Salarios: en forma tibia, crece el ritmo de acuerdos

Además, entre 30 y 40 mesas de negociación (de un total de 170), podrían culminar con éxito a la brevedad, según dijo a El País el director de Trabajo Julio Baráibar, luego de participar anoche en una nueva sesión del consejo superior tripartito, donde las delegaciones de empresarios y trabajadores definen los grandes lineamientos de la negociación.

Entre esta semana y la pasada, la Cámara de Comercio selló los acuerdos salariales de las empresas de seguridad «con respuesta», las suministradoras de personal, las administradoras de crédito, las empresas de investigación de mercado y las firmas de áreas verdes. Julio Guevara, delegado de la gremial, dijo a El País que existe pre acuerdo en «diez o doce mesas más» de un total de cincuenta en las que participa la cámara. «En algunos sectores los gremios no quieren resolver hasta que se decida el tema de la licencia sindical», advirtió Guevara.

Ese es el asunto que traba muchas negociaciones y ayer fue tratado nuevamente en el consejo superior. Las cámaras y el Pit-Cnt no han logrado ponerse de acuerdo entorno a los criterios básicos a aplicar en los consejos de salarios con respecto a cómo reglamentar las horas libres pagas para los dirigentes sindicales, una obligación impuesta por la nueva ley de fueros sindicales.

El Ejecutivo elaborará una «guía» a seguir y ayer propuso ubicar en 400 el tope máximo de horas a otorgar. Las empresas estaban dispuestas a dar hasta 100 horas y los gremios quieren 500 horas. Las dos partes coinciden en que debe haber media hora mensual libre por empleado en cada empresa con sindicato.

MOVIDO. En este marco, varios sindicatos llaman a movilizaciones y el Pit-Cnt podría definir el próximo martes un paro general de 24 horas. La federación de trabajadores de la bebida paralizó las actividades ayer y reclama aumentos mayores a los establecidos en la pauta del gobierno (ver aparte). Lo mismo sucede con la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra), cuya directiva diseñó un plan de movilizaciones para presionar a las empresas ante la falta de avances en las negociaciones de los consejos de salarios.

El plan incluye la ocupación de muchas empresas metalúrgicas durante 24 horas a fines de septiembre si antes no se llega a un acuerdo en la ronda salarial. Desde esta semana el sindicato ya realiza paros de tres horas por turno y por fábrica.

Los trabajadores de la industria láctea votarán el fin de semana un plan que incluirá trabajo a reglamento desde el lunes y paros semanales de tres horas, al tiempo que el sindicato de empleados de los colegios privados prepara un paro de 24 horas y el gremio de trabajadores del gas también diseña un plan de movilizaciones.