y  son mas amarretes en Somalia. Es que en Vancouver están obligados a pagar salarios más altos porque las tasas de capitalización, la inversión per capita, la formación de ahorro interno y de inversión externa son mayores.

Ahora a su vez, ¿cómo se hace para que las tasas de capitalización sean mas altas?. Estableciendo marcos institucionales civilizados, estableciendo estado de derecho, estableciendo normas que no son procesos zigzagueantes y caprichosos del poder legislativo sino como un proceso de descubrimiento de normas pre-existentes que permiten la cooperación social y el respeto reciproco.

Ahora, vamos a tratar de ilustrar esto. Voy a poner el caso de la Argentina, suponemos que viene capital de afuera, en realidad si se forma localmente es lo mismo pero supongamos que viene de afuera, vamos a hacer dos supuestos en Argentina muy importantes, uno que este es un mercado laboral y es regulado, es decir no hay  esas cosas de “conquistas sociales” entonces hay desempleo, como no es un mercado regular hay digamos re-empleo y todos están cobrando $5, estoy simplificando todo, o sea un salario muy bajo. Primer supuesto.

Segundo supuesto, aquí en la Casa de Gobierno, el que va a traer el capital tiene que saber que va a perder el tiempo haciendo lobbing, haciendo negocios en los despachos oficiales para tener mercados cautivos, preventas o privilegios de alguna naturaleza.

Porque si no, quien trae el capital  no se va a dirigir a la gente para ofrecer nuevos y mejores bienes y servicios sino que se va a dirigir a la Casa de Gobierno para conseguirse un mercado cautivo.

Es muy peligroso y devastador si le dan mercados cautivos y tiene sus reservas en las cámaras empresarios que conspiran contra el público.

Entonces cuando observamos a empresarios visitando las casas de Gobierno, a los Ministros, y demás hay un peligro, porque todo el ingenio va a ser puesto para conseguir esos privilegios.

Si uno pudiera grabar reuniones de directorios, en reuniones propiamente empresarias, las conversaciones son más o menos, cómo anda el tema de las finanzas, de la administración, cómo anda la comercialización, el mercadeo, el personal, cibernética. Cuando uno graba reuniones de directorios, en estos valores feudales que son cazadores de privilegios, dicen “fulano, ¿la visitaste a  la mujer del senador tal?”, “¿fuiste con tal diputado a tal reunión?”, son expertos en lobby, no empresarios.

Y eso en 1776 denunciaba Adam Smith es un peligro muy grande porque van a tener como resultados precios mas altos y calidad inferior o las dos cosas al mismo tiempo.

Decíamos, acá viene este capitalista, primer punto ¿qué tiene este capitalista en la cabeza? Solo va a tener servir el capital o sea sacarle el jugo. Si se le pasara otra idea por la cabeza a este fulano, van a prescindir de sus servicios en la primera asamblea de accionistas. Lo que tiene en la cabeza es servir el capital.

Dos, como no puede robar, a través de la casa de Gobierno, porque el lobby  es un robo, disimulado y con guante blanco, en vez de sacarle con una pistola los muebles a su vecino, lo hace a través del gobierno, a través de ayudas, subsidios, etc. Como no puede hacer eso tiene que servir, producir bienes y servicios, o sea a mayor cantidad de lo que hay o nuevos bienes y servicios.

Tres, para producir esos bienes y servicios, necesita del concurso del trabajo pero están todos empleados a $ 5, no tiene mas remedio que pagar $ 6. Y si en vez de venir este capitalista, vienen todos capitales de Europa y  Japón, de golpe estos  5 se transforman en 5000 sin que nadie haya hecho nada especial.

Decía, también cuando me preguntaban esta mañana en la radio, “bueno pero algunas comparaciones son difíciles de entender por ejemplo reconozcamos en Alemania son  mas trabajadores y más estructurados que en la India que son mas desordenados, en fin, menos trabajadores”. Y yo decía que es al revés, en realidad en Alemania trabajan mucho menos, jornadas mas cortas el agricultor alemán por ejemplo, con tractores con aire acondicionado, con pasa cassettes y el otro, su colega en la India esta trabajando 14 horas diarias, con moscas en la frente y su instrumento de capital es un palito. Esa es la diferencia: el palito.

