Reforma tributaria será debatida en el gabinete

Luego de que el jefe del equipo económico expusiera los lineamientos generales de la iniciativa, el canciller, Reinaldo Gargano, y la ministra de Desarrollo Social, demandaron una discusión previa de su contenido.

Astori había llevado un proyecto articulado y, según las fuentes, la idea inicial era que fuera firmado y remitido al Poder Legislativo.

En la reunión de gabinete, Astori expuso brevemente los lineamientos generales del articulado y subrayó las modificaciones realizadas sobre la idea original. En ese sentido destacó el tema de las deducciones, que permiten descontar los gastos en salud en beneficio de menores de edad. También se refirió al descuento de hasta 30% en cuanto a los ingresos de los profesionales.

Luego de su exposición, Gargano y Arismendi pidieron leer el texto del proyecto y la posibilidad de formular consideraciones, dijeron los informantes.

El presidente decidió que la iniciativa, de más de 100 páginas, fuera repartida en la tarde de ayer a los efectos de permitir el debate.

El análisis de la reforma, una de las principales que se ha propuesto el gobierno, comenzará en la reunión de ministros prevista para el lunes próximo. Ese encuentro será encabezado por el vicepresidente, Rodolfo Nin Novoa, debido a que Vázquez se encontrará en Chile, donde asistirá a la asunción de la presidenta, Michele Bachelet. En los principales sectores del Frente Amplio hay objeciones respecto a algunos aspectos de la reforma tributaria. Algunos grupos consideran que el mínimo imponible debería ser más alto y otros demandan mayores descuentos del pago del Impuesto a la Renta en lo relacionado a gastos en salud y educación.

Los informantes estimaron que el envío del proyecto al Parlamento dependerá de las discusiones entre los ministros.

REUNIÓN

En tanto, la agrupación parlamentaria del Frente Amplio se reunirá el miércoles 15 con Astori para analizar distintos detalles del proyecto, indicaron a Ultimas Noticias fuentes oficialistas. Los cambios introducidos por el ministro al proyecto de reforma tributaria fueron bien vistos por el oficialismo, pero rechazados en su mayoría por la oposición.

El texto presentado por Astori había sido muy cuestionado el año pasado por economistas, por la oposición e incluso por sectores del propio Frente Amplio.

En aquel momento se reclamaron modificaciones como deducciones al núcleo familiar y a la salud y la modificación de franjas, sobre todo al mínimo no imponible del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, que es de 7.410 pesos. Por ejemplo, la Vertiente Artiguista, a través del senador Enrique Rubio, propuso que la baja del IVA (prevista, en un principio, de 23% al 20%) sea más reducida y simultáneamente se amplíe la base de ingresos no imponible.

Además de la propuesta de Rubio, Víctor Vaillant (Espacio 609) propuso que el Impuesto a la Renta no grave solamente a las personas físicas sino que se calcule sobre núcleos familiares, para diferenciar entre aquellos que perciben los mismos ingresos pero tienen distinta cantidad de personas a su cargo.

“INSUFICIENTES”

Por su parte, los blancos consideran insuficientes los cambios hechos al texto de reforma tributaria. Washington Ribeiro, asesor económico del Partido Nacional, sostuvo en radio El Espectador que el articulado debería sufrir “fuertes modificaciones” en el Parlamento. “Siendo un impuesto a los ingresos, va a pagar más quien trabaja más.

No creo que sea un sistema que vaya hacia el camino de que paga más quien tiene más. No tiene en cuenta la capacidad contributiva de los individuos, ya que una persona que gana $ 20.000 y tiene una composición familiar de cuatro hijos, va a pagar prácticamente lo mismo que un soltero que gana igual”, precisó.