Rocha: gremio ocupó ayer otro local de la intendencia

Una batería de medidas de orden sindical y político deberá enfrentar en los próximos días la administración del intendente, Irineu Riet Correa. La ocupación de otro local municipal, un nuevo juicio político y su probable llamado a sala, son parte del agitado escenario de este departamento.

El sindicato recrudeció ayer las movilizaciones y en horas de la tarde, tras una asamblea, un grupo de funcionarios pasó a ocupar la Junta de La Paloma. Los sindicalistas no descartan que se decidan nuevas medidas.

En ámbitos gremiales se maneja la posibilidad de que se instrumente por parte de la regional este de la Federación Nacional de Municipales, una marcha hacia el departamento como forma de hacer sentir el respaldo.

El sindicato municipal denunció la presencia del edil José Luis Molina en domicilios de funcionarios cesados, con menos de tres años de antigüedad, intimándolos para que se presentaran a trabajar. Darío Figueredo, representante del Pit- Cnt, afirmó que ello «es un intento de dividir la fuerza trabajadora y la contestación que recibió en esos hogares, fue, ‘tú nada tienes que hacer acᒻ.

El mencionado curul es el solitario representante en el deliberativo local que mantiene su firme respaldo al intendente y, no pudo ser consultado por El País, al tener su celular conectado al correo de voz.

JUICIO POLiTICO. Por su lado, el edil colorado, Artigas Iroldi Noguera, anunció que planteará nuevamente su disposición a establecer un nuevo juicio político contra el intendente Riet Correa.

«Amparado en el artículo 19, inciso 10 de la ley orgánica municipal 9515, solicitaré una sesión extraordinaria de la junta departamental con la mayor brevedad, a los efectos de presentar juicio político», dijo.

La iniciativa tiene su origen en lo que entiende como violación a los artículos constitucionales 93 y 296, «ante compras directas, sin licitación, realizadas en la Junta de Castillos y en otras localidades del departamento.

INTERPELACION. Paralelamente, al cierre de esta información, se analizaba en la bancada del Partido Colorado la presentación de un llamado a sala. En cuatro oportunidades el Frente Amplio había mostrado su inquietud en este sentido, pero no habría tenido eco suficiente.

Aparentemente, estarían las once firmas para hacer operar el mecanismo de interpelación, surgiendo dos temas principales: cese masivo de funcionarios y no pago de salarios.

Por su parte, la departamental nacionalista se habrá de reunir hoy martes. Precisamente, el dirigente blanco, Humberto Alfaro dijo a El País que «el paro (de los funcionarios) no aporta nada» y «ha llegado la hora de que el partido asuma la responsabilidad y el intendente no sea un obstáculo».

«El partido, siempre hablando por el ámbito local lo apoya, la discrepancia radica en todo su equipo jerárquico», señaló.

Sobre la posibilidad de que se promueva un nuevo juicio político contra Riet, Alfaro estimó que será muy difícil, dado que el asunto presentado no reviste el peso que tenía la no-presentación de la Rendición de Cuentas municipal, que fue la acusación que se hizo contra el intendente.

«Lo que importa ahora es hacer propuestas serias para poder obtener financiamientos», añadió. En ese sentido, dijo que teniendo el respaldo de todo el Partido Nacional elevó una propuesta para que el Colegio de Abogados, designe a más de veinticinco profesionales para que salgan al combate de la morosidad.

«El colegio nos dio su aprobación y están dispuestos a brindar su generosa colaboración», afirmó el dirigente.

«Entre La Paloma y La Pedrera hay 61 millones de pesos de morosidad, cuando lo adeudado por créditos salariales alcanza los 85 millones de pesos y si tomamos en cuenta todo el departamento la cifra alcanza a los 220 millones de pesos», dijo Alfaro.

«Muy difícil»

Ayer, el intendente Irineu Riet Correa, volvió a hacer escuchar su voz. «Estamos tratando de garantizar el funcionamiento de todos los servicios de la comuna, cosa que viene ocurriendo a pesar de las ocupaciones», dijo a la prensa local.

Riet estimó como «muy difícil» que se puedan obtener recursos económicos del gobierno nacional pero aseguró que se intentan agilizar los mecanismos de recaudación con la finalidad prioritaria regularizar la situación de los créditos salariales adeudados».

Consultado sobre la obtención de fondos para entregar 800 pesos en forma genérica a los trabajadores, manifestó que surgía de la recaudación semanal. «Es altamente necesario bajar el voltaje de las declaraciones, si es que se quiere, arribar a buen fin», dijo.