Y tengamos en cuenta también, que a veces, estos países, y estoy pensando en la Argentina nos han hecho mal los recursos naturales, porque el tema no es de etnia, ni de altura, ni de aptitud, el tema es de materia gris y de establecer esos marcos institucionales.

Los recursos naturales de la India, uno de los lugares con mejores recursos naturales, en África lo mismo, Japón es un cascote, el 20% habitable, en algunos lugares digo nos han hecho mal los recursos naturales. El tema es solo de marcos institucionales civilizados. Viene alguien hace su chocita y sepa que el de al lado no lo va robar la chocita, le va a echar mano, o le va a meter la mano en el bolsillo con el pretexto de que recurra al gobierno para ayudar, apoyar, subsidiar, etc.

Afectamos derechos, y al afectar derechos se perjudican muy especialmente a los que menos tienen.

Una de las razones de estos impuestos al trabajo implica el trabajo en negro, muchísima gente trabaja en negro para sortear los obstáculos y las exacciones se producen en el mercado blanco, saben que corren muchos riesgos, saben que tienen muchos problemas, pero si no trabajan en negro, no trabajan.

Porque simplemente la relación capital – trabajo esta marcando, por así decirlo, 100 y las conquistas sociales lo ponen a 300, por lo tanto todos los que están entre 300 y 100 no trabajan.

Los que más padecen el tema del desempleo son paradójicamente los que más necesitan trabajar, la gente que tiene salarios mas altos a veces no se entera del problema hasta que esas conquistas sociales no los tocan, el día que los toquen se enteran porque se quedan sin trabajo.

Si la sumatoria de todas las conquistas sociales se llaman, por altura, color de ojos, salario familiar, indemnización, lo que fuere, la suma de todo eso excede al salario de equilibrio del mercado de trabajo, están sin trabajo.

Antes se otorgaban esos aumentos de salarios y simultáneamente se recurría a mecanismos monetarios para derretir ese salario, para que en términos reales pudiera haber plena ocupación, solo que la gente ve que nominalmente aumento sus salarios pero en términos reales se lo esta consumiendo el proceso monetario.

Estas cosas no son irrevocables y entonces podemos volver a las andadas en cualquier momento así que hay que estar atento, y es una etapa que creo que hemos avanzado algo en esto.

En este contexto alguien diría, 4 pilares, que son 4 ejes, o 4 fundamentos, 4 sustentos, de la teoría de la explotación marxista. Y son los siguientes:

1.                   Acuerdos tácitos, entre la patronal para mantener los salarios al mínimo. Supongamos que todos nosotros fuéramos todos los empresarios del planeta, y nos preguntamos cuánto estamos pagando digamos 1.000, vamos a hacer no un acuerdo tácito sino implícito, sellado y firmado que nunca mas de aquí a la eternidad vamos a aumentar mas alla de 1.000. Al salir de este cuarto si seguimos siendo empresarios vamos a otra vez buscar ganancias, para buscar ganancias servimos ese capital, y si servimos ese capital tenemos que aumentar bienes, y si aumentamos bienes necesitamos del concurso del trabajo, para esto tenemos que aumentar salarios pero prometimos no hacerlo por eso tenemos que abdicar todos a nuestra condición de empresarios, o tirar al mar nuestro patrimonio. No podemos seguir funcionando como empresarios si vamos a cumplir ese acuerdo para no decir nada que igual nos va a sacar la gente para afuera.

