Ronda logística en primera escala del presidente

Anoche, poco después de las 20.00 horas, Vázquez ingresó en el elegante hotel Renaissance de Bruselas seguido por los ministros Danilo Astori (Economía), Víctor Rossi (Transporte) y Reinaldo Gargano (Relaciones Exteriores). El cansancio se reflejaba en sus rostros. Después de un largo viaje que se inició el domingo al mediodía en Montevideo, el presidente y sus ministros regresaban de una presentación en Amberes centrada en las posibilidades logísticas del puerto capitalino.

En el gobierno había conformidad por la recepción del empresariado local y por el anuncio que realizó la compañía naviera Katoen Natie, principal accionista de la Terminal Cuenca del Plata, que opera la playa de contenedores en el puerto de Montevideo. A través del gobernador de la provincia de Flandes del Este, André Denys, la empresa ratificó sus inversiones y su deseo de expansión en Uruguay. «Tengo el honor de anunciar que Katoen Natie está preparada para iniciar conversaciones con su gobierno para una futura expansión de su terminal de contenedores», dijo Denys.. «El grupo está reservando más de 100 millones de dólares para ampliar su terminal y manipular 1.400 contenedores», agregó el alcalde.

La cifra incluye las obras que quedan por realizar en la ampliación del puerto, así como obras a cargo de Costa Oriental en lo relativo a «puertos secos» (lejos del muelle), según explicó a El País el gerente de logística para Sudamérica de Katoen Natie, Juan Opertti.

El contrato entre Katoen Natie y el gobierno fue renegociados a fines del año pasado ante demoras e incumplimientos de la empresa en los cronogramas previstos en la ampliación de la terminal. Cuando las obras estén concluidas (probablemente en marzo de 2009), la terminal contará con unas 28 hectáreas pavimentadas y 638 metros de frente de atraque, así como instalaciones eléctricas para 1.500 contenedores.

«Hoy es el día de mostrar que vemos con mucho interés el desarrollo de las inversiones de Katoen Natie y en particular los trabajos en marcha en la Terminal Cuenca del Plata», señaló el ministro Rossi. «Cuando insistimos en la necesidad de cumplir con los cronogramas porque las obras están atrasadas, es porque valoramos eso como un aporte al fortalecimiento de la autoridad portuaria en el país», dijo a El País el secretario de Estado, quien afirmó que hay voluntad del grupo belga «en invertir más, una vez que se termine con este proceso, que viene rezagado»

Rossi sobrevoló ayer en helicóptero el puerto de Amberes, con Astori. «Más allá de que las dimensiones son diferentes, Uruguay debe desarrollar su infraestructura. Ver desde el aire el puerto nos dio la idea de su dimensión. Demuestra todo lo que le podemos agregar al trabajo portuario», opinó.

RONDA. Además de los discursos, los empresarios uruguayos que acompañaron a Vázquez, una treintena en la que destacó un fuerte contingente de representantes de empresas logísticas, mantuvieron contactos con sus pares belgas en Amberes y lo mismo sucedió con el intendente de Salto Ramón Fonticcella y de Cerro Largo Ambrosio Barreiro, que participan de la delegación.

El encuentro se llevó a cabo en el castillo de Cortewalle, situado en la vecina Beveren (en la margen izquierda del río Escalda, donde se encuentra gran parte del puerto de Amberes). Entre los empresarios presentes, estaban dos representantes del directorio del Banco de Inversiones Europeas.

En su discurso, Vázquez recordó que «Uruguay es un centro logístico regional, ofrece un marco legal adecuado y está haciendo la mayor inversión de infraestructura portuaria de su historia». Y agregó: «Aquí no solamente hay pasado, sino también presente y un muy grato futuro».

El encuentro empresarial comenzó con una presentación de Rossi y Astori acerca del marco económico, legal y de negocios de Uruguay. Este último destacó la privilegiada situación geográfica de Uruguay y el importante mercado que representa el Mercosur. Recordó que «Montevideo es el único puerto abierto en el Atlántico» y la existencia de zonas francas, especialmente interesantes para posibles inversores.