Rusia se retira de la OTAN; para EE.UU. es ‘deplorable’.

«Hemos recibido una notificación de los rusos, por canales militares, diciendo que habían decidido suspender las operaciones militares de cooperación internacional entre Rusia y los países de la OTAN hasta nueva orden», declaró la portavoz, Carmen Romero, desde la sede de la Alianza en Bruselas.

La respuesta de Estados Unidos no se hizo esperar: tachó de «deplorable» la determinación de Moscú.

La Casa Blanca advirtió que no puede haber cooperación militar entre Rusia y la OTAN hasta que la crisis en Georgia haya sido «resuelta». Por su parte, la portavoz de la OTAN expresó que la Alianza tomaba «nota de la decisión rusa».

Tanto Estados Unidos como la OTAN expresaron que apoyan a Georgia en el conflicto que mantiene con Rusia por las dos regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia. Esto provocó el enojo de Moscú.

El embajador ruso ante la OTAN, Dimitri Ragozin, confirmó que su país ha «congelado» su cooperación militar con la Alianza. Además dijo que hoy abandonará Bruselas para efectuar consultas con sus superiores en Moscú.

«Creo que todas las decisiones de fondo sobre nuestra cooperación con la OTAN serán tomadas durante esas consultas», aseguró Ragozin.

El programa de cooperación entre Rusia y la OTAN contempla una serie de acciones comunes, no sólo ejércitos terrestres y navales, sino investigación y salvataje en mar, emergencia civil, colaboración logística, científica y académica, aseguró la portavoz de la Alianza. También la «lucha contra el terrorismo», acciones en caso de crisis, cooperación contra la proliferación de armas de destrucción masiva y control de armamentos.

En Texas, el portavoz del presidente George W. Bush expresó que «en las circunstancias actuales es difícil imaginar un compromiso de Estados Unidos en el frente de la cooperación con Moscú.

«Al menos hasta que la situación en Georgia se resuelva», agregó Gordon Johndroe.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, manifestó que Moscú no espera «cerrar las puertas» a su relación con la OTAN, pero el futuro de ese vínculo dependerá de las acciones que realice la Alianza Atlántica en el conflicto del Cáucaso.

«Todo depende de las prioridades de la OTAN, si prefieren apoyar el régimen (del presidente georgiano Mihail) Saakashvili o la relación con Rusia», expresó el canciller. Además, Lavrov consideró que la OTAN tiene «más necesidad» del apoyo ruso, sobre todo por la situación en Afganistán.

«El respaldo de Rusia, comprendida la operación en Afganistán, es más bien necesario para nuestros socios de la OTAN, tanto más porque allí se decide el futuro de la Alianza Atlántica», sostuvo Lavrov.

TROPAS. El canciller Lavrov sostuvo además que Rusia mantendría 500 soldados en la zona que circunda la república separatista de Osetia del Sur y serán creados mañana «ocho puestos de control en la zona de seguridad, adonde serán desplegados los militares asignados a la fuerza de paz».

Sobre el retiro de tropas, el comandante ruso en Georgia, general Vladimir Boldyrev, dijo ayer que no se llevará a cabo antes de diez días.

Estas declaraciones se contradicen con las del presidente Dimitri Medvedev, que había prometido para hoy el retiro total de tropas.