2.                   Un punto muy importante, que yo diría la base del derecho laboral, la base es la desigualdad en el poder de contratación, y de esto se hace la siguiente caricatura, hay un fulano con un gran abdomen, con una galera, le cruza al abdomen una pesada cadena de oro y de zapatos de charol y esta frente a una persona mucho más baja de estatura, descalzo, que no tiene para llegar a fin de mes, a fin de semana o al fin del día, y se observa esa caricatura y decimos: cómo vamos a dejar que estos dos contraten. Es evidente que uno se traga al otro. Pero ese análisis pasa por alto, el hecho, la razón, el motivo, la causa de los salarios es la tasa de capitalización. Si mañana viene el millonario de la comunidad llamemos George Soros, va a Perú, a Lima, y dicen cuales son los salarios que se pagan acá para pintar mi casa, y le dicen 2000, y dice bueno como yo tengo una cuenta corriente muy abultada, como soy el mas millonario de la comunidad, voy a pagar 100. A quién le importa cómo sea la cuenta corriente de George Soros, ¡no consigue pintor!. Por definición, el mercado exige 2000, o paga 2000 o no pinta su casa, no importa para nada los zapatos de charol y las cadenas de oro. Es como si los salarios  están predeterminados a la relación, por contrato, a la tasa de capitalización. Y esa averiguación tampoco es una cuestión complicada, cualquiera de ustedes tome una secretaria y páguele la mitad del salario del mercado y va a ver que no es complicada la cosa porque al fin de semana ya no tiene la secretaria, porque se enteró cuál es el salario de mercado.

3.                   Ahora es cierto y cualquiera que tenga algo de sentimientos nobles va a decir cómo puede ser que en este lugar de la tierra los salarios sena tan miserables. Ahí habría una coincidencia en todas las tradiciones de pensamiento, lo que no hay coincidencia es cómo se hace para salir de esa miseria. Porque todos nosotros que estamos en este cuarto venimos de la miseria, nuestros ancestros eran absolutamente brutos, sino monos, y de ahí venimos todos, la cuestión es cómo pasamos del taparrabos y el garrote a ser algo civilizado. No es por el decreto,  a este le falta hidratos de carbono, lo que fuera, que sé yo, un decreto salario mínimo, vacaciones pagas, si nosotros llegamos a un lugar en Tanganica y nos movemos por lo que vemos, gente arriba de los árboles, comiendo manzanas, y decimos no, vamos a establecer un decreto de salario mínimo vital y móvil para todos de U$S 1000, bueno los pocos que estaban ganando las 100 manzanas mensuales, no lo van a tener y no van a tener trabajo porque hicimos ese decreto. Entonces es una enorme mentira lo de las conquistas sociales, es una enorme mentira que perjudica enormemente a los mas necesitados y habrá gente que a esto lo explota, usan a los pobres, hay muchos que hacen eso. Pero en general es de buena intención, de buena intención cuando a veces se agarra un micrófono y se usa el plural y se dicen tenemos referidos a ser solidarios con nuestro prójimo. Que es en general que quiere decir, sobre todo si es político. No es que él va a dar de su patrimonio al prójimo es que él le va a meter la mano en el bolsillo a otro para dárselo a un tercero, eso se llama un atraco, no es solidaridad, es degradar la palabra solidaridad, degradar esa palabra santa que es la caridad. Yo paso por la casa de un vecino y veo que hay un individuo sin piernas que esta pidiendo limosna en la casa de uno de ustedes y si yo me entero que no le dan esa limosna, yo salto el cerco, le arranco la cartera a la mujer y se la doy a esta persona, yo no estoy haciendo un acto de caridad.  Y no cambia el hecho por ser el gobierno, por tener las botas, los tanques y el monopolio de la fuerza, ese es el gobierno. Entonces cuando estamos diciendo el Estado tiene que ayudar, el Estado tiene que subsidiar, le tenemos que sacar al vecino. Esto no es un tema de los buenos contra los malos, como tenemos en la Argentina, Boca – River, digamos, es un tema para analizarlo, y ver que es lo que nos conviene. Si realmente estamos convencidos y podemos escribir un mamotreto. Recién el Dr. Díaz me estaba diciendo que la Constitución de la Unión Europea, tiene 800 paginas,  al mejor estilo de las Constituciones latinoamericanas, hacemos una expresión de deseo y ponemos el derecho a la felicidad, el derecho al orgasmo, estos no son derechos, son pseudo derechos, el derecho es una cosa desde el punto de vista jurídico es importante. Si yo estuviera ganando 5000 y todos ustedes tienen la obligación universal de respetarme esos 5000, pero si yo digo que tengo derecho a 10.000, cuando estoy ganando 5.000, y me otorgan semejante derecho, quiere decir que otro fulano o fulana me va a tener que pagar la diferencia. Lo cual quiere decir que estoy lesionando el derecho de el, o de ella. Por eso es un pseudo derecho. Derecho a la salud, derecho a una vivienda digna, eso son todas estupideces, no es algo serio, la Constitución de Brasil que tenía una cláusula que ponía la tasa de interés en términos reales tendrá que ser esto, esto a cualquiera que hay estudiado en cualquier facultad con alusión a la economía sabe que es un disparate total. Y no se puede mantener.

