Reforma tributaria tiene un duro escollo: la Vertiente

Por otro lado, estas negociaciones internas entre los diferentes sectores del Frente Amplio han llevado a pensar a la oposición que la discusión en la Comisión de Hacienda de Diputados, donde se encuentra el proyecto, será un mero trámite, y que blancos y colorados no tendrán mucha incidencia.

Pero en la propia interna del Frente Amplio, la Vertiente Artiguista se ha desmarcado como el sector que ofrece mayores resistencias a apoyar la iniciativa tal cual fue enviada por el área económica al Parlamento.

El sector liderado por el ministro Mariano Arana plantea varias modificaciones. Incluso sus dirigentes dicen que, si no se hace lugar a algunas de ellas, no votan la reforma.


Punteo. El sector comparte conceptualmente la posición del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del PCU en cuanto a que el Impuesto a la Renta de las Personas Física (IRPF) debe gravar con el mismo criterio tanto al trabajo como al capital. En el proyecto se grava a ambas actividades con porcentajes diferentes. Sin embargo, la Vertiente cree que se trata de una aspiración teórica y que podría incluirse un artículo programático para establecer que la reforma gravará progresivamente igual a la renta que al capital.

El sector cree que al menos hay cinco aspectos que deben ser tenidos en cuenta en la reforma y que de su aceptación o no depende la posición final que adoptarán.

El diputado Eduardo Brenta reseñó los reclamos: crear una franja intermedia de tributación del IRPF para quienes perciban sueldos superiores a $ 20.000; mantenimiento de las exoneraciones al sistema cooperativo; agregar deducciones por gastos de salud de funcionarios públicos y jubilados; mantenimiento del Impuesto al Patrimonio, que se reducirá gradualmente entre 15 y 20 años; y evitar el impacto del IVA al transporte sobre el precio del boleto.

“La Vertiente Artiguista peleará para que la reforma sea dinámica. Le estamos dando la importancia que tiene, por lo cual queremos que se dé la máxima de que pague más quien más tiene”, señaló el legislador.

Por su parte, el diputado Héctor Tajam (MPP) dijo que “aún es muy prematuro” adelantar la posición de su sector, pero aclaró que el MPP se maneja en “un esquema flexible”.

Mientras tanto, el Partido Socialista (PS) ha propuesto evaluar la rebaja del IVA a 21% de la tasa básica, aumentar el mínimo no imponible de IRPF para pasivos y elevar la segunda franja de los trabajadores que tributan.

El PS tampoco se cierra a ninguna negociación para llegar a un consenso sobre la reforma.