Reforma del Estado: áreas clave vetadas para sector privado

Esos son algunos de los conceptos que brindaron ayer sobre la reforma del Estado el flamante director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Enrique Rubio, y el subdirector Conrado Ramos, que visitaron la sede del Pit-Cnt, en el inicio de una ronda oficial de contactos. Los funcionarios afirmaron que la reforma del Estado será «monitoreada» por el presidente Tabaré Vázquez y que los sindicatos tendrán participación en su discusión.

Algunos sindicalistas hablaron de un «avance democrático» por la visita de Rubio y Ramos. Por la sede sindical ya habían pasado los ministros de Economía, Trabajo e Interior y el propio presidente. En cambio, el dirigente de COFE, Joselo López, dijo a El País que salió del encuentro -que duró dos horas- «con un millón de dudas». El centro de la transformación del sector público será la descentralización y participación ciudadana, anunció Rubio.

«Somos partidarios de que el corazón de las empresas públicas esté en manos de toda la sociedad y de fortalecer la inversión», afirmó Rubio. En ese sentido, los dirigentes del Pit-Cnt reivindicaron la necesidad de un Estado «que mantenga en sus manos todas las áreas estratégicas» y criticaron el hecho de que, con ámbitos de negociación instalados, la administración intentó crear una sociedad anónima bajo el derecho privado en el call center de Antel y también tiene previstas asociaciones en AFE y en la planta de portland de Ancap.

El polémico tema de la eliminación de la inamovilidad fue mencionado en la reunión. Los funcionarios dijeron que eso «no está en juego» pero sí se revisarán plazos y se dinamizarán las destituciones, relataron a El País fuentes sindicales.

SUELDOS. En cuanto a la reforma salarial, el Ejecutivo trabaja en la implementación del Sistema Integrado de Remuneraciones y Ocupación (SIRO), que buscará eliminar las iniquidades, aunque genera dudas en el Pit-Cnt. «Se pretende terminar con el caos que hay en la actualidad, donde hay 2.900 conceptos distintos por los cuales se pagan salarios en el Estado. En lugar de eso, habrá cinco conceptos», afirmó Rubio. Y al mismo tiempo, habrá una reestructura en los ministerios y un nuevo sistema donde los funcionarios podrán pasar sin problemas «de un lugar a otro si concursan y quieren ascender».

Delegados sindicales del sector público criticaron que el gobierno haya anunciado en el consejo superior que en el proyecto de ley de negociación colectiva se excluirá la discusión con los gremios de los planes estratégicos de las empresas, sus estructuras y las cuestiones disciplinarias. Rubio, en cambio, les aseguró que esos temas serán materia de negociación.