4.                   Ahora, en algunos casos se ha dicho que los sindicatos hacen un apoyo logístico para aumentar salarios. Quiero detenerme un minuto acá en esto. En una sociedad libre se esta hablando de sindicatos, que quiere decir asociaciones libres y voluntarias vinculadas a cuestiones laborales, para que debe servir un sindicato, para todo lo que le dé la gana el sindicato, cuantos sindicatos tiene que haber, lo que le dé la gana a los sindicatos, eso querría decir en lenguaje jurídico, que todos deberían tener personería jurídica, pero hay lugares como la Argentina que se creo una figura distinta,  que es la personería gremial, es una figura fascista y esto significa que un gremio por su rama de actividad representa a todos los demás les guste o no les guste, eso se llama afiliación coactiva de facto, o adhesión coactiva de facto, si además tienen aportes convulsivos como existe en el caso argentino es mucho peor. Entonces asociaciones libres y voluntarias para lo que consideren pertinente, por ejemplo para informar a los asociados cuales son los salarios que están pagando en distintos lados, para salto a la garrocha o para lo que quieran, para obras sociales, pero no el monopolio de la obra social, esto en el caso argentino y los gobernantes, militares, civiles, de un partido o de otro hacen negocios con los sindicatos con las cajas negras para manejar esas obras sociales. ¿A quién perjudica el monopolio de las obras sociales? A los mas necesitados, porque si la gente tiene más ingresos aporta a una mutual de medicina que saben que los van a atender como la gente. Una persona que está obligada a aportar a una obra social y sabe que no hay sábanas en tal lugar o no hay algodón o que lo operan y le dejan el bisturí en el abdomen, no tiene mas remedio que hacerlo lo mismo porque no tiene salida, son tratados como animales. Por eso yo los invito a que reflexionemos esto, no deberíamos de tolerar mas que en campañas electorales se nos diga que somos un pueblo maravilloso que cuando salimos del cuarto oscuro resulta que somos absolutamente ineptos para manejar nuestras propias vidas.

Hay cosas que se dan por sentadas en el terreno laboral y son los agentes de retención, las empresas están obligadas a retener para obras sociales, para distintas cuestiones, para cajas estatales jubilatorias, y eso es una inmoralidad, no debería ser aceptado, nadie debería de tocarle un peso al fruto del trabajo ajeno y nosotros lo tomamos como una cosa normal miramos en relación de dependencia la planilla y vemos un montón de siglas que ni siquiera nos tomamos el trabajo de preguntar que es, porque nos sacan, la diferencia entre salario de bolsillo y salario bruto no debería de existir.

Ahora en el tema de las jubilaciones, por lo menos a lo que se refiere a la historia argentina, vinculado a otra de estas conquistas sociales, en el caso argentino la historia fue más o menos así: nuestros ancestros inmigrantes invertían principalmente para prever su vejez en propiedad inmobiliaria, luego vino otra conquista social que se llamo congelamiento de alquileres y desalojo, y solo alguien que tuviera una lesión cerebral iba a alquilar su casa en esas circunstancias, se destrozo todo el mercado inmobiliario, se mandó a miles de familias a la calle, y el Estado tomo el monopolio de las jubilaciones.

No se necesita ser un experto en matemática financieras para saber el resultado de todo esto.

La otra semana que estuve en Buenos Aires el taximetrero que decía  que su mujer trabajo durante 40 años, subrayo 40 años en una empresa textil y recibe 120 pesos argentinos de jubilación, a veces uno no sabe la paciencia de los países y cómo no estalla todo por los aires, cómo puede ser semejante latrocinio.

