Salarios: el Estado paga con enorme desigualdad

SEBASTIAN CABRERA

Aunque todos pertenecen a la administración central, los más de 90.000 funcionarios que prestan servicios en Presidencia y en los ministerios cobran sueldos muy distintos. El espectro es amplio y va desde los 24.603 pesos de remuneración promedio en el Ministerio de Relaciones Exteriores para los que trabajan en nuestro país, a apenas 5.593 pesos en el de Salud Pública, según un informe sobre recursos humanos y remuneraciones de la administración central durante el año 2003, elaborado por el Comité Ejecutivo para la Reforma del Estado (Cepre).

A comienzos de su administración, el presidente Jorge Batlle dispuso la publicación en Internet de los salarios públicos, como forma de denunciar las desigualdades e injusticias existentes. Sin embargo, a pocos meses del final de su mandato, no ha tomado ninguna medida concreta para modificar la situación. Los candidatos a presidente tampoco han abordado el tema en la campaña electoral.

¿Hay funcionarios públicos de primer y segundo nivel? Esa es la interrogante que surge al comparar los sueldos que se pagan en los distintos ministerios y en Presidencia. Es que el Estado no parece tener una política clara en cuanto a remuneraciones: los funcionarios cobran de acuerdo al lugar donde trabajan.

No es casual que los tres ministerios con más funcionarios son los que pagan sueldos más bajos. El primer lugar lo ocupa el Ministerio de Defensa, con 33.600 empleados y 6.354 pesos de remuneración promedio. Luego, el Ministerio del Interior con 25.762 funcionarios y 6.766 pesos de sueldo promedio. Buena parte de la plantilla de ambos ministerios está integrada por militares y policías, que históricamente han tenido pobres remuneraciones.

El tercer ministerio en cuanto a cantidad de funcionarios es el de Salud Pública. Durante el año 2003, 14.055 funcionarios trabajaron allí con remuneración promedio de 5.593 pesos. Los enfermeros de los hospitales, que en general tienen sueldos inferiores a 5.000 pesos, bajan notoriamente el promedio con respecto al resto de los funcionarios del ministerio.

Justamente, el 80% de los empleados de la administración central se concentran en éstas tres carteras.

RELACIONES EXTERIORES. Se trata de un caso especial, ya que cerca de la mitad de sus funcionarios trabajan en las delegaciones uruguayas en el exterior.

Si sólo se toma en cuenta a las personas que trabajan en Uruguay, el promedio salarial del ministerio es de 24.603 pesos. Una cifra que de por sí es alta, y supera en 8.000 pesos al segundo ministerio que mejor paga: Economía y Finanzas, con 16.610 pesos de promedio.

Pero si se incluye a los funcionarios en el exterior, el promedio llega a 79.049 pesos. Es que la remuneración promedio del Ministerio de Relaciones Exteriores en el extranjero alcanza la friolera de 194.297 pesos.

CIFRAS. En total, durante el año 2003, 92.840 personas brindaron servicios al Estado, de acuerdo al informe del Cepre. De estos, el 84% corresponde a funcionarios presupuestados. Es decir, funcionarios inamovibles.

En tanto, más de 13.000 funcionarios trabajan para el Estado en calidad de «contratados», sin gozar de la inamovilidad. El Ministerio de Salud Pública es el que concentra más contratados (39%), seguido por el de Transporte.

Los becarios y pasantes alcanzan apenas el 1,7% en la administración central, pero su peso es relevante en los ministerios de Turismo (24,6%), Trabajo y Seguridad Social (12,7%), y Educación y Cultura (8,7%). Este último ministerio es el que posee más becarios y pasantes: 272, hasta diciembre de 2003. En términos generales sus remuneraciones promedian los $3.000, pero —por ejemplo—durante el año pasado el Estado contrató a 40 personas en carácter de «alta especialización». Debido a lo específico de su trabajo, sus sueldos son superiores al promedio.

Oscilan entre un mínimo de 22.900 pesos en el Ministerio de Industria, Energía y Minería y un máximo de casi 39.000 pesos en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. De hecho, Transporte es el ministerio con más contratos de alta especialización: 18, contra 17 de Economía y Finanzas.