Retrocede inversión extranjera en América Latina

La publicación, que elabora cada año la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), señala que las entradas de inversiones descendieron de 84 mil millones de dólares en 2001 a 56 mil millones el año pasado.

Esta reducción se concentró fundamentalmente en el sector de los servicios.

Al respecto, el director general de la UNCTAD, Rubens Ricupero, sostuvo que la pérdida de dinamismo en América Latina afectó a la confianza de los inversionistas, a lo que se suma el hecho de que varios países de la región han concluido sus procesos de privatización.

Esto explica, agregó, que el ritmo de las inversiones de España y Portugal hayan disminuido notablemente.

Según el informe, otros factores que contribuyeron a la caída de las IED en América Latina fueron el clima internacional desfavorable, la contracción del Producto Interno Bruto, las devaluaciones y la incertidumbre política en algunos países de la región.

Según la UNCTAD, en 2003 las corrientes de IED en América Latina deberían mantenerse a niveles similares a los registrados el año pasado, a pesar de la mejora en el clima político y económico en la región.

Sin embargo, el estudio afirma que la multinacionales seguirán siendo atraídas por los recursos naturales de América Latina, «especialmente si se mantienen los altos precios del petróleo».

La inversión extranjera seguirá dirigiéndose al sector manufacturero de Brasil y «hay posibilidades de que se reanude en Argentina, ya que su economía empieza a recuperarse», añade.

Por otro lado, el informe destaca que entre las empresas trasnacionales latinoamericanas las mexicanas dominan en estos momentos.

En una lista de las 50 principales multinacionales de países en desarrollo elaborada por la UNCTAD figuran siete empresas de México.

En el tercer lugar de esa lista se sitúa la compañía mexicana Cemex y en el vigésimo primero la empresa de telecomunicaciones de ese mismo país América Móvil.

Petróleos de Venezuela figura en el quinto puesto y la firma Argentina del mismo sector Pérez Companc ocupa el vigésimo segundo lugar.

Por otro lado, el informe reseña que la reducción en la entrada de IED ha ocasionado que los gobiernos latinoamericanos insistan en políticas de inversión más selectivas que tengan vinculación con alguna estrategia general de desarrollo.

En ese sentido, destaca el caso de Costa Rica, que ha designado sectores y empresas claves en su política de desarrollo, mientras que Chile y México se plantean actualmente iniciativas en este sentido.

Una de las conclusiones para el caso de América Latina es que las privatizaciones han dejado de ser la fuente principal de IED.

Menciona, por ejemplo, que algunas tentativas en ese sentido han debido ser aplazadas o descartadas por falta de apoyo político en Ecuador, Perú y Paraguay.

El estudio afirma que los países latinoamericanos y del Caribe recurren cada vez más a los acuerdos de integración regionales y bilaterales para captar y sacar provecho de las inversiones.