Ahora hay algo que he discutido mucho en el caso argentino, de cuando se llamó y se dijo, y se habló de la privatización de la llamada seguridad social, pero queda claro que inseguridad antisocial, pero ¿qué es lo que se hizo con esto? Se obligó a la gente a aportar a determinados grupos empresarios, hacia un mercado cautivo esperando con las fauces abiertas para aportar. Yo entiendo que cuando se habla de privatizar, y en este caso seguridad social, es que la gente pueda hacer lo que le dé la gana con el fruto de su trabajo, y no empecemos con el análisis que los que están en el gobierno son inteligentes y son brutos los demás porque eventualmente si uno les hace un seguimiento van a ir al bar de la esquina y se van a alcoholizar, porque eso no tiene freno, no tiene punto final, porque también el análisis es una vez que reciban la jubilación hay que mandarles la fuerza policial para ver en qué están gastando, no vaya a ser que gasten en una cosa inconveniente.

La contracara de la libertad es la responsabilidad.

Un amigo mío, Alejandro Estrada, hace poco vino de Seúl, Corea del Sur, y me mostraba estadísticas allí donde no hay ningún aporte obligatorio son las más altas tasas de ahorro, la gente está previendo para su futuro.

Entonces el prever para el futuro, el tener buena educación con los hijos no es fruto del monopolio de la fuerza, es fruto de un proceso natural, entonces todas estas conquistas sociales, lo que se ha llamado conquistas sociales y se han agregado a los voluminosos códigos laborales, de derecho laboral, han perjudicado a la gente que más necesita trabajar.

Por último para cerrar estas reflexiones quisiera referirme a la huelga.

La huelga tiene un problema semántica, porque se puede entender como el derecho a no trabajar y el derecho a no trabajar tiene la contrapartida del derecho a trabajar  o sea uno puede no trabajar cuando le da la gana, siempre y cuando se contemplen las especulaciones previas, si es que hubieron esas especulaciones, y se dice que habitualmente un cirujano en la mitad de una operación, en el quirófano, no puede hacer huelga, o un bombero en la mitad de un incendio, etc. Pero lo que se entiende por huelga en estos países en general es el procedimiento inmoral en el cual quien trabaja pretende estar y no estar al mismo tiempo en su puesto de trabajo.

Voy a dar este ejemplo:

Supongamos que yo soy pintor de brocha gorda, y acá en la Bolsa de Comercio de contratan para pintar los distintos ambientes, me contratan y me pagan 100 por cada ambiente. Pinto uno, pinto dos, pinto tres, pinto cuatro, y al quinto le digo ahora quiero un aumento de salario, no quiero 100 sino que quiero 180, si ustedes me dicen que sí, no hay nada que comentar sigo pintando. Supongamos que me digan que no, me dicen que no porque no pueden, porque no quieren, porque hay otros motivos por lo que fuera y entonces yo digo: a no, ustedes no me van a pagar 180, entonces yo no voy a pintar el otro cuarto y no voy a permitir que nadie lo pinte, me voy a poner en la puerta con la brocha y le voy a romper la nuca al que pretenda pintar ese quinto cuarto.

A veces no hay necesidad de hacer piquete de huelga porque el gobierno hace de piquetero, declarando la huelga legal.

En ese sentido, y esto no es una cuestión de obreros solamente, hace poco esta dando un seminario en la Unión Industrial y un empresario me dijo, bueno pero si no se puede hacer huelga cómo se van a aumentar salarios. Eso quiere decir que no hay la menor idea de nada. O que los salarios dependen de la tasa de capitalización y no de las huelgas porque si no tendríamos que ser partidarios de hacer huelgas masivas todos los días para realmente ser millonarios. Ese no es el tema.

Una cosa es el derecho a no trabajar y otra cosa es la intimidación y la violencia que bloquea la necesaria movilidad, permeabilidad, y movimiento en la asignación de estos valiosos e imprescindibles recursos como es el factor trabajo.

En el caso argentino Alberdi, uno de los legisladores de la Constitución del 53, ahora no existe, está parcialmente incorporado en la Constitución del 94, hay 3 por lo menos tradiciones del derecho por eso no es lo mismo que la Constitución del 53, advertía sobre estas magias, sobre todo en momentos electorales de hacer más rica a la gente a través del decreto. Y el mejor y el más bueno es el que promete mas cosas.

Y esto que estoy diciendo ustedes podrán decir: qué lástima que las cosas sean así, es cierto, a lo mejor qué lástima que sean así, esta es la naturaleza de las cosas, tenemos que trabajarlo, los recursos son escasos, no inventamos a la naturaleza, por suerte, porque si la hubiéramos inventado tendríamos otra serie de problemas, de los ingenieros sociales y de sus inventos, generalmente terminan muy mal, por suerte no tenemos ninguna capacidad para dirigir los movimientos de los astros. Pero eso de Alberdi, y cierro con esto, muestra que hubo en el caso argentino una involución muy fuerte, de ser la admiración del mundo, antes de que nos volviéramos fascistas en los años 30, desde ese año 53 de la Constitución, hasta retrotraernos a lugares increíbles, pocos serios, ustedes habrán visto el problema de la traducción de lo que dijo Lula, pero no está muy alejado de la realidad, bueno y lo que han dicho otros presidentes también.

Pero quería cerrar con una reflexión de Tocqueville, el libro mas conocido de él es “La democracia de América”, pero yo me refiero al “Antiguo régimen y la Revolución Francesa” donde dice que muchas veces países que han tenido una gran prosperidad económica, un gran progreso moral, dan por sentado a ese progreso y ese es el momento fatal. Cuando dan por sentado esto se abandonan los espacios sobre todo las cátedras, los lugares en la educación, en las universidades, se dejan espacios que son ocupados por otros, otras corrientes de pensamiento y cuando viene el debate, cuando viene la confrontación no hay nada que contestar porque nadie ha estudiado ese tema y es arrolladora la involución.

Muchas gracias. 

Dr. Díaz

Muchas gracias Dr. Benegas Lynch.

El Dr. Benegas Lynch expresó su disponibilidad para contestar preguntas o puntualizaciones que se quisieran formular, así que el auditorio tiene la palabra.

Dr. Benegas Lynch

Yo tengo una especie de cassette del primer día de clase que yo digo: si no soy claro, interrúmpanme, si soy claro y no están de acuerdo discútanme, pero si creen que soy claro y están de acuerdo hagan de abogado del diablo. Porque es un ejercicio muy útil, y aparecen cosas que son fáciles, que son claras y cuando empieza el debate no eran tan claras, así que estén o no estén de acuerdo los invito a hacer el ejercicio de abogados del diablo.

Pregunta:

¿Cómo promover ese cambio político y cultural?

Respuesta:

Me parece una pregunta muy importante y clave, yo lo pondría de la siguiente manera.

En el mundo político, lo que esta buscando quien ejerce el poder y a veces lo expongo en una forma cruda es mantenerse en el poder, para mantenerse en el poder necesita del apoyo de la opinión publica.

Hay dos roles que son contrapuestos, uno es el político y otro es el intelectual, lo que no quiere decir que un intelectual no haga de político, pero hacer de político va a caer en la ley del político. ¿Qué es esto?

El político no puede decir lo que le da la gana tiene que decir lo que conjetura que va a digerir en alguna medida la opinión publica.

Vamos a poner el caso que usted deba decir algo con  una actitud radicalizada liberal o de la izquierda. Para el lenguaje hay un plafón de máxima y un plafón de mínima. Si el liberal se quiere pasar, en campaña, con su lenguaje más allá del punto de máxima que absorbe la opinión pública, empieza a perder votos. Si el que se radicaliza a la izquierda quiere extremar sus posiciones empieza a perder apoyo, tiene que mantenerse, dentro de este plafón, ahora la pregunta es, ¿de qué depende ese plafón? Ese plafón que sea más ancho o menos ancho, mas fino o más grueso, depende exclusivamente de la educación, de los ámbitos intelectuales, que van a influir sobre la opinión pública.

