República Afap teme “arrastre” por la desafiliación voluntaria

Luces amarillas se prendieron en las mesas directivas de las administradoras de fondos de ahorro previsional ante el anuncio realizado en Ultimas Noticias por el presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Ernesto Murro, en cuanto a impulsar un decreto que habilite la desafiliación voluntaria de los trabajadores del sistema de Afap.

La respuesta no se hizo esperar. Por ejemplo, desde República Afap se entiende que activar un mecanismo -por la vía del decreto presidencial- que habilite la desafiliación voluntaria de todos aquellos trabajadores que no estén de acuerdo con el régimen puede generar un «fenómeno arrastre», en virtud de la alta desinformación reinante en la población, que resultaría sumamente perjudicial para la continuidad del régimen.

El presidente del BPS, Ernesto Murro, dijo en la edición de ayer de Ultimas Noticias, que los directores políticos del organismo están de acuerdo en atender la opinión del Pit-Cnt, que apoya la desafiliación voluntaria del régimen y el tema está siendo estudiado por los integrantes de la Comisión Sectorial en Seguridad Social.

Los planteos de Murro causaron preocupación en República Afap. El vicepresidente de la administradora de fondos líder del mercado, Cr. Luis Costa, dijo que «la información reinante en la población es mala y tenemos miedo que (al habilitar la desafiliación) se produzca una fenómeno de arrastre», hecho que provocaría un fuerte impacto en las administradoras por las bajas que podrían registrarse. «Nos da la impresión que la decisión individual recae sobre el colectivo», dijo Costa y agregó: «Estamos convencidos que este sistema es bueno para Uruguay y para los trabajadores». El actual régimen supone ingresos jubilatorios mixtos, una parte aportada por el BPS y la otra por las Afap. «Si la persona abandona el sistema, obtendrá solo la jubilación del BPS. Además de tener una sola jubilación, el BPS es deficitario» y sus fondos los tiene que cubrir la sociedad.

En el hipotético caso que el Poder Ejecutivo habilite la desafiliación voluntaria, ¿qué pasaría con el dinero que han ahorrado los trabajadores en sus cuentas personales durante años?. Costa respondió a esta interrogante: «La plata iría al BPS, pero en forma innominada», con lo cual ese dinero podría tener cualquier destino, considerando el sistema solidario que rige en el BPS.

«La desinformación de la gente es el tema que más nos preocupa en República Afap y por eso hemos invertido mucho en ese aspecto». Por tal motivo, desde la administradora de fondos previsionales se entiende que hay que ser muy cuidadoso en el manejo de la información porque se podrían «generar problemas muy graves».

«Murro ha estado desde siempre en contra de las Afap y siempre le busca la parte negativa», dijo Costa al abordar los comentarios del presidente del BPS sobre la baja rentabilidad del régimen en los últimos meses medidos en UR. Para Costa no se pueden sacar conclusiones de rentabilidad en períodos cortos, sino que hay que mirar a lo largo del tiempo, más aún considerando que la persona debe trabajar 35 años para jubilarse.

«En el largo plazo todo tiende a equipararse. Esa rentabilidad negativa de ahora se compensa con períodos pasados de muy buenos dividendos», dijo, señalando que la rentabilidad histórica en UR es altamente positiva. A su vez, dijo que la rentabilidad actual medida en UI o en dólares también es positiva.