Salario Mínimo aumenta a $ 2.050 y los públicos tendrán un incremento del 3,5 %

El Salario Mínimo Nacional (SMN) será, a partir de mañana, de 2.050 pesos, 56,5% superior al actual, de 1.310 pesos. Más de 86.000 trabajadores cobran sueldos inferiores a dos salarios mínimos.

Según el Ministro de Economía y Finanzas, Isaac Alfie, el ajuste podría haber sido del 75% e incluso del 100%, pero el gobierno optó por un porcentaje menor «para que quienes están en las situaciones más débiles, como los jóvenes y los no calificados, no corran riesgo de perder su empleo o pasar al informalismo».

El Presidente de la República, Jorge Batlle, fue más allá y dijo que, efectivamente, procuró llevar el SMN a los 2.600 pesos, «pero creímos mejor ser prudentes y respetar a las próximas autoridades económicas, que, seguramente, cuando en el semestre que viene adviertan el crecimiento que se viene dando, podrán continuar ajustando estos valores».

Agregó que «adelantar ese incremento no estaba de acuerdo con la idea de manejarnos con prudencia durante la transición, de mudo de no molestar en los nuevos planes» del gobierno del Frente Amplio.


PARA LOS DE ABAJO
Los ingresos de los funcionaríos públicos se verán incrementados, en forma general, en 3,5%, con un piso de 250 pesos de aumento. Según el Ministro de Economía y Finanzas, con este ajuste «se logra que los 20.000 empleados peores pagos hayan alcanzado, en el último año, un aumento entre 22 y 27%, mientras los siguientes 100.000 se habrán beneficiado con un ajuste promedio del 15% y el resto, con un 8,5% más la reducción del Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP), que en estas franjas salariales aportan entre un 3 y un 14%».

El último aumento había sido dado por el Poder Ejecutivo en junio, y significó un 4,5% general con un piso de 400 pesos. «Desde ese entonces, la inflación fue del 2%, con lo que el salario real gozó también de un incremento», agregó Alfie.

El secretario de Estado narró que, al comentarle la idea del aumento a su sucesor, Danilo Astori, éste respondió que no se expresaría sobre el punto, «ante lo cual actuamos con la misma prudencia que lo hicimos durante todo el gobierno».

También aumentarán, mañana y por categorías, el salario mínimo del servicio doméstico y el rural. En este último caso, en forma general para los de mayores ingresos y con un piso para quienes se ubiquen por debajo del salario y medio de peón.

PARA TODOS
Según Alfíe, la suba que ya regirá mañana es «la manera que encontró el gobierno de redistribuir los recursos, sin descuidar el poder adquisitivo de la población».

Reconoció que los trabajadores del sector privado están «rezagados» respecto a sus pares del Estado en materia de incrementos salariales (2,1% el último año) y que, durante la crisis, fueron quienes más sufrieron a raíz de despidos y pagos reducidos por seguro de desempleo.

No obstante, cree que con el mantenimiento del valor de las tarifas de UTE, Antel y OSE, más la rebaja de los combustibles y algunas reducciones de impuestos (por ejemplo, adicional a los de Comisiones, Rentas Agropecuarias y Rentas de la Industria y el Comercio), todos los dependientes verán incrementado su poder adquisitivo.

«Iodo esto se logra gracias a la conducta fiscal del gobierno, que logró resistir a las presiones de gasto cuando aumentaron los ingresos (de) listado). La idea es poner el dinero en el bolsillo de la gente y no disponer discrecionalmente de él para pagar a unos mientras los demás siguen pagando», explico Alfie.

Además, «se cierra un ciclo que empezó con la eliminación del adicional al IRP, luego su cancelación total para quienes ganan de cero a tres salarios mínimos y a los 500.000 pasivos que perciben de cero a seis, y eliminación del Cofis a las tarifas públicas y a las llamadas internacionales».

PARAMÉTRICA NO PURA
Según Alfie, «de haberse aplicado la paramétrica pura, tendríamos que haber decretado ligeras reducciones de las tarifas públicas».

Sin embargo, «como no se trataba de un ajuste sustancial, consideramos que no era prudente concretarlo, en especial en UTE, donde aumentarán las necesidades de inversión». Otra variable que modificó su valor fue la Base de Contribución y Prestación, creada por ley el 20 de este mes y permite hacer el cálculo en forma independiente del salario mínimo.

Esta variable crecerá, desde mañana, un 4,02%, pasando a 1.363 pesos.