El campo es generalmente a partir de dos o tres considerados dementes que empiezan a expandir las cátedras con los libros, cuando llega a los comunicadores sociales ya esta casi para poder ejecutarse y es el momento cuando la gente dice “obvio”. Antes le decían que era un loco cuando recién comenzaban a estudiarse, pero así que es obvio cuando transcurrió todo ese proceso, y ese proceso no se puede acelerar mas de lo que son las circunstancias. La característica del político es tener que buscar conciliaciones y consensos, cosa que absolutamente impropia en el aula, si el profesor entra en una clase y hace un estudio de marketing o una encuesta a ver qué quieren oír los estudiantes, antes de comenzar su clase, está perdido como profesor, no pasa el semestre seguro, si es una casa de estudios razonable.

Sin embargo el político que no le interesa la encuesta, ni le interesa la opinión pública, y dice lo que le da la gana, está perdido como político.

Entonces son dos funciones que se complementan.

Yo personalmente creo que es muy higiénico y es muy importante hacer criticas al poder para mantenerlos en brete, al poder de turno.

Pero también tenemos que ser comprensivos a veces cargamos mucho las tintas contra el político sin comprender que es problema no es no es Pepe o Juan que está en la política, el problema somos nosotros que le estamos dándo apoyo o no le estamos dando apoyo.

Entonces en el caso argentino, por ejemplo, en los últimos tiempos, ha habido muchos chicos y muchas chicas que quieren hacer algo, y cuando quieren hacer algo lo que quieren es actuar en política, y yo con cierto éxito, no sé si en forma correcta o no, los he disuadido con este argumento: ustedes no pueden poner el carro delante de los caballos, no se puede pretender ejecutar una idea y después entender qué es esa idea, primero tenemos que tener la idea y después abrir el plafón para que algún político, sensato, en algún momento pueda tomar ese plafón.

Hoy día, lamentablemente, en gran medida las ideas liberales es lo mismo que hablar sueco.

Para dar un discurso en sueco lo primero es entender y saber que la audiencia entiende sueco, si la audiencia no entiende sueco es inútil hablar sueco.

Entonces, primero tenemos que dar algunas lecciones de sueco y una vez  que haya suficiente comprensión del sueco entonces se puede lanzar a la arena política a hablar sueco y sacar suficientes votos, si no, es inútil.

Entonces, esto de la transición que usted preguntaba, o mencionaba mejor dicho, me parece que es una cuestión clave, porque el pasar de la situación actual a una situación que a uno le gustaría, la rapidez o la lentitud va a depender de la opinión publica.

De la opinión pública va a depender como ese microcosmos que son las cátedras universitarias, qué esta pasando en el aula, de los colegios en adelante.

Ahí esta la clave porque ahí esta el futuro.

A la gente le gusta decir: pero no, esto es muy lento la cuestión de la educación. Yo sé que es muy lento, yo tengo ahora 64 años, y coincido que es un tema a muy largo plazo, cuanto antes empecemos mejor, la marcha más larga comienza con el primer paso. Tenemos que empezar lo antes posible.

Esa transición, a veces decimos, este gobierno va demasiado lento o este gobierno va para atrás, bueno es consecuencia de lo que pasa en la opinión publica.

Por eso es que se ha dicho y se ha hablado de la era de Marx, o la era en Engels, no  es porque el político haya leido a Engels sino que simplemente está flechado, empujado por la opinión pública y que a su vez está siendo arrastrada por esos intelectuales, para bien o para mal de una tradición de pensamiento a otra.

Por eso yo creo tanto en el tema educativo, y creo también en esto que hace la Academia Nacional de Economía. Lo celebro, este tipo de conversaciones, de debate de ideas, y también respecto del público, me parece que no deberíamos decir ¿por qué la gente no entiende lo que estamos diciendo?

Yo creo que tendemos a ser mucho más benévolos con nosotros mismos que con los demás, es mejor decir ¿por qué soy tan inepto para trasmitir esto?, y eso me va a calmar más los nervios y me va a hacer hacer mejor los deberes para la próxima vez dar una mejor charla.

Dr. Ramón Díaz

Muchas gracias nuevamente.