Rige en varios bancos la rebaja en tasas de tarjetas

Numerosos bancos emisores de tarjetas de crédito ya hicieron efectiva la rebaja en las tasas de interés en pesos de las tarjetas que emiten, y en por lo menos dos instituciones se confirmó que se llevarán los intereses al 95%, de acuerdo con un relevamiento realizado por El País.

En Cofac, entidad que emite Cabal y Visa, existe la intención de procesar esta semana la rebaja a dos dígitos de los intereses, para que en los estados de cuenta que llegan a los clientes sobre fines de este mes ya se perciba la rebaja en las tasas, dijo a El País, Gerardo Grassi, gerente de Banca Persona de esta institución.

«Existe la voluntad de acompañar la propuesta del gobierno de bajar las tasas y de bajar ya esta semana. Se están haciendo los cálculos para determinar a cuánto llegará el abatimiento porque cada punto porcentual es importante», explicó.

La rebaja se aplicará tanto a las tarjetas Cabal como Visa. Cofac tiene emitidas alrededor de 60.000 tarjetas.

En Bankboston se llevará la tasa de interés del actual 125% a 95% una vez que se concrete la rebaja en la retención del IVA a los comerciantes que utilizan las Visa y Master Card que emite el banco, informó a El País el director de Banca Persona de este banco, Carlos Ham.

Se espera que la rebaja se pueda ofrecer «lo antes posible» para los 23.000 tarjeta habientes que trabajan actualmente con el banco.

Lo mismo hará BBVA con las 3.000 Visa y Master Card que han lanzado al mercado, cuyas tasas pasarán de 150% a dos dígitos, aunque el porcentaje exacto todavía no ha sido resuelto, informaron fuentes de este banco.

REBAJA VIGENTE. Las compras que se realicen con las tarjetas Visa o Master emitidas por Banco Santander ya tienen operativa la rebaja a alrededor de un 95% de las tasas.

Las tasas estaban previamente en 150% y en mayo ya habían sido reducidas, recordó el encargado de tarjetas de crédito en esta institución, Fernando Díaz.

Enrique Gonella, encargado de tarjetas de crédito en ABN-AMRO Bank dijo a El País que la decisión en cuanto al porcentaje de rebaja será adoptada hoy.

En Lloyd’s Bank, banco que emite tarjetas Master, se adoptará una decisión «rápidamente».

En Discount Bank ya se está aplicando una rebaja al 95% en el interés de las tarjetas de crédito Visa y Master Card, informó a El País el subgerente del banco, Jorge Pérez.

Por su parte, el Nuevo Banco Comercial ya tiene operativas a partir de esta semana una reducción al 94% de las tasas de interés de sus plásticos Cabal, Visa y Master.

El Banco República, que tiene los intereses más bajos del mercado, las redujo el jueves pasado de 84% a 75%.

El viernes el subsecretario de Economía y Finanzas, Max Sapolinski, anunció que los emisores privados de tarjetas bajarían sus tasas de interés a menos de dos dígitos, desde niveles que en algunos casos estaban en 150%.

APOYO. La Asociación de Bancos del Uruguay envió una carta al ministro Alejandro Atchugarry en la que le hizo saber que apoyaba la rebaja de tasas de interés.

La gremial está integrada por HSBC Bank, American Express Bank, Banco de la Nación Argentina, Banco Sudameris, Banco Surinvest, BBVA Bank y Lloyds TSB.

El gobierno, como contrapartida y para alentar la rebaja de tasas, decidió bajar del 6% al 4% la retención de IVA que aplicaba a los comercios que financian sus ventas con tarjetas. Con esta reducción, el gobierno cree que incentivará a los comercios que pudieran estar renuentes a la utilización de tarjetas, a financiar con plásticos las ventas que realizan.

Las tarjetas también accedieron a llevar del 10% al 7% el arancel máximo que cargan a los comercios que las utilizan. Los aranceles promedio estaban ahora ahora en 5% y variaban según el tipo de comercio. Las gremiales de comerciantes venían pidiendo su abatimiento.

El ministro Atchugarry pidió al Banco República, que realice un esfuerzo adicional para llevar las tasas al 60%.

Las tarjetas de crédito están reunidas en una cámara que conjunta a Visa, Master Card, Oca, Cabal y Credicarta. Esta gremial decidió acceder al pedido del gobierno de llevar las tasas a dos